Published On: Lun, abr 7th, 2014

POLEMICO NUEVO INFORME SOBRE LAS PIEDRAS DE ICA

Share This
Tags

Publicado en EOC nº 75

1173826_594639467287363_2016847421_nEn EOC nº 71 nos hicimos eco, aunque él prefiera ignorarlo, de la meritoria iniciativa de Gabriel Gomis sobre el fenómeno OVNI. No resulta fácil encontrar nuevas iniciativas en el campo de las anomalías, y eso siempre nos parece elogiable… Ahora, por alusiones, hemos de hacernos eco de una iniciativa de Gomis, a través del programa El Sótano Sellado, en respuesta a las despectivas e incomprensibles críticas que él y sus colaboradores hacen a los trabajos de París, y otros, publicados en EOC y, presuntamente, al I Congreso Solidario de EOC, donde de nuevo tratamos el asunto Ica. Tras solicitar a Gomis el informe al que hacen alusión, y que amablemente nos remitió, lo sometimos al criterio de nuestros compañeros. 

Hace tan solo unos días, Daniel Valverde, director y presentador del programa “El Sótano Sellado”, avanzaba en las redes sociales su próxima emisión con expresiones como “El misterio de las Piedras de Ica a examen. Unas reveladoras conclusiones”, “Muy pronto… Una sorprendente conclusión basada en un análisis de laboratorio”, “Un análisis único e histórico”, “Ica2: Un misterio desvelado. Muy pronto…” o “Mientras otros arrojan sombras, nosotros tratamos de arrojar luz.” Desde luego, la cosa prometía. He aquí el enlace del programa para su descarga, cuya duración supera las 5 horas, así como su sinopsis completa: http://www.ivoox.com/ica-2-un-misterio-desvelado-audios-mp3_rf_2954047_1.htmlinforme ica

“Desde el mítico Hangar 101, un capítulo especial de El Sótano Sellado-3 en el que se divulgarán en primicia los resultados de un análisis de laboratorio geológico efectuado a siete ejemplares de “Piedras de Ica” remitidas desde Ocucaje (Perú) con unos reveladores resultados y unas sorprendentes conclusiones. El pormenorizado estudio estuvo dirigido por Gabriel Gomis Martín y contó con un equipo de geológos entre los que se encontraba el Gran Sabio de los Bosques, Artemio Cuenca. Recordamos las palabras del Gran Sabio acerca de este apasionante enigma y la conversación telefónica mantenida con Armando Uchuya, hijo del desaparecido Basilio Uchuya, uno de los buscadores que facilitó hace algunas décadas numerosas piedras al Dr. Cabrera Darquea”.

Las conclusiones del propio Valverde eran, literalmente, que “no hay duda: Los siete ejemplares de Piedras de Ica analizados NO son reproducciones modernas”. Ante semejantes afirmaciones y tamaño despliegue, nos pusimos en contacto con tres colaboradores de EOC como son Vicente París (al que se alude directa y despectivamente en el mentado programa), José Antonio Caravaca y Antonio Luís Moyano. Los tres, investigadores de campo que han indagado en el asunto sobre el terreno. A todos ellos les pasamos el enlace del programa, así como el informe original que gentilmente nos envió su responsable, Gabriel Gomis, cuyo resumen tenéis publicado aquí: http://diaphoros.webcindario.com/ica.pdf. Esto es lo que nos contaron…

TITIRITEROS, “CHULOS ESCACHARRADOS” Y PIEDRAS DE ICA

Realmente insufrible. Es un verdadero insulto hacia los oyentes de un programa como El Sótano Sellado el obligarles a aguantar cuatro largas horas de panegírico y autobombo antes de dignarse a empezar a hablar sobre el tema prometido. Y debo ser tajante: ni los geólogos son los únicos capacitados para hablar sobre las piedras de Ica, ni su investigación como profesionales ha sido, en este caso, impecable.

¿Qué tal si, por ejemplo, toman en consideración la opinión de profesionales como los arqueólogos, que son precisamente los que se dedican a estudiar civilizaciones antiguas? ¿O los químicos especializados en geocronología, que han realizado análisis impecables previamente? ¿Por qué un periodista no puede realizar dignamente su trabajo? Insinuar que los que han hecho investigaciones anteriormente son “titiriteros y chulos escacharrados que se columpian” (minuto 209:35 del programa), sólo muestra la catadura moral de quienes lo afirman, no la competencia de los aludidos.

