Published On: Lun, abr 1st, 2019

NO TENGAMOS MIEDO…

Share This
Tags

Publicado en EOC nº 88

EOC 88 PortadaSer escéptico no sólo es una actitud ante el misterio, generalmente fruto de una dilatada experiencia. También es lo políticamente correcto. Todos los investigadores coinciden en que; del universo total de casos que se publican en prensa, Internet, programas especializados (o no), etc. más del 90% tienen una explicación convencional. Por eso lo llamamos paranormales y anomalías. De lo contrario serían normales.

 Así pues, cuando investigas miles de casos (digo investigar de verdad), es lógico que identifiques el origen de la infinita mayoría (confusiones con fenómenos naturales, fraudes, leyendas urbanas, etc.). Por esa razón, y por ninguna otra, la gran mayoría de los trabajos publicados en EOC, durante los últimos 26 años, son informes que solucionan casos que otros continúan vendiendo como paranormales.

 Eso implica un precio. Cualquier investigación que desmitifique un caso clásico, despierta las iras de los conservadores del misterio. Acabamos de presenciar el vergonzoso espectáculo protagonizado por los seguidores de Iker Jiménez con el Caso Vallecas, sometiendo a nuestros compañeros David Cuevas y Juanjo Sánchez-Oro a un ciberacoso esperpéntico, zanjado con el programa definitivo (en 2 partes) sobre el Caso Vallecas…*

 O la campaña de difamación (con usurpación de identidad incluida) iniciada por los seguidores más irracionales de Carlos Castaneda tras la publicación de “La vida secreta de Carlos Castaneda: antropólogo, brujo, espía, profeta” (EOC, 2018), de Manuel Carballal. Una campaña que se prolonga ya más de cinco meses, y que se extiende por todos los rincones de la red.

 Es lo habitual. Siempre ocurre lo mismo. Pero no por ello vamos a tener miedo de compartir nuestras conclusiones cuando el resultado de la investigación apunta al fraude.

Pero queda un reducto de casos inexplicados. O surgen, como ahora, nuevos elementos de juicio que nos hacen replantearnos algunos que ya creíamos resueltos. Y en estos casos, como investigadores honestos, lo único que podemos hacer es compartir esos nuevos elementos de juicio. No pasa nada…

 Los pseudo escépticos se rasgarán las vestiduras. Bramarán, gritarán, ladrarán… es normal. Que un medio que se ha convertido en abanderado del sentido crítico de cabida a nuevas interpretaciones sobre el Caso Adamski**, el Caso Pascagoula o el Caso Villares, les resultará escandaloso. Ya lo veréis… No importa. Porque lo único importante es aportar elementos de juicio. Para que otros, quizás no nosotros, consigan las respuestas definitivas que tanto ansiamos. Esa es la función de la investigación.

 De la misma forma que no tememos ser estigmatizados, difamados, insultados… cada vez que resolvemos un falso misterio que continúan vendiéndoos como auténtico en libros, programas y videos de Internet, no tendremos miedo a publicar las informaciones que aparentemente avalen la clasificación de inexplicado, para otros casos supuestamente paranormales. Aunque sea menos políticamente correcto.

 Porque nosotros, a diferencia de ellos, no tenemos “la verdad”. No hemos llegado al final de viaje. Todavía recorremos el camino de la búsqueda de respuestas, sean las que sean. Y si no tememos que todo sea falso, tampoco tememos que algunas cosas sean auténticamente extraordinarias. Buscar la verdad implica necesariamente no temer encontrarla… aunque sea decepcionante. O aunque nos obligue a replantearnos todas nuestras conclusiones previas. Y si no tememos a la verdad, menos temeremos las críticas, insultos o cuestionamientos, por afrontar casos que ya considerábamos superados. Solo es necesario que alguien aporte nuevos elementos de juicio.

Después de celebrar, con nuestro número especial 25 aniversario, más de un cuarto de siglo de vida, El Ojo Crítico se ha convertido en la revista en habla hispana de referencia en el mundo de la investigación de anomalías. No porque seamos los mejores… sino porque somos los últimos que han sobrevivido. Todas las demás publicaciones técnicas, como Cuadernos de Ufología, Hipergea, Papers d´OVNis, Psi-Comunicación, Stendek, etc, han ido desapareciendo. Y por eso, por ser los últimos, es más comprensible que cada vez recibamos más colaboraciones desde otros países. De hecho, EOC nº 88 probablemente es, no solo el mejor, sino el más internacional de su historia…

 En las próximas páginas encontraréis colaboraciones llegadas a nuestra redacción desde Japón, EEUU, Argentina, Reino Unido, Alemania, etc. Algo debemos haber hecho bien para merecer tanta generosidad por parte de unos autores que saben que recibirán la misma gratificación económica que nosotros… ninguna.

 En este número, además, queremos dedicar unas palabras de apoyo a nuestro compañero Manuel Berrocal, que estos días pasa por un pequeño problema de salud que lo mantiene ajado de toda actividad. Querido Manuel, no tenemos tu dominio en el arte de la maquetación, pero hemos intentado hacerlo lo mejor posible… Disculpas por las más que probables deficiencias.

                                                                                                                                                                                                      EOC

 *  https://www.ivoox.com/dl-e8-expediente-vallecas-sin-censura-lo-que-audios-mp3_rf_30973878_1.html

** En EOC nº 70 publicamos en primicia la brutal entrevista de Jerome Clark a Ray Stanford, que parecía zanjar el caso Adamski como fraude.

Dejar un comentario

XHTML: Tu puedes usar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>