Published On: Lun, jul 7th, 2014

INFORME: MATERIAS RESERVADAS E INVESTIGACION DE FENOMENOS AEREOS ANOMALOS

Share This
Tags

Publicado en EOC nº 76

OTAN61.INTRODUCCIÓN

Cuando comencé a valorar seriamente si un servidor podría aportar algo a las páginas de esta publicación, enseguida vino a mi mente la idea de aunar mis dos pasiones: mi trabajo en un Servicio de Protección de Materias Clasificadas y Punto de Control OTAN-UE y los fenómenos OVNI. Le confesaré algo. No soy un investigador. Ni siquiera tengo un archivo con miles de casos sobre los no identificados; sólo soy un mero observador con la voluntad de seguir mirando lo más de cerca posible estos fenómenos.

Las incertidumbres en torno a los no identificados nos han llevado a elaborar todo tipo de teorías sobre su origen. Es absolutamente consustancial a nuestra especie que la falta de información nos atormente y confunda; nos conduzca por caminos tortuosos. Si usted también tiene dudas, no se sienta sólo y atormentado; es algo inevitable. Somos humanos, así que primero, perdonémonos por ello y segundo, intentemos avanzar en su conocimiento contribuyendo a desarrollar nuevas herramientas de investigación.

Mi humilde aportación, teniendo en cuenta el desempeño de mi profesión, es la de presentarle aquí las bases de conocimiento sobre las que se asientan los procedimientos de protección de las materias clasificadas en España y su correspondencia con la OTAN como base para una mejor aproximación a la información relacionada con los OVNIS y que podría servir como aprendizaje complementario a la hora de investigar otro tipo de anomalías. De esta forma, alcanzará una formación básica que le permitirá acercarse a la manera de pensar que tiene el personal que vela por la seguridad de tan restringida información. Todo ello, sin perjuicio de reservarme para la última parte de este trabajo una pequeña licencia. Compartiré con usted unas cuantas reflexiones, fruto de mis observaciones , sobre cosas y casos, relacionados con los OVNIS, principalmente, aunque no podré resistirme a tratar otros detalles que, si bien, no estarán íntimamente relacionados con el tema ufológico en cuestión, sí nos ilustrarán sobre cómo funciona la información en España o en el mundo; otras anomalías, más mundanas, también nos acechan. Quizá una perspectiva diferente, o así me gusta pensarlo, que hace que podamos replantearnos cosas; algo muy sano en mi opinión.

Evidentemente, no leerá aquí ningún tipo de información que esté actualmente clasificada por razones obvias; mi condición no me lo permite, sin embargo puedo decirle que El Sistema (Gobierno, Ejército y Servicio de Inteligencia) sí está interesado en los no identificados.  ¿Me acompañan?

2. BREVE REPASO A LA EVOLUCIÓN DE LA NORMATIVA MILITAR ESPAÑOLA DE CARÁCTER GENERAL

En mayo del pasado año 2.006, la Orden Ministerial 76/2006 vino a aprobar la Política de Seguridad de la Información del Ministerio de Defensa (que puede consultarse en el siguiente enlace: http://www.defensa.gob.es/Galerias/politica/infraestructura/sistemas-cis/DGN-CIS-Orden-Ministerial-76-2006-Politica-Seguridad-de-Informacion.pdf), comúnmente denominada por su acrónimo SEGINFO, para dotar de mayor modernidad y flexibilidad a la manera que tienen los militares españoles de manejarse con la seguridad de la información en sus múltiples aspectos. La nueva era de los ordenadores y la electrónica estaba ya tan implantada en los ejércitos que se hacía necesaria una norma que aglutinara, o en su caso derogara, otras más antiguas y que comenzaban a quedar seriamente desactualizadas comprometiendo la seguridad de algunas informaciones.otan nato

Un claro ejemplo de la normativa anterior a 2006 es la Instrucción General 9/1989 de Protección de Materias clasificadas del Ejército de Tierra; ahora un viejo mamotreto al que le sigo guardando cariño y respeto, y que pretende aún hoy seguir vigente, merced a multitud de escritos posteriