Published On: Vie, nov 8th, 2013

CARLOS CASTANEDA Y EL MITO DEL CHAMANISMO DE DON JUAN MATUS

Share This
Tags

Publicado en EOC nº 72

castameda¿Quién era el tal Carlos Castaneda? Posiblemente a muchos de vosotros os suene el nombre, otros incluso lo identificaréis como uno de los místicos chamánicos más importantes del siglo XX. Sus seguidores se cuentan a miles. Buena muestra de esto son las escalofriantes cifras de venta de sus libros. Pero insisto, ¿quién era realmente Carlos Castaneda? 

La leyenda:

Según él mismo, nació en Sao Paolo, Brasil, el 25 de diciembre de 1935, hijo de un profesor de literatura. Cuando tenía seis o siete años su madre murió y se trasladó a la granja de pollos de sus abuelos. Su tío era Oswaldo Aranha, el Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas y el embajador de los Estados Unidos en Brasil. Carlos hablaba italiano y portugués desde muy joven. Estudió en un internado en Buenos Aires y en 1951 fue mandado a los Estados Unidos donde se graduó en el Hollywood High School. Estudió escultura en Italia y luego sirvió en el Ejercito de los Estados Unidos en España. En el verano de 1960, cuando estudiaba antropología en la Universidad de California (UCLA), hizo varios viajes al Desierto de Sonora para recoger información sobre las plantas medicinales que los indios de allí empleaban. En 1968 publicó un libro, The Teachings of Don Juan: A Yaqui Way of Knowledge, en el que describió sus años de aprendizaje en la religión de los Indios Yaqui, y sus experiencias con las drogas alucinógenas que un chamán Yaqui, Don Juan Matos, le proporcionó. Don Juan le enseñó las artes mágicas que luego formarían la base de sus enseñanzas.  

Los hechos:

Según los registros de inmigración, el nombre verdadero de Carlos Castaneda era Carlos Arana, pero nos referiremos a él con su tan conocido pseudónimo para evitar confusiones. Nació en Perú en 1925, hijo de un orfebre. Fue educado en la ciudad Andina de Cajamarca, donde hablaba español. No era familiar de Oswaldo Aranha.

En su juventud, Casteneda era conocido por su afición al juego y por las historias fantasiosas que contaba. En 1948, a los 22 años, acabó sus estudios en Lima y entró en un colegio de arte. Su madre murió en 1950, él se casó en 1951, y luego abandonó a su mujer, que estaba embarazada, para trasladarse a los Estados Unidos. Estudió escritura creativa en 1956 en Los Angeles City College y se casó de nuevo en 1960, sin previamente haberse divorciado de su primera mujer. Vivió con su segunda mujer durante sólo seis meses. Comenzó  a estudiar en el UCLA en 1959, y en 1962 el departamento de Antro-pología le proporcionó el dinero que necesita-ba para llevar a cabo sus investigaciones de campo.

Los libros de Casteneda afirman contener las enseñanzas de Don Juan, transcritas palabra por palabra. Los textos son demasiado largos para haberse escrito así, sin la ayuda de grabaciones u otras técnicas, pero éste no es el único acto milagroso que realizó, según sus obras. Por ejemplo, leemos cómo cazó a dos lagartos y, usando la fibra de un cactus y la espina de la fruta de un cactus para coser, cerró los ojos de uno de los ellos, y la boca del otro, sin hacerles el más mínimo daño. También describe cómo pudo hacer funcionar un coche sólo con el poder de su espíritu, cómo convirtió el cristal en polvo por medios mágicos, cómo vio colores en la oscuridad, leyó la mente de un perro…

Más aventurascastaneda

En el segundo libro, A Separate Reality (1971), Castaneda describe cómo se había reunido con Don Juan en 1968, el año de la publicación de la primera obra. Durante este libro Castaneda profundiza más en el tema de las drogas y sus experiencias incluyen un encuentro con un mosquito gigante y la visión de la cara de Don Juan transformada en una bola de luz, mientras Castaneda es elegido como el aprendiz del chamán.

Se acuerda de repente de que tiene muchos escritos más de los que se había olvidado, y estos le sirven para escribir el tercer libro, Journey to Ixtlan (1973). Basándose en una serie de notas de campo que había tomado durante su primer viaje, Castaneda proporciona muchos detalles más sobre Don Juan y las drogas alucinógenas. Sin embargo, el hallazgo de estos apuntes “olvidados” parece demasiado conveniente incluso para muchos de sus fieles seguidores, y es a partir de este momento cuando los lectores de Castaneda empiezan a dudar de su sinceridad.

