Published On: Dom, dic 28th, 2014

JORDAN PEÑA: EL MENGELE DEL MISTERIO

Share This
Tags

Publicado en EOC nº 77

jord - copiaYo también lamenté la muerte de Jordán Peña… sin haber pasado por prisión. Cruel, mentiroso, conspirador, despiadado, sádico…  Se me ocurren mil calificativos. Cobarde entre otros muchos. Como cobardes han sido los que estos días, tras su muerte, se han permitido rendirle homenaje como “un padre de la parapsicología española”…

Aceptaría, e incluso apoyaría, cualquier argucia de los compañeros investigadores que, dando coba a la familia, aspirasen a hacerse con los archivos que todavía esconden muchos secretos infames del mayor cáncer de la historia de las anomalías en España. En este caso hasta el peloteo es lícito. Pero lo que no puedo comprender, escuchando programas como los que Iker Jiménez, Joaquín Abenza, etc, han dedicado a “la memoria” de este “referente” de la parapsicología, es que se hayan pronunciado todo tipo de disculpas a sus “sombras”, prefiriendo quedarse con sus “luces”… ¿Luces? ¿Qué luces? José Luis Jordán Peña ha hecho más daño a la credibilidad del estudio de las anomalías, que mil pseudoescépticos, exopolíticos, videntes y contactados juntos.

Es imposible cuantificar cuánto dinero, ilusiones, tiempo, esperanzas, sufrimiento, e incluso vidas humanas, pueden haber costado sus embustes. Engaños, fraudes, estafas y mentiras que, como otros muchos antes y después de él, intentaron justificar como “experimentos sociológicos”. ¡Y una polla!Dionisio Jordan2 - copia

Jordán Peña, como los de su calaña, no confesó nada. Quienes, todavía hoy, defienden como auténticos asuntos como UMMO, intentan sembrar la duda sobre la “confesión” de Jordán Peña, argumentando que no es creíble. Pero olvidan que todos los engaños y fraudes que vamos descubriendo, día a día, sobre la trayectoria paranormal de Jordán Peña fueron desenmascarados por los investigadores, antes de que Jordán se viese obligado a reconocerlos, ante el peso de la evidencia. Desde UMMO a la abducción de Julio F., pasando por sus contactos con el CESID, su mentiras sobre Belmez, etc… Todo lo descubrimos los investigadores, antes de que Jordán reconociese sus culpas. Por tanto, no se trata de creer una confesión, que no es tal, sino que Jordán simplemente se vio sin argumentos para negar lo irrefutable.  Y esto es muy importante.

¿Quién fue realmente Jordán Peña?

José Luis Jordán Peña nació en Alicante, el 13 de octubre de 1933. Sus padres, Rogelia Peña Serrano y Dionisio Jordán Infante se habían casado, en en Sorihuela del Guadalimar (Jaén), el 1 de septiembre de 1921.

Aunque nacido en Valdepeñas (Jaén) el 29 de julio de 1887, Dionisio Jordán Infante estudió dibujo y pintura en Madrid (de la mano de don Emilio Sala). Sus padres, José Jordán Cobo y de Dionisia Infante Marcos (abuelos de Jordán Peña), decidieron fomentar las natural habilidad del niño para la pintura, y con ello decidieron su futuro y, quizás, jugaron un papel en los orígenes de UMMO.

Dionisio Jordan - copiaDionisio Jordán desarrolló sus habilidades naturales en la Escuela especial de Pintura, Escultura y Grabado de Madrid, donde obtuvo el título de Profesor de Dibujo en 1915. Un año después, con ocasión de la visita a Jaén de la Infanta Isabel de Borbón, la Diputación Provincial le regaló una acuarela obra de Dionisio Jordán. Dos años después, bajo la dirección del maestro Rafael Hidalgo de Caviedes, preparó las oposiciones al Cuerpo de Profesores de las Escuelas Normales, incorporándose, como Profesor de Dibujo a las escuelas de Alicante. De hecho encontramos, en el Boletín Oficial del Estado, el rastro de sus diferentes nombramientos. En dicha ciudad terminaría estableciendo su vida. Y allí nacerían sus dos hijos: José Luis y Mª Ángeles (muerta el 24 de abril de 2010).