Pero por encima de todo sorprende la metodología “científica” empleada para su evaluación. Nada de recoger muestras in situ. Nada de contrastar sus resultados con piedras fabricadas delante de ellos. No. Basta con sentarse cómodamente, y esperar que el “proveedor” se las mande por correo. ¡Manda huevos! ¡Y encima lo llaman investigación de campo!

Bien. Vamos a ser claros: Nadie va a cuestionar su análisis geológico (más bien petrológico) que dictamina que las piedras que sirven de base son dioritas que “pertenecen, como máximo, al Pleistoceno, es decir, que no sobrepasan los dos millones y medio de años de antigüedad”. Ni que, evidentemente, ello descarte que puedan haber sido grabadas hace 65 millones de años por una humanidad gliptolítica, tal y como el doctor Cabrera afirmaba. Hasta ahí estamos de acuerdo, y entra dentro del campo profesional de los que han realizado el informe.

Donde empezamos a estar en desacuerdo es en que un geólogo sea el especialista idóneo para determinar si ha habido o no fraude en los grabados que recubren la piedra. Y lo digo porque no sólo no está familiarizado con las técnicas de falsificación, sino que además, en este caso, no ha dispuesto de material falso con el que contrastar su estudio.

Y ¡ojo! No estoy afirmando que las piedras analizadas por ellos sean falsas. Estoy afirmando que, para saber si lo son o no, necesitan contrastar sus resultados con al menos una piedra no auténtica. Mientras no lo hagan, esos resultados no pueden ser en modo alguno definitivos. Pero hay más…

Qué poryacimiento qué me permito ser tan tajante? Muy sencillo: porque me he tomado la molestia de patear ese desierto lo suficiente como para reconocer de un simple vistazo la fotografía que publican en su informe. Dice textualmente el pie de foto “Cerro del que se extrajeron los ejemplares estudiados en el presente documento. Imágenes cortesía de Pablo (Armando) Uchuya”

¿Qué dónde “cae” tan recóndito y secreto emplazamiento? Pues al lado mismo del pueblo, donde pasan todos los vecinos para ir a los sembrados, que por cierto aparecen en el fondo de la foto. Hay hasta una sencilla carretera. Si allí hubiera piedras auténticas, todo Ocucaje lo sabría. La verdad es muy distinta: Allí sacan las piedras sin labrar para trabajarlas. Sólo ocasionalmente vuelven a enterrar algunas para llevar a curiosos a desenterrarlas delante de ellos. Yo he sido uno de esos curiosos. Y por si no se fían de mi palabra, observen una foto mía de hace años tomada a escasos metros de donde ha desenterrado Armando sus piedras. Si de verdad vienen de ahí las piedras analizadas, lagarto, lagarto…

Luego está, claro, lo de la lupa binocular. Seamos igualmente claros: cualquier laboratorio de un instituto de secundaria tiene por lo menos una. Yo mismo tengo la mía, y no considero que sea un instrumento tan sofisticado.

Ni siquiera es un instrumento imprescindible. Se pueden realizar microfotografías bastante aceptables con simples objetivos fotográficos invertidos. Es la técnica que utilicé en los años 90 para obtener las imágenes que se publicaron en la revista Año/Cero ¡Menos lobos! Ah, por cierto, en las mías aparecieron restos de lápices de colores. Imagino que, tras el escándalo, ahora serán más cuidadosos. Y, por supuesto: no, no soy geólogo. Pero hace mil años no había lápices infantiles que yo sepa. Vean una de las fotos:

En tercer lugar: no, no existe obsidiana en la zona. Pero sí buenas sierras para metal. Algo gastadas, pero muy prácticas. ¿Qué cómmicrofotografiasAñoCeroBNo las utilizan? Me extendería en el tema, pero no tengo mucho espacio. Prefiero mostrar unas fotos de las herramientas del propio Basilio Uchuya y de cómo las empleaba:

En la última imagen se ve como recubría la piedra con un barrillo para darle la pertinente “pátina”. ¿Tienen muestras para comparar y asegurarse de que no se trata del mismo material? ¿Conocen las técnicas de envejecimiento que emplean? ¿Las han repetido en el laboratorio? Miren: si se hubieran dado una vuelta por el Museo de Historia Natural de la  Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima, les hubieran podido mostrar fósiles de vaciados de cráneos de delfínidos que conservan en sus departamentos interiores, y que son iguales al ejemplar que guardaba Cabrera jurando que pertenecía a un dinosaurio. O si hubieran visto los fósiles del desierto, en especial los restos de una ballena fósil que existía antes de los destrozos del París-Dakar, hubieran adivinado que todo aquello fue un mar. No es un secreto que en Ica nunca ha habido dinosaurios. Hace tiempo que ya lo sabían los científicos locales…

instrumentos Ica BNAsí pues, descartadas las teorías sobre una humanidad que convivió con dinosaurios, la pregunta que sigue flotando en el aire es: ¿existen piedras auténticas? He de reconocer que me sorprendieron los análisis de termoluminiscencia efectuados sobre los carbonatos asociados a las piedras que Félix Arenas y María del Carmen Olázar encargaron en su día a la Universidad Autónoma de Madrid hace unos años. Arrojaban datos muy dispares: entre 61.000 y 99.000 años de antigüedad. O bien hubo una civilización que se estancó durante 38.000 años en la edad de piedra, o aquí pasa algo raro. Y ese algo raro puede muy bien ser que desde que los investigadores y aficionados empezamos a pedir a Basilio Uchuya y familia acompañarles a desenterrar piedras, ellos, que no tenían un pelo de tontos, comenzaran a “sembrarlas” previamente en lugares fácilmente reconocibles. Y me consta no sólo por mi experiencia, sino también porque un buen amigo se encontró con la sorpresa de que alguna de las piedras que aparecía ante sus ojos estaba previamente embetunada. Así que, que enterraban piedras, es un hecho. Ahora bien, ¿son todas un fraude?

Los mismos que venden piedras, están familiarizados con los objetos que aparecen en las tumbas. Muchos de ellos fueron contratados en su momento como peones en excavaciones “más o menos” arqueológicas. No tienen ningún problema en conseguir una muestra de tejido prehispánico y colocarlo junto a una piedra grabada cuando les interese hacerlo. Y me refiero naturalmente a las piedras que han aparecido enterradas. Si son muestras enviadas por correo, ya ni te cuento.

No preciso decir que el análisis de un tejido prehispánico auténtico, adherido o asociado a una piedra artesanal no implica necesariamente que la piedra sea auténtica.

En resumen: Me hubiera encantado, de verdad, que los geólogos del estudio hubieran encontrado la prueba de que existen piedras antiguas. Pero me temo que no lo han hecho. Tal vez si descalificaran algo menos e investigaran algo más, podrían obtener mejores resultados.

Y tal vez después de leer esto, le pidan a Armando que les envíe a vuelta de correo una piedra artesanal, para analizarla. He de decirles que eso tampoco vale. Si de verdad lo que desean es hacer una investigación de campo, deberán levantarse primero de su butaca, hacer las maletas y llenarse las botas de polvo, como tantos hemos hecho antes, para verla fabricar. Sólo así tendrán la certeza de que su análisis es válido. Las verdaderas investigaciones tienen, a veces, sus pequeñas exigencias. Pero el resultado merece la pena, se lo aseguro.

Vicente París

A VUELTAS CON LAS PIEDRAS DE ICA

A estas alturas de la historia, no se pueden obviar todas las evidencias que señalan que el asunto de las piedras de Ica es una enorme falsa.

Nada, repito, nada, de lo narrado en torno a las famosas piedras grabadas del Dr. Cabrera ha resistido un análisis profundo. Ni existe literatura ni documentos anteriores a la década de los sesenta que verifiquen la existencia de dichas rocas, ni los grabados arrojan una información desconocida para nuestra ciencia.