El cuarto libro de la serie, Tales of Power (1974), debía haber sido el último libro que Castaneda escribiera sobre Don Juan. Por fin Castaneda completa su viaje al mundo de la magia y el chamanismo. La historia cubre sólo unos pocos días de 1971 y describe una teoría filosófica del universo, ilustrada por varias experiencias mágicas (incluyendo una ardilla con gafas que se hincha). Pero, sin embargo, hubo una quinta parte, The Second Ring of Power. En esta obra, Castaneda vuelve a México en busca de Don Juan. En su lugar encuentra una de sus discípulas, una bruja llamada Madame Solitude. La última vez que se encontró con ella, ella era gorda y fea y tenía más de cincuenta años. Ahora era una joven, delgada y llena de vitalidad, que le invitó a hacer el amor. De repente un doble de sí mismo sale del cráneo de Castaneda y golpea a la bruja en la cabeza. Entonces aparecen cuatro brujas más que le atacan, y pronto Castaneda se encuentra entre otros seres mágicos. Por supuesto, después hubo un sexto libro, The Eagle’s Gift, y un séptimo… Castaneda escribía libro tras libro, vendiendo millones de ediciones de cada obra.

Castaneda y los antropólogos

El primer libro de Castaneda fue publicado por la University of California Press en 1968 con el comentario de que su contenido era una “revelación” sin igual. Las publicaciones de la UCLA tenían cierto prestigio y no resulta extraño que, al principio, tantos expertos se mostraron muy poco escépticos acerca de la obra. Entre los victimas del engaño se contaba el director del departamento de Castaneda en la UCLA, el Profesor Goldschmidt. Este catedrático también era el antropólogo más importante en el comité editorial de la University of California Press, y la introducción que escribiera para el primer libro de Castaneda fue la razón por la que se tomó el proyecto en serio. Parece increíble que los expertos tardaran tanto tiempo en descubrir el fraude, considerando todos los hechos e inconsistencias.

Nadie jamás vio a Don Juan (supuestamente un descendiente de los toltecas). No había fotos ni grabaciones ni testigos. Castaneda decía que estuvo en la región durante un total de nueve años con un indio Yaqui, pero al volver era evidente que no había aprendido nada sobre la fauna y flora del desierto ni una sola palabra en el idioma yaqui para nombrarlas. Tampoco  sabía nada de su cultura y creencias. En sus libros Castaneda habla de subir árboles que no se pueden escalar y acechar a animales que no se pueden acechar. Andaba durante horas con un calor de 100 grados o más, y decía que le gustaba sentir las cálidas lluvias de invierno en un desierto donde las lluvias invernales siempre son terriblemente frías. Nunca pudo mostrar ninguna de las drogas alucinógenas que decía haber usado (setas psilocibias), y que en realidad no crecían en esa región. Y, peor aún, se negaba a dejar que otros antropólogos leyesen sus apuntes de campo.

A pesar de las contradicciones y las experiencias aparentemente imposibles que Castaneda describía, la UCLA publicó varios de sus obras referentes a las enseñanzas de Don Juan. El Departamento de Antropología le dio un doctorado en 1973 por su tercer libro, y dicho libro le convirtió en millonario. Carlos+Castaneda

En 1976 un profesor de psicología llamado Richard de Mille investigó a Castaneda a fondo y publicó Castaneda’s Journey: The Power and the Allegory, un análisis escéptico de las obras de Carlos Castaneda. Continuó buscando y en 1980 publicó The Don Juan Papers. En ambos libros mostró docenas de inconsistencias cronológicas y de otros tipos. Para citar un ejemplo mencionaremos que en uno de sus libros, Castaneda deja su coche y anda durante dos días para llegar a la chabola del mago Don Genaro, pero cuando vuelven a salir montan directamente en el coche, que está aparcado muy cerca. ¡Un verdadero coche fantástico!

La teoría de De Mille es que un grupo reducido de culturólogos disidentes convencieron al comité de que publicara la obra de Castaneda como una broma. Antiguamente, según Castaneda, el uso de las drogas indicaba que una civilización era muy avanzada, y por esta razón la sociedad de los 60 encontró el personaje de Don Juan muy atractivo. Rápidamente, el autor de la obra se convirtió en un símbolo para la cultura idealista de los jóvenes y los hippies, quienes defendían las drogas como una forma de escaparse de las crudas realidades del siglo XX.[i]

La vida secreta de Carlos Castaneda

Durante 30 años Castaneda se negó a aparecer en público y hacer entrevistas. Don Juan le había enseñado que “El arte del cazador es ser inaccesible,” y parece que el escritor se lo tomó en serio. Murió de cáncer de hígado en Los Ángeles en abril de 1998, a los 72 años, pero sus familiares y seguidores tardaron 2 meses en anunciar su muerte. No hubo funeral, y sus cenizas se esparcieron sobre el desierto de México. No se fue con el silencio enigmático de un mago, sino entre denuncias legales contra mucha gente que quería explotar la leyenda que él había creado, incluso contra su ex-mujer Margaret, de 73 años, quien había escrito un libro titulado A Magical Journey with Carlos Castaneda (1996).

El libro de Margaret Runyan Castaneda es muy interesante porque menciona que, antes de sus viajes a México, su marido había leído mucho sobre las drogas alucinógenas que empleaban los indios.

Era un aficionado a los libros que trataban temas como el misticismo y el ocultismo y a las obras de Aldous Huxley. El libro recoge una supuesta conversación que Castaneda había mantenido con un grupo de amigos en 1959 durante una cena. El grupo empezó a hablar de cómo parecía que los libros sagrados fueron escritos por los discípulos en lugar de por los maestros en sí, lo que “pareció haberle impresionado mucho,” comentó su mujer.

En su libro Flashbacks, el conocido científico y escritor norteamericano Timothy Leary habla del periodo que pasó en México en un hotel remoto llamado ‘La Catalina,’ donde continuó con su proyecto de investigación del LSD, buscando asistentes que le ayudaran a descubrir los límites de la droga. Dice que unos años antes de que el primer libro sobre Don Juan se publicara,2 Carlos Castaneda intentó entrar en el grupo. Leary le rechazó, sospechando que el joven hispano tenía otros planes, pero Castaneda insistió. Interesantemente, Castaneda no decía llamarse como tal sino que se presentó a él como un periodista peruano llamado Arana. Al día siguiente un empleado del hotel, Raphael, le contó a Leary que su tía, una curandera, había recibido una visita de “Arana,” que ahora decía que era un profesor de una universidad de California. El “profesor” decía que era un “guerrero del alma” y que necesitaba la ayuda de la curandera para combatir a un americano malvado que había robado la magia de los indios. La mujer se dio cuenta de a quién se refería –Leary– y respondió que ella creía que el americano no era un hombre malo y que no le ayudaría. Curiosamente, ‘Catalina’ es una de las protagonistas de su primer libro sobre don Juan.3 Y como hemos señalado al principio, Arana era el nombre paterno de Carlos Castaneda.

El último baile del chamán tensegrity-volume-three

Según decía Castaneda, Don Juan murió en 1973. Esto no impidió que siguiera escribiendo obras sobre sus antiguas conversaciones con él. Los libros cada vez hacían menos referencias a hechos antropológicos y más a los temas esotéricos de moda: la fenomenología, el misticismo oriental, etcétera. Con la muerte de Don Juan, Castaneda se convirtió en el nuevo líder espiritual de los chamanes. 4

En 1993 empezó a hacer entrevistas públicas para vender una nueva técnica chamánica: un sistema de movimientos mágicos que él llamaba “pases mágicos,” o “tensegrity.” Según él, la tradición se había pasado de chamán a chamán durante 27 generaciones, y la realización de los movimientos abrían la mente, la conciencia, las percepciones. Mientras que sus discípulos se preguntaban por qué el maestro no había mencionado estos extraños bailes antes, y por qué estaba rompiendo con décadas de tradición para presentarse al público y a la prensa, los antropólogos se reían. No existía tradición alguna sobre movimientos mágicos entre los indios prehispánicos, y estos pases se parecían mucho más a los de otras disciplinas…especialmente del Kung Fu y del Tai Chi. Los periodistas no tardaron mucho tiempo en averiguar que, efectivamente, Castaneda había recibido clases de Kung Fu en Santa Monica, un suburbio de Los Angeles, durante muchos años. Su profesor, Howard Lee, confirmó que Castaneda acudió a sus clases entre 1974 y 1989.

Los cursillos de tensegrity que Castaneda dio no eran baratos (costaban entre 200 dólares y 1000 dólares) pero atraían a cientos de alumnos que también compraban los videos y las camisetas que la empresa de Castaneda vendía en grandes cantidades. Las prendas llevaban las palabras “La magia está en el movimiento.”

Es sorprendente que aunque se ha demostrado cuán fraudulenta es la “vida y obra” de Carlos Castaneda, sus seguidores se siguen contando a millones hoy en día, y sus libros se encuentran fácilmente en las librerías de todo el mundo.

Chris Aubeck 

NOTAS:

 Existe otra teoría más generosa. El antropólogo Jay Courtney Fikes sugiere, en su libro Carlos Castaneda, Academic Opportunism and the Psychedelic Sixties (1993), que don Juan era un pseudónimo que enmascaraba dos o tres individuos reales entre los indios, incluyendo una respetada curandera  Mazatec llamado Maria Sabina, que había colaborado con el antropólogo Gordon Wasson durante su estudio de las setas sicodélicas en los años cincuenta. En todo caso, Fikes reconoce que las obras de Castaneda son de ficción incluso si fueron inspiradas en las enseñanzas de chamanes reales.

2Margaret Runyan Castaneda cree que su ex-marido había elegido el nombre de su maestro ficticio por Mateus el vino portugués que solían beber en casa.

3 “The Trickster of Truths” Adam Gorightly THE AGE -News Special- Saturday 7 November 1998

4 Castaneda decía que era célibe debido a los costumbres de los chamanes. Sin embargo, un abogado de Los Angeles llamado Richard Jennings, un ex-discípulo de Castaneda, ha acumulado pruebas de que era un polígamo y tenía un harem de iniciadas. “One Man’s Guru Is Another Man’s Fraud, or Worse,” Sandy McIntosh, Newsday Sunday, October 21, 2001 Long Island, NY.

 

Puedes descargarte EOC nº 72 en: http://www.dimensionlimite.com/eoc/EOC_72.pdf

 

Displaying 8 Comments
Have Your Say
  1. Alfonso dice:

    El reportaje de Carlos Castaneda es el resumen de lo que ha sido la Brujería, desde sus orígenes hasta la actualidad, en la zona del mundo donde mayor y más efectivo, con diferencia, ha sido su desarrollo. Es asombroso e
    increíble, pero muy real.

    Carlos Castaneda escribió 12 libros. Los cuatro primeros,

    1-Las enseñanzas de don Juan.
    2-Una realidad aparte.
    3-El viaje a Ixtlán.
    4-Relatos de poder.

    son las enseñanzas para el lado derecho, el tonal. Se trata aquí de mostrar al tonal que su orden no es lo único que existe en el Universo, además de enseñarle impecabilidad.

    Los dos siguientes,

    -El segundo anillo de poder.
    -El don del Águila.

    son libros de transición en los que trata de sus relaciones con las personas del grupo del nuevo nagual, el suyo, y del grupo del antiguo nagual, don Juan. El primero resulta pesado y poco productivo, pero el segundo, de la mitad en adelante, es divertidísimo y muy instructivo.
    Los siguientes tres libros,

    5-El fuego interno.
    6-El conocimiento silencioso.
    7-El arte de ensoñar.

    son las enseñanzas para el lado izquierdo, el nagual. Se trata de transmitir al aprendiz una idea del mundo acertada que le permita aprender a vivir en el caos. Estas enseñanzas se llevan a cabo en la conciencia acrecentada, que consiste en tener el punto de encaje ligeramente desplazado y móvil, tal como produce el cánnabis. Lo curioso de este estado es que no se recuerda cuando termina. Así, Carlos Castaneda tiene que hacer una tarea de rescate, de recordar lo que aconteció en la conciencia
    acrecentada, para escribir estos libros.

    Por último está el libro,

    8-El lado activo del infinito.

    que es una reconsideración de todo el viaje, una recapitula
    ción muy interesante y que aporta mucho nuevo. A destacar las relaciones de Carlos con el mundo cotidiano, el darse cuenta del desatino reinante en el Samsara.

    Los libros

    -La rueda del tiempo.
    -Tensigridad.

    son la aportación personal de Carlos y no valen nada. El primero es una recopilación de frases curiosas dichas por don Juan, pero están sacadas de contexto y ni si quiera son
    citas exactas, sino mal recordadas. Y el segundo es el intento de Carlos por crear una disciplina a partir de su
    conocimiento para ganar mucho dinero, que acabó en desastre.

    Hacer notar aquí que Carlos Castaneda fracasó en su intento de llegar a ser un nagual, y su aportación al fenómeno fue, como don Juan le anunció, la de cerrar el segundo ciclo de la Brujería con broche de oro, de manera que pudiese surgir el tercero, cosa que hizo al reportar de modo impecable, abriendo la posibilidad a la obra “Llegando al Paraíso”, en http://www.llegandoalparaiso.com

    Los libros numerados del 1 al 8 son las enseñanzas directas de don Juan a Carlos. Son los que yo he leído una y otra vez, mientras investigaba otras obras, hasta descubrir la
    Verdad. Y seguí leyendo después para comprobar que lo que descubría era cierto.

    Las brujas del segundo grupo de Carlos, Florinda Donner y Taisha Abelar, han escrito algunos libros, pero son muy flojos, no tienen la intensidad de los precedentes. En cualquier caso, aportan información sobre el fenómeno.

    Espero que esta estructura básica ayude ala lectorx a comprender mejor y más rápido esta obra de poder fundamental.

  2. horacio radaelli dice:

    he ledido casi todos los libros de carlos castañeda y me ha gustado y me pregunto hay un chaman verdadero en argentina o alguna que pueda conocer. he entrado en estado de conciencia alterada naturalmente pero desearia conocer un chan gracias

  3. Haydeé Conde dice:

    Las obras de Castaneda han resultado de una importante utilidad en el campo de lo fenómenos entheogénicos.
    No tiene ninguna importancia la realidad de Castaneda. Es esencial para el conocimiento del mundo espiritual. De las posibilidades del desarrollo de la conciencia ordinaria en el camino de la evolución…hacia la conciencia ampliada. El escepticismo del cientificismo ortodoxo no aplica en este campo.

  4. Leandro dice:

    Si es que no hay cosas originales de Carlos, es por que siguio al pie de la letra las enseñanzas de su maestro. Duedo decir que lo que dice en sus libros, es real. inclusive el supuesto nagual juan matus “ha estado conmigo en los sueños” he ido a otras dimenciones. el mundo actual y la iglesia ha echado todo a perder nos cegan de muchas cosas que por nuestra propia naturaleza podriamos hacer. en el libro de urantia, hacen mencion de una supuesta tercera dimencion, y lo relaciono con la tercera atencion de los libros de Carlos.

  5. Martín dice:

    Parece que los comentarios precedentes responden por sí mismos a la pregunta ingenua que se hace la nota de El Ojo Crítico: “¿por qué ha pesar de haberse demostrado el fraude (“fraude” sumamente discutible no sólo desde la perspectiva espiritual de esta obra sino también desde diversas perspectivas filosóficas, semióticas y fenomenológicas), los seguidores de Castaneda no hacen más que multiplicarse en el mundo y sus libros siguen estando en todas las librerías?”.

  6. Como siempre, el que habla en contra de CC es el Volador, ese parásito que se siente amenazado cuando la obra de CC se dispersa, y provoca que la gente se libere.
    Todos sus detractores JAMÁS han intentado corroborar algo de lo que el Nagual nos relata. Y si alguno lo ha hecho, ha fracasado y achaca su estupidez y torpeza a este hombre singular, probablemente el más importante del Siglo XX.
    Yo he corroborado TODAS las premisas de la brujería tolteca ¿y saben qué? Carlos Aranha Castaneda NO mintió. Algo que ningún “detractor” ni antropólogo, ni académico ni “chamán”dice.
    Señores: una sugerencia. Lean la obra completa, tomen notas y aplíquense a corroborar en ustedes mismos. Con eso se refuta totalmente la ceguera y la mala leche de quienes opinan en contra de CC. (Especialmente el tal “Alfonso”, un autonombrado nagual fracasado, delincuente y mentiroso).

  7. Realmente existe todo lo que para la mayoría no existe; pero realmente alguien puede inspirar seguir éste camino aportando su experiencia práctica y sincera, y si es así asistir de manera solidaria el llamado de quien le busca…

  8. fede dice:

    gracias por el aporte realmente de acuerdo a toda la informacion siento que el fenome castaneda de verdad se trato de un hoax fraguado por el mismo stablishment con la intencion de convertir a la sociedad en una panda de resignados, puesto que segun ‘don juan’ si es que realmente existio y lo dudo muchisimo es que ‘nadie te hace nada’ o no tener compasion como conceptos que minan los valores verdaderos. y al fin que aportaban llegar al infinito ? pero se logra esto realmente lo logro carlos castaneda o mas bien se trato de una secta de corte sexual como se afirma.

Dejar un comentario

XHTML: Tu puedes usar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>