Sin duda Dionisio Jordán inculcó a sus hijos su pasión por el dibujo. Y ahí encontramos la explicación a los detallados planos y croquis que ilustraban, para maravilla de sus receptores, los informes ummitas. Idénticos en detalles y estilo, a los que ilustran las investigaciones de Jordán Peña sobre los Poltergeist. Y algo más inculcó Don Dionisio, a sus hijos… la pasión por el estudio. El reputado profesor de pintura también se sacó una licenciatura en derecho, en 1930, y sin duda su pasión por los libros fue heredada por su hijo. Aunque decidiese utilizar sus conocimientos en fines tan perversos…Jordán Infante, Dionisio (Lugar de nacimiento Valdepeñas de Jaén, 1892 - Lugar de defunción Alicante, 1963)

José Luis Jordán Peña dejó Alicante y se trasladó a Madrid a mediados o finales de los años 50. De sus primeros años en la capital tenemos noticia de algunos de sus primeros comportamientos delirantes. Como el “experimento” (¿?) de sembrar el caos en su barrio lanzando billetes de 1 peseta desde la azotea de su pensión, o la detención de que fue objeto por realizar llamadas insultantes a la policía, tiempo después.

A pesar de que siempre se presentó como Ingeniero y Técnico Superior en Telecomunicaciones y Psicólogo Industrial, no nos consta ninguna titulación académica en ese sentido. Si bien a mi me aseguró que había sido profesor de matemáticas, física y electrónica en el Instituto Lope de Vega, siguiendo, una vez más, los pasos de su padre.  Y fue precisamente su cualificación como profesor de ciencias, lo que le permitió aderezar los informes ummitas de conceptos, datos y con frecuencia simples especulaciones, que fascinaron a los receptores, menos familiarizados que él con los últimos avances en el campo de la ciencia.

Casado con Mª Teresa Moreno Cabrera, tuvo varios hijos. Dos de ellos al menos, José Luis y Maite (ambos licenciados en Psicología por la U.C.M.) estuvieron presente en el tanatorio en día de su funeral. Y él, José Luis Jordán Moreno, fue el responsable de la sorprendente esquela publicada en El Mundo, incluyendo el símbolo de UMMO… Toda una declaración de intenciones. José Luis Jordán Moreno, por cierto, fue candidato suplente a la Asamblea de Madrid por el PP…

Establecido en Madrid sabemos positivamente que José Luís Jordán Peña trabajó como ayudante de telecomunicaciones (no como Ingeniero) en la empresa Agromán, a partir de 1964. Al parecer en un departamento interno dirigido por José Mª Aguirre González, hijo del Presidente-Fundador D. José Mª Aguirre Gonzalo. Y permaneció en la empresa hasta 1987.

Por esas fechas comienza a frecuentar las reuniones de Fernando Sesma en La Ballena Alegre, hasta el punto de ingresar en BURU, la Sociedad de Amigos de los Visitantes del Espacio dirigida por Sesma, poco antes de su disolución en 1965.

jordanPara entonces todavía no existían los ummitas. Fernando Sesma recibía y compartía con sus seguidores, los mensajes de Saliano y una pintoresca y caótica civilización extraterrestre: los auquianos, que Jordán Peña decidió perfeccionar. De hecho, los ummitas, que aparecen en escena poco después de la llegada de Jordán Peña a La Ballena Alegre, hacen gala de unos conocimientos y verborrea científica que eclipsa totalmente a los absurdos y delirantes mensajes auquianos, fascinando y empujando a la más devota y entregada credulidad a los seguidores de Sesma. Y Jordán, desde el anonimato, goza con el poder que eso implica…

El 6 de febrero de 1966, con la colaboración de su amigo Vicente Ortuño (así me lo confesó personalmente el mismo Ortuño), montan el caso de Aluche. Un año después, el 1 de junio de 1967, se superan fabricando las fotos de San José de Valderas, utilizando una pequeña maqueta, tal y como yo reproduje siguiendo las indicaciones de Jordán Peña.

Para entonces Jordán Peña ya tenía a docenas de devotos entregados que seguían todas sus órdenes, a través de las cartas ummitas que redactaba en su propio domicilio. Difícil imaginar la sensación de poder que experimentaba al contemplar cómo sus pequeñas marionetas bailaban al son que el tocaba con las teclas de su máquina de escribir. Imposible comprender el sadismo con que los ummitas auguraban una inminente guerra nuclear, en 1973, mientras los receptores de las cartas pujaban por ser los escogidos para sobrevivir al cataclismo inminente en el refugio que los de UMMO decían poseer en Piedralaves… No quiero pensar en aquellas conversaciones, entre los receptores de las cartas, entre los que estaba Jordán disfrutando del espectáculo, decidiendo llorosos y angustiados a cuales de sus familiares más cercanos podrían avisar y cuáles deberían permitir que muriesen en la inminente guerra nuclear…

El del refugio de Piedralves, que los ummólogos suelen olvidar, es solo uno de los episodios ummitas que demuestran el sadismo y la crueldad de su creador. En otros  vemos como Jordán decidió también enriquecerse económicamente, como cuando los ummitas sugieren al empresario Juan Domínguez que deje su puesto directivo en RENFE para desarrollar un revolucionaria patente cedida por UMMO (de una televisión en relieve), es precisamente Jordán Peña el señalado por los ummitas como el único cualificado para desarrollar el proyecto. Cobrando un generoso sobresueldo de 150.000 pts al mes, de manos de Domínguez, por una patente extraterrestre que jamás llegó a nada. Jordán, es decir, los ummitas, no sintieron ninguna lástima porque Domínguez perdiese su trabajo, y se embarcase en una aventura en la que el único beneficiado, económicamente, era Jordán. Jordán nunca sintió lástima por las consecuencias de sus actos…img375

Especialmente incómodo y desagradable resulta el aspecto sexual del asunto UMMO. Hoy tenemos los testimonios de algunas de sus víctimas, como Mercedes Carrasco o Trinidad Pastrana, que nos detallaron como fueron víctimas de los engaños “paranormales” de Jordán Peña, siendo sometidas a todo tipo de prácticas sexuales. Puedo comprender perfectamente que el vídeo que Javier Sierra grabó desde el interior de un armario, emulando el famoso video de Pedro J. Ramírez, mientras Jordán comentaba con Pastrana aquellos tórridos años, no deba ver la luz por respeto a la familia de Jordán. Un respeto que él jamás tuvo con las víctimas directas y colaterales de sus engaños.

Carrasco y Pastrana no solo fueron víctimas directas de la perversión sadomasoquista de Jordán, algo que el “confesó” años después de que los investigadores ya tuviésemos sus testimonios, si no que eran dos de las colaboradoras que enviaban las cartas ummitas que Jordán les facilitaba, y que hemos visto después reproducidas en cientos de libros y artículos sobre los expedicionarios de la Wolf 424. Poder, dinero, sexo… Jordán consiguió todo lo que quiso a través de sus engaños. Y a pesar de la demoledora evidencia algunos aún se esfuerzan en mantener la fábula “si fue él, porque nunca ganó nada con UMMO”. Yo más bien diría que nunca dejó de beneficiarse.

jordLa carencia de toda empatía con sus víctimas, y el uso de su talento y conocimientos para fabricar fraudes, se ilustran perfectamente en el falso Poltergeist que creó, combinando dispositivos eléctricos con sus conocimientos de ilusionismo, en el piso de Mercedes Carrasco. Consiguiendo aterrorizarla y someterla aún más a sus fantasías sexuales. Todo demasiado sórdido, oscuro e incómodo para detallarlo aquí. Pero Jordán Peña era un cerebro brillante, es cierto, trastornado pero brillante. Con una evidente minusvalía emocional. Como Jack el Destripador, Goebbels o Paesa. Y como todos ellos se salió con la suya, obtuvo todo lo que quiso, y nunca pisó la cárcel.

Nadie lo juzgo por las ilusiones, esperanzas y expectativas que creo en millones de apasionados por los OVNIs. Ni porque Domínguez perdiese su empleo para contratarlo a él. Ni por manipular la angustia de Dionisio Garrido, dándole consejos sobre la terrible Tetralogía de Fallot de su hijo, disfrazado con la voz ummita. Ni por el terror que vivieron los del Grupo Madrid al tener que decidir que familiares debían morir, y cual escoger para sobrevivir al apocalipsis en Piedralves. Ni por todo el dinero, tiempo e ilusión que malgastaron miles de investigadores  (Ujvarí no fue el único) que patearon Europa buscando la pista de los ummitas. Ni por el ridículo y escarnio público vivido al defender a capa y espada la realidad de UMMO, como el buenazo de Enrique López Guerrero y tantos otros. Ni por  el anuncio de la muerte de J. J. Benítez, publicado en El País, por una secta de adoradores de UMMO. Ni por los enfermos terminales estafados, y algunos muertos, en la clínica ummita de Argentina, que dejaban sus tratamientos de cáncer por recibir la medicina revelada por los extraterrestres. Ni por los niños sodomizados por la secta Edelweiss, que utilizaba las fotos realizadas por Jordán Peña como garantía de su origen alienígena. Ni por tantas y tantas cosas…

Cuando, en el boletín La Alternativa Racional, publicado por el Movimiento Escéptico Organizado (MEO) español, en este caso por ARP, destacaban en portada la “confesión” de Jordán Peña, como el resultado de un experimento científico que había desenmascarado a los ufólogos españoles, mentían. Como casi siempre. Jordán no confesó nada.

Ya en agosto de 1972, concretamente en el número 9 de la revista Stendek, el ufólogo Oscar Rey Brea se había atrevido a publicar su estudio sobre el caso San José de Valderas denunciando al fraude y apuntando a su autor: José Luis Jordán Peña.  Y Oscar Rey siempre dijo, a quien tuvo el valor de escucharle, que Jordán no solo era el autor de los casos Aluche y Valderas, sino “de todo UMMO”. Desde entonces, y con las investigaciones José Juan Montejo a Antonio Caravaca, las “confesiones” de Jordán llegaban cuando los investigadores ya habíamos destapado el cajón de mierda. Nunca antes.

El “escéptico”.jordan reyes 001 - copia

Pero las acusaciones de Rey Brea llegaron tarde. Para entonces Jordán Peña, astuto como una serpiente, ya se había construido una imagen pública de rigor, seriedad y cientifismo, tan convincente como fascinante. Nadie podía creer que aquel riguroso y escéptico psicólogo industrial podía estar detrás del mayor fraude de la historia de la ufología, y de todos los engaños paranormales que inspiró. En 1969, a raíz de la reunión de ufólogos de Galapagar, en Octubre de dicho año.  Jordán Peña había fundado la Asociación Eridani, que legalizó en Enero de 1970. Eridani fue el germen de la Sociedad Española de Parapsicología, creada dos años después, que Jordán Peña vice presidió durante casi toda su vida.

Como una Hidra de Lerna, con mil cabezas, Jordán podía dirigir el laboratorio de la SEP, y codearse con lo más granado del ambiente académico de Madrid, mientras manipulaba desde las sombras las ilusiones, esperanzas y la fe de miles de bienintencionados creyentes.

En aquellos años, los de esplendor de UMMO, Jordán vivió sus momentos de mayor poder. Como vicepresidente de la SEP participó en numerosos eventos académicos y universitarios. Llegando a ser recibido en audiencia, junto con la junta rectora de la SEP por SSMM los Reyes de España. La Reina Doña Sofía, otra de sus víctimas indirectas, llegó a recibir charlas de ummólogos como J. J. Benítez o Rafael Farriols, convencida como tantos de la realidad extraterrestre (en este número de EOC dedicamos un Confidencial al tema).  Imposible saber si Jordán Peña también sacó algún partido oculto a esa influencia indirecta.

Y mientras participaba en la investigación de algunos de los casos más notables de la historia de la parapsicología y la ufología españolas (Las Caras de Belmez, las Gemelas de Logroño, la abducción de Julio F.), manteniendo siempre la imagen de escéptico y riguroso científico, manipulaba desde la clandestinidad, y en su beneficio, las creencias, sentimientos y emociones de millones de personas.

Los imitadores

jordan belmez 001 - copiaA mediados de 2011 por fin llegó a mis manos. Había oído hablar de ella pero, a pesar de ser el destinatario del último mensaje de audio enviado por los “ummitas”, tardé es tenerla en mi poder…

Años antes, tras la publicación de un incendiario artículo titulado “Desvelamos el secreto de UMMO”  que ocupó toda la portada de la revista Enigmas (nº 21), los “ummitas” movieron ficha. El Dr. Fernando Jiménez del Oso recibió en la redacción de la revista, un sobre que contenía un CD. En él se incluía una grabación de audio donde alguien, que se presentaba como uno de los expedicionarios de UMMO me recriminaba severamente por mi artículo, y por el resto de información sobre el caso que publiqué después en mi libro “Los expedientes secretos” (Planeta, 2001). Pero tanto Jiménez del Oso, como yo, sabemos que José Luis Jordán Peña no tuvo nada que ver con esa grabación, que solo pudo ser creada en el entorno de J. J. Benítez.

Los creyentes en UMMO aseguran que Jordán Peña no pudo ser el responsable de todos los informes, contactos y manifestaciones que se atribuyen a los ummitas. Y es verdad. En EOC ya hemos documentado casos concretos de “imitadores” que se inspiraron en la creación de Jordán para fabricar sus propios fraudes. Jordán Peña no hizo las fotos del platillo ummita que aterrizó en La Zapateira (La Coruña) ni fabrico las huellas que dejó la “nave” ummita (ver EOC nº 72). Tampoco sometió a los enfermos terminales que acudían a la Clínica de Cañuelas a la “medicina” extraterrestre, ni estaba presente (físicamente) cuando enfermas de cáncer que murieron a manos del falso Dr.  Carlos Jerez. Ni siquiera sodomizó a los niños de Edelweiss que se tatuaban en la axila el símbolo )+( creyendo que Eduardo González era un príncipe extraterrestre… No fue necesario.

Jordán Peña creó un monstruo. Lo utilizó en su beneficio sin mostrar la menor piedad, consideración o empatía con las víctimas que dejó a su paso, y un día permitió que el monstruo fuese liberado y se reprodujese sin control. Hoy es imposible pararlo.20140910_115138

Observando la imagen del cadáver de José Luis Jordán Peña, en el tanatorio de la M30, el pasado 9 de septiembre, no puedo sentir más que rabia. Cuatro candelabros flanquean el ataúd, rodeado por ramos de flores. A la derecha, sobre la pared, una corona de claveles blancos con una banda morada: “Tu esposa, hijos y nietos no te olvidan”.

Detrás, justo sobre su cabeza, un enorme crucifijo de metal que se antoja ridículo en la estampa, teniendo en cuenta su falta de fe y compasión. Tan ridículo como el que luce sobre el pecho. Correctamente amortajado, de blanco pureza, parece dormido. Se fue llevándose muchos secretos, sin duda, como los de otros miserables que sin duda colaboraron y se beneficiaron de sus engaños. Pero caerán. Tarde o temprano los descubriremos. Y ojalá no se vayan con la misma impunidad que disfrutó el Mengele del Misterio.

Manuel Carballal

Recuadros anexos

1 LA CONFESIÓN DE JORDAN PEÑA AL POLICIA QUE NO LO ERA

Jordan (8)En 1997 y 1998 visité en numerosas ocasiones a José Luís Jordán Peña en su domicilio. Por entonces yo tenía una sección periódica en la revista oficial del Cuerpo Nacional de Policía donde publiqué numerosos artículos sobre sectas, fraudes paranormales, viajes, etc, y utilicé aquella excusa para interrogar  -enérgicamente- a Jordán, sobre el supuesto experimento sociológico que se ocultaba tras UMMO, con la pretensión de redactar un informe oficial. Y funcionó. Aunque por alguna razón incomprensible, en su enfermiza mente Jordán me tomó por agente de la Guardia Civil ¿? y como tal se referiría a mí en el futuro. Yo nunca le saqué de su error. Al contrario, reconozco que probablemente fue esa delirante confusión la que posibilitó que obtuviese, por primera vez, respuestas concretas en lugar de esquivas justificaciones. Y lo que es más importante, la primera prueba física, y no testimonial, de la implicación de Jordán en el mayor fraude ufológico de la historia. Lo que sigue es un resumen de aquellas entrevistas, registradas en audio y video. Más tarde Jordán aceptaría redactar para mí una confesión completa y más detallada (más de 50 páginas) que se publicó por partes en El Ojo Crítico número 24 y ss.

-¿Quien es el autor de UMMO?                                             

-Yo he sido el autor de UMMO. Es un experimento que hice para estudiar la credulidad del hombre, pero se me fue de las manos. Fue un fallo mío. Estoy arrepentido.

-Algunas sectas como Edelweiss o Cienciología se han relacionado, por una razón u otra con UMMO. ¿Existe relación?                                                                            

-Una cosa es UMMO y otra “Los hermanos de UMMO”, que es una secta. UMMO fue un experimento basado en la creencia en los OVNIs. Los de Edelweiss utilizaron mi símbolo, el símbolo que inventé yo, porque se creían lo de UMMO, pero no tienen nada que ver con mi experimento. –Jordán se levanta y toma una revista de una mesa, donde me muestra un artículo sobre la secta Edelweiss-.  Eduardo González leyó algo de UMMO y formó una secta, y llegaba a tatuar mi símbolo a los niños a los que inducía a la homosexualidad. Lo de Edelweiss me asustó. Fue un error lanzar una idea inocente con una carga científica. Por eso digo que se me fue de las manos.

-¿En qué consistió el experimento?                                                              Jordan (3)

- En hacer creer que existía un grupo de ETs que habían llegado hasta Francia y desde allí se extendieron a España, Sudamérica, etc. Pero es preciso decir que no hacía alusión a ninguna secta. Los creyentes eran libres de creer o no. Lo que pasa es que con el tiempo algunas personas se han fanatizado con UMMO y lo han convertido en una secta. Una cosa que no era peligrosa la hicieron peligrosa, ahí están mis escritos con los informes de UMMO haciéndome pasar por extraterrestre, que son inocuos.

-¿A quien eligió para el experimento?                                                 

-Era gente inteligente. Había un ingeniero de telecomunicaciones, Juan Domínguez, que fue de los más convencidos y ocupo uno de los cargos de informática en RENFE; estaba Garrido, un comisario de policía, de los más creyentes, que ha muerto sin enterarse de la verdad; había un físico, Juan Aguirre, etc. Fernando Sesma fue un pobre paranoico que introdujo los OVNIs en España, y lo utilicé.

-¿Cuando los conoció?          

-Tuve una noticia de Sesma hacia 1966 y lo conocí personalmente cuando fui al Café Lyon, y fue allí donde envié las cartas de UMMO, pero se me ocurrió la idea antes de ir al Lyon.

-¿También fue autor de lo de Saliano y los auquianos?         

 -No, eso lo hizo otro gracioso, es anterior a UMMO. Había un señor que era camarero, y que fue el que mandó la Piedra del Espacio.

En ese momento nos interrumpe la sirvienta, una mujer latina. Yo hago algún comentario sobre la situación ilegal de muchos inmigrantes en España con un tono de marcada autoridad y velada amenaza, mostrando mi desagrado por la interrupción. Tengo la impresión de que Jordán capta la indirecta…

url-¿Como hizo el fraude de San José de Valderas?

-Las fotos las hice yo con dos amigos. La experiencia de UMMO les ha hecho escépticos. El platillo era una maqueta de unos sesenta centímetros sujeta con hilos. Tiramos las fotos a una velocidad de 1/1000 y salieron muy bien. Un año antes había hecho lo de Aluche, y volví a repetirlo en San José de Valderas enviando las fotos anónimamente a un periódico.

-Los tubos y las tiras de plástico…                                  

-Los tubitos que hice eran de níquel purísimo, y las láminas de plástico eran de fluoruro de polivinilo, un material que no era conocido en España. Aquí solo se conocía el cloruro, pero la NASA había ideado el fluoruro de polivinilo. Fue inventado por un francés y la NASA lo utilizó.

-¿De dónde lo sacó?                                             ummo06

-Es un secreto. Solo diré que tuve contacto con un americano de la NASA en España que me dio las muestras. El no sabía para que las iba a utilizar. Esparcí las muestras con el símbolo de UMMO por San José de Valderas para apoyar las fotos y funcionó. En el Laboratorio de Investigaciones Químicas analizaron las muestras de plástico y dijeron que no era conocido en España, y no mentían.

-¿Como grabó el símbolo de UMMO en las láminas?                                                              

-Conummo07 un troquel de acero. –En ese momento Jordán se levanta, caminando con dificultad, y regresa con el troquel que utilizó para falsificar las láminas de San José de Valderas. Le pido que me lo deje para que lo analicen unos amigos de Policía Científica, al principio se niega. Yo insiste. Finalmente acepta. Se trata de la  única evidencia física de la implicación de Jordán en el fraude-.

-Algunos han sospechado de Farriols.                                                                                     

 -No, Farriols es un químico muy importante, el que introdujo el metacrilato en España, pero no tiene nada que ver. El siempre creyó en lo de UMMO.

-Pero él es quien tiene las laminillas de San José de Valderas…                                          

-Sí, porque se las compró a un hombre que las encontró cuando yo las dejé. También compró los dibujos que yo le mandé a Sesma, pero siempre creyendo que eran auténticos.

-¿Y Aluche?                                                                                       

-Hay hicimos las huellas enterrando un molde de plástico bastante profundamente y rodeándolo de tierra quemada y radiactiva. Me ayudó a hacer lo de Aluche uno de los amigos que me ayudó después en San José de Valderas.

-¿Por qué añadió el asunto de la Mano Cortada?                                                       Jordan (10)

-Margarita Shelly era una mujer muy interesante, aunque estaba un poco loca. Me enteré de que había volado en el Dragón Rapide a Canarias para recoger a Franco antes de la sublevación, y me pareció interesante involucrarla en UMMO. Fue una intención un poco ingenua de descargarla de responsabilidad en lo de la mutilación de su hija, y los de UMMO se hicieron responsables.

-¿Tubo algo que ver con lo de Vorónezh?                                                                

-No. En Rusia unos niños vieron mi símbolo y se les ocurrió decirle a los periodistas que lo habían visto en un OVNI y así lo extendieron por todo el mundo.

-¿Y los informes?                                                                                          

-Recuerdo que los domingos me ponía a escribir los informes, y después los enviaba desde distintas ciudades aprovechando viajes míos. Yo envié cartas desde Alemania, Francia e Inglaterra aprovechando viajes personales. También me ayudaron dos mujeres.

-¿De donde sacaba la información científica?                                                           

-Los informes son relatos de ciencia-ficción míos. Yo he sido profesor de Matemáticas y Física en el Instituto de Enseñanza Media Lope de Vega, y fui director del área de física. Todo lo que decían los ummitas está en los libros, y lo demás me lo inventé.

-El sello…                                                                                                       sello

-Yo tengo el original, que ha dado la vuelta al mundo. No es un sello de goma. Es un procedimiento secreto que inventé yo.

Insisto en verlo. Jordán intenta escabullirse. Dice que tendría que buscarlo. Le invito a que lo haga… no tengo prisa. En ese momento suena el teléfono, es uno de sus hijos. Yo espero a que termine. Me dice que se le hace tarde, y que intentará buscar el sello para otro día… No tendría tanta suerte como con el troquel.

-¿Como hacia las llamadas ummitas?                                                            

-Desde este teléfono de casa, o desde otros. Distorsionaba la voz usando un aparato eléctrico que yo me fabriqué.

-¿Como reaccionaban los creyentes ante sus llamadas?                                                      

-Me acuerdo de una vez que hablaba con Dionisio Garrido y le dije que su hijo tenía una enfermedad que se llama Tetralogía de Fallot, que es una compresión de una arteria que va al corazón, y yo le di una conferencia sobre la T.de F. que se quedó asombrado. Otros, como Barrenechea, me preguntaban sobre física, astronomía, biología, etc, pero es que yo tengo conocimientos de todo eso.

-La historia de UMMO ha trascendido internacionalmente…                          

-El libro de Petit ha sido traducido al japonés, y los de Ribera al francés, italiano, inglés, etc. Hay grupos de seguidores de UMMO en Japón, Francia, Italia, toda Sudamérica… En Argentina llegaron a hacer un hospital basado en lo de UMMO. En Francia llegaron a decir que era una maniobra marxista.

-¿Tuvo algún contacto con el CESID?                                                            ???????????????????????????????

-Solo una vez, pero sin relación con UMMO. Vinieron dos agentes del CESID a la SEP para interesarse por un sujeto que estábamos estudiando y que creía tener poderes telepáticos. Querían saber si podría utilizarse con fines de espionaje.

Jordán no podía imaginar que ni siquiera eso era nuevo. Durante la investigación que dio lugar al libro “Los Expedientes Secretos: El CESID, el control de las creencias y los fenómenos inexplicados” (Planeta, 2001) había conseguido el documento del CESID en el que se informaba sobre esa visita a la SEP, y en el que aparece citado expresamente Jordán Peña.

-¿Ha ganado algo con todo esto?                                                                             

-El experimento me ha costado mucho dinero y no he sacado nada.

-La conclusión…                                                                                           

-Estoy arrepentido de haber hecho un experimento social que se ha vuelto contra mí.

 

2 EL HOSPITAL UMMITA DE CAÑUELAS

CañuelasEntre 1961 y junio de 1976, en que fue clausurada por  el Ministerio de Bienestar Social, por no disponer su director de ninguna titulación académica, cientos, quizás miles de enfermos terminales, fueron tratados con la “medicina ummita” en el Hospital ummita de Cañuelas, a menos de 70 km. De Buenos Aires (Argentina). Su fundador, el falso médico Carlos Eduardo Jerez, encontró en las cartas y documentos ummitas la mejor fuente de inspiración para dotar de una pátina de credibilidad, su delirante puesta en escena.Carlos Eduardo Jerez

Jerez aseguraba ser descendiente de uno de los extraterrestres de UMMO que, en sus incursiones por el planeta tierra, había dejado embarazada a una humana… su madre. Y como haría en España años más tarde Eduardo González “Eddy”, supo amortizar los libros escritos por los ufólogos que daban credibilidad a UMMO, las fotos de San José de Valderas, o los elocuentes informes ummitas, para “probar” que su historia del híbrido extraterrestre, y que la “revolucionaria medicina ummita” que se ofrecía en su clínica, eran reales.

Para terminar de convencer a los incautos, dispuestos a recibir sus tratamientos de “radiaciones gamma” por un no módico precio, construyó un platillo volante, inspirado en los dibujos de Jordán Peña, colocado frente a la clínica extraterrestre. En su interior, decorado con todo tipo de artefactos, osciloscopios, y lucecitas de colores, sometía a loscañuelas3 001 enfermos a la terapia extraterrestre.  Debajo del platillo, sobre un monolito de granito, una placa metálica rendía tributo al Servicio de Inteligencia de Hono (UMMO).  Y en todos los documentos y tarjetas de visita del hospital, Jerez había imitado el diseño creado por Jordán Peña que autentificaba los mensajes ummitas: una huella digital con el símbolo )+(

Para su cruel embuste, Jerez contó con la complicidad de otros médicos, como el Dr. Analberto Alcaraz (hoy metido en política, aunque salpicado por la muerte de un paciente en Asunción el pasado año), que también trabajaron en la clínica ummita. Jacques Vallée, en su libro Revelations (1989) calificó la clínica ummita de Cañuelas como “el más ominoso capítulo de Ummo nunca antes publicado”. Yo no habría sido tan elegante…Analberto Alcaraz

La clínica ummita fue precintada en 1976, y Jerez pasó un año en una de las prisiones de la dictadura militar argentina. Al salir un cliente agradecido le dio trabajo en una fábrica donde, entre otras cosas, se confeccionaba papel higiénico Hono, de nuevo con el símbolo )+(. Nunca el invento de Jordán Peña estuvo tan lleno de mierda.

Pero el hibrido ummita no aprendió. En 1995 de nuevo fue condenado, esta vez por un doble homicidio y por ejercicio ilegal de la medicina. La denuncia llegó de las familias de dos ancianas enfermas de cáncer que abandonaron prematuramente el tratamiento porque confiaron en la medicina ummita… Las dos murieron.  A Jordán Peña no le importó.

3 UMMO: UN MITO IMPARABLE

 1301651094_pochette1_gCuando Antonio Ribera, Rafael Farriols o Enrique López Guerrero publicaron sus primeros libros monográficos sobre UMMO dieron alas a un mito que ya nadie podría detener. Hasta ese momento el engaño de Jordán Peña afectaba solo a los receptores de los informes en Madrid o Barcelona. Pero cuando los libros salieron de imprenta, la leyenda traspasó fronteras. IMG_0593

La historia era tan hermosa y, como el agente Mulder, todos querían creer, que ya nadie puedo evitar su expansión mundial. Además de los miles de imitadores que todavía hoy autentifican sus engaños con el símbolo )+( y además de los aspectos criminales del caso (como Edelweis o Cañuelas), existe una dimensión sociológica y comercial sorprendente.

ummitaHoy, no solo la tienda de Cuarto Milenio comercializa figuritas de extraterrestres ummitas, lo que sería comprensible, sino que hasta en Japón es posible comprar maquetas y juguetes infantiles con el símbolo de UMMO. Autores europeos, asiáticos o americanos han escrito sus propios libros sobre UMMO, mientras restaurantes, cafeterías, grupos musicales, artistas, etc, de diferentes países utilizan ese nombre. Hasta los guionistas de la serie Perdidos incluyeron su símbolo en uno de los capítulos…

UMMO es un monstruo de Frankestein que sobrevivirá a su autor.foto_5106

Descárgate gratis EOC nº 77 completo aquí: http://elojocritico.info/wp-content/uploads/2014/12/EOC-77-PDF.pdf

Displaying 5 Comments
Have Your Say
  1. aldo dice:

    Muy completo el informe. Serio.

  2. Luisa dice:

    No tengo palabras. Me he quedado alucinada con esta historia y con todo lo que voy leyendo. Sois sin duda el mejor grupo de investigación de todos los tiempos. No entiendo como Iker Jimenez no os tiene todos los dias en su programa. Los simples aficionados no sabemos nada de lo que contais aquí y estamos muy engañados. Gracias por vuestro trabajo.

  3. Caza magufos dice:

    Sería interesante que desmontarais el negocio Cuarto Milenio. Está repleto de magufadas.

  4. Óscar dice:

    Gracias sr.Carballal por su valiente y sincero artículo sobre Jordan Peña. Recuerdo verlo hablar en el programa de tv Mas Allá y la mala espina que me daba, a parte de ser un escritor aburridisimo.

  5. Inhar dice:

    Desconocia este articulo, ya que J.L. de Mundo Desconocido ultimamente habla sobre ello que es real, el sabe que es mentira pero le da igual, otro mas vende humos, habra cosas que diga ciertas cosas otras se las inventa.

    Jordan Peña realizo a esxcala bastante grande sobre esto, la gente le creyo, se sigue esa mentira actualmente.

    Buen analisis y profundo.

Dejar un comentario

XHTML: Tu puedes usar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>