Ni siquiera la enorme cantidad de piedras aparecidas desde 1961 representan una tarea ímproba para unos pocos diestros artesanos del Ocucaje. Y por supuesto, ningún estamento científico ha autentificado ninguna de las rocas con “motivos” de la supuesta humanidad gliptolítica. Insistir en la realidad de las piedras de Ica es desconocer, por completo, toda la trama que ha rodeado a uno de los grandes fraudes del mundo del misterio.                                         

Jose Antonio Caravaca

PIEDRAS DE ICA:  EL  LEGADO DE “OTROS MUNDOS”…  QUE   ESTÁN  EN  ÉSTE 

El de las 1) En 1976 la revista esotérica L'Inconnu sembró dudas sobre las piedras de Icapiedras de Ica es uno de esos misterios cuya autenticidad se reivindica periódicamente ya sea, a través de las páginas de las revistas comerciales, de alguna “novedad” editorial que encuaderna refritos anacrónicos que restringen su bibliografía a los clásicos del “realismo fantástico”, o de programas de radio bienintencionados por sus artífices que se entusiasman con estos enigmas… pero que han sido cautivados por los “vendemisterios” que, hábilmente, se han encargado de escamotear todos aquellos datos relevantes para podar forjase libremente una opinión.

Lo que los “vendemisterios” no cuentan es que, cuando Juan José Benítez dio a conocer en España la “cultura gliptolítica” a través de su libro “Existió otra humanidad” (1975), el resto del mundo ya sabía que el origen de estas piedras estaba, no en avanzadas civilizaciones antediluvianas… sino en el taller improvisado de una choza de los alrededores de Ica, en Ocucaje. Porque si uno se toma la molestia de echar un somero vistazo a lo que se ha publicado sobre las piedras de Ica fuera de España, el diagnóstico invita, cuando menos, al escepticismo…2) En 1975 la prensa peruana publicó estas fotos de Basilio Uchucya

Tampoco es cierto, tal y como mantienen los vendedores de misterios, que la arqueología académica haya esquivado el enigma que, supuestamente, plantean las piedras de Ica. En su clásico “Arqueología sur del Perú” (1977) del historiador Alberto Rossel Castro, dedica un capítulo a los gliptolitos de Ica haciéndose eco de la confesión, escrita de puño y letra en enero de 1975, en el que el propio Basilio Uchuya se atribuía la autoría de los polémicos grabados.7

Por si todavía quedara alguna duda, en el documental “El caso de los antiguos astronautas” de la serie Nova producido por la BBC en 1978, y que el doctor Jiménez del Oso emitió en TVE para el público español, muestra al propio Basilio Uchuya grabando él mismo las polémicas piedras que sometía a un “proceso de envejecimiento” después de quemarlas cubriéndolas en excremento de burro.8

3) Antonio Luis Moyano con el hijo de Basilio UchuyaHoy por hoy, no hay ningún estudio riguroso, serio y no sesgado intencionadamente por sus autores, que demuestre la presunta autenticidad de una sola de las piedras de Ica. Y por si alguien todavía alberga alguna duda, hay una fórmula de investigación muy sencilla para resolver este misterio: viajar a Perú y trasladarse hasta la finca donde reside la familia donde reside la familia de Basilio Uchuya (ya desaparecido) en Ocucaje. Así lo hizo un servidor (que se confiesa un apasionado fetichista de las piedras de Ica) hace algunos años. Visité la choza de Basilio Uchuya y conversé con uno de sus hijos. Él me reconoció, sin ningún titubeo, que su familia había hecho todas las piedras de Ica que todavía algunos presentan como el legado de una avanzada civilización remota que convivió con los dinosaurios. Una civilización que solo existió en la maravillosa fantasía de un humilde campesino peruano…     

Antonio Luis Moyano

NOTAS

 El “realismo fantástico” es un género literario y pseudocientífico inaugurado con “El retorno de los brujos” (1960) que, como posteriormente haría “El Código Da Vinci” (2003), inyecta fantasía hilvanada con datos históricos.   

2 Cfr. Alexandre, P. (1974, 28 de diciembre). “Les pierres d’Ica: formidable ou “bidón”?”. Paris Match, nº 1335, pp. 58-61 y 70.

3 Robert Charroux dedica el primer capítulo al enigma de las piedras de Ica en su clásico “El enigma de los Andes” (1974).

4 Cfr. L., J. (1975, 26 de noviembre). “Préhistoire de brigands”. Le Canard Enchaine, nº 2874, pag. 4.

5 Cfr. Rochtain, A. (1976, enero). “Les pierres d’Ica: révolution ou supercherie?” L’Inconnu, nº 2, pp. 32-41.

6 Cfr. Adam, J. P. (1977, abril). “La supercherie de la ‘Bibliotheque des Andes’”. Science et Vie, nº 715, pp. 39-43.

7 Rossel Castro, A. (1977). “Algo bochornoso sobre gliptolitos de Ica”. Arqueología Sur del Perú. Lima: Universo, pp. 360-368.

8 El documental “El caso de los antiguos astronautas, 2ª parte” fue emitido en el programa del doctor Jiménez del Oso “La Puerta del Misterio” en la 2ª cadena el 24 de enero de 1982, a las 19:00h.

Puedes desgargarte gratis EOC nº 75 en: http://elojocritico.info/wp-content/uploads/2014/04/EOC75.pdf

 

Displaying 14 Comments
Have Your Say
  1. vactrac dice:

    ” POLEMICO NUEVO INFORME SOBRE LAS PIEDRAS DE ICA”

    Polémico porque tú no te lo crees, no por otra cosa. Dinos, ¿eres experto en geología?

    “La edad mínima también es imposible de precisar,
    pero teniendo en cuenta que en el interior de los sur-
    cos se aprecia una pátina de oxidación muy marcada,
    oculta inicialmente por el relleno de limos y recrista-
    lizaciones de calcita, puede asegurarse que los graba-
    dos no son actuales, sino que han sido necesarios al-
    gunos siglos para adquirir esa característica.”

    Supongo que ese párrafo los escépticos os los pasais por los cataplines. A no, perdona, que son “restos de lápiz” ¿verdad?

    Supongo que cualquiera con un teclado de ordenador puede echar pestes por internet y realizar un ataque ad hominem. Supongo que siempre teneis que intentar excusaros y huir hacia delante, “Realmente insufrible. Es un verdadero insulto hacia los oyentes de un programa como El Sótano Sellado el obligarles a aguantar cuatro largas horas de panegírico y autobombo antes de dignarse a empezar a hablar sobre el tema prometido”

    Esos son los valores típicos de la comunidad escéptica, el ataque ad hominem y la falta de respeto, mucho más frecuentemente que en el otro lado. Supongo que es la falta de argumentos.

    Nadie puede tomar en serio un blog escéptico. No importa cuantas horas investiguemos un tema ni cuantas interrogantes planteemos. Para vosotros todo es un fraude, la comunidad científica es “tajante” (aunque sólo cuando os dan la razón, ya que las pátinas de oxidación por lo visto no os han gustado mucho).

    “Si de verdad lo que desean es hacer una investigación de campo, deberán levantarse primero de su butaca, hacer las maletas y llenarse las botas de polvo, como tantos hemos hecho antes, para verla fabricar. Sólo así tendrán la certeza de que su análisis es válido”

    Pues mira, te propongo algo, falsifica una piedra de ica y llévala al mismo laboratorio, usa un lapiz en los surcos. levántate de tu butaca y demuestra que eres capaz de engañar a tal geólogo. Hipócrita. Debe haber doble estandar majo, Aplícate el cuento.

    • Marcos dice:

      Vactrac, que pena que tu interés en que esto sea verdad te haga ciego a la realidad, una persona con un criterio amplio y abierto a otras realidades debe también, abrirse a que muchos farsantes se aprovechen de la ingenuidad para sus propios intereses. Nosotros los que pensamos que posiblemente hubo antiguas y grandes civilizaciones que quizás hayan tenido tenido incluso contacto extraterrestre, no debemos caer en el dogmatismo de creer todo lo que nos cuentan. Este caso de las piedras de Ica está más que demostrado que es una farsa y que se mantuvo por años, simplemente porque estas artesanías se vendían bien.

      • carlos dice:

        Yo he estado en Ica intentando comprar piedras y me he ido de allí sin ninguna piedra. me han ofrecido piedras pintadas de mala calidad pero nada que se parezca a lo que se exhibe en el museo del Dr.Cabrera. Los lugareños a las del museo las llaman “autenticas” y dicen no poder conseguirlas. En Perú con dinero te consiguen lo que quieras, hasta cosas ilegales. Pregunto, si son tan faciles de hacer y totalmente legal venderlas… Como es posible que no las vendan en Ica a los extrangeros que las pagamos?. Curioso. Yo he estado allí y creo fielmente que son autenticas

  2. YURY ALAN dice:

    tio.. no haY QUE SER ESCÉPTICO, SOY PERUANO Y TE PUEDO ASEGURAR QUE SON FALSAS LAMENTABLEMENTE, SIENTO VERGUENZA POR LA COMUNIDAD DE CREYENTES ENGAÑADA, PERO DA RABIA LO DEL SEÑOR CABRERA…

  3. Marcos dice:

    Que lástima que todo haya sido una farsa, con el único objetivo de ganar dinero para sobrevivir. Lo lamentable es que el Dr. Cabrera, no se haya dado cuenta a tiempo del engaño…

  4. Carlos dice:

    Son autenticas, hay pruebas de laboratorio que lo demuestran. Además el hecho de que no las vendan en toda Ica lo demuestra. Con la pobreza que hay allí, si se pudieran hacer tan fácilmente como dicen, estarían los mercadillos llenos de piedras y como las del museo no hay ninguna en toda Ica. Además los lugareños las llaman autenticas y ninguno fue capaz de conseguirme una. Son autenticas

    • ruben dice:

      Si estás tan seguro que son auténticas, danos argumentos que así lo demuestren. ¿dónde están las pruebas? ¿dónde están los certificados de esos laboratorios que mencionas? … no los tienes, porque todo es una gran farsa, además de lo absurdo de la teoría de que puedan haber convivido humanos y dinosaurios… toda la historia del planeta está en contra de esa teoría… pero los ignorantes aman estas historias fantásticas de mundos perdidos y antiguos astronautas…

  5. Benjamin parra dice:

    Una duda señores. Se habla de más de 50,000 piedras encontradas. ¿Cuál sería el tiempo para la producción de una piedra en condiciones de ser considerada comó “auténtica” y que cantidad de mano de obra se requiere? Es factible dicha fabricación por las mismas personas a las que se les adjudica el fraude?.
    Por otro lado es de todos conocido que cuando algo no encaja con la historia oficial, simplemente se descarta. Actualmente la ciencia se ha convertido en una religión muy lucrativa, como en todo hay que excluir a los verdaderos científicos, aquellos de moral sólida que por lo consiguiente tienen ética.

  6. Gabriel dice:

    Es cierto que las piedras al seccionarse pueden volver a unirse o pegarse aplicando solo agua?? Lo se de un investigador Español de reputación

  7. Morris dice:

    Hola es la tercera vez que visito esta website y me he decido a comentar.
    fascina este blog. Que ¿themeutiliza? me gustaria poder usarlo para mi sitio pero no lo
    encuentros. ¿Es algún CMS como WordPress ?

    Si no molesta, no veo ningún marcador social como twitter creo que deberiais
    tener alguno. Yo tengo Pinterest dado que es facil de utilizar

  8. HOLA AMIGOS: ESTOY SEGURO QUE TÚ EXISTES…. LA TIERRA EXISTE… ENTONCES ESTOY SEGURO QUE ESAS MAS DE 50,000 PIEDRAS DE ICA SI EXISTEN.. ES IMPOSIBLE HACERLO EN FORMA MANUAL.. LA CIENCIA NO ENGAÑA… LOS ANALISIS CIENTIFICOS DE DICHAS PIEDRAS SON CONTUNDENTES… ALGUNAS, QUIZAS MUCHAS SI SON FALSAS PERO ESAS MAS DE 50,000 PIEDRAS SI SON VERDADERAS NO LO DIGO YO ES UNA CONCLUSION CIENTIFICA…. GRACIAS…. PEDRO A. VILCA A.

  9. […] par de textos: aquí se aclara por qué son falsas estas piedras. Y aquí se reitera su falsedad, aportando más pruebas, dado que estos charlatanes (también conocidos como magufos, entre algunos colectivos) no paran de […]

Dejar un comentario

XHTML: Tu puedes usar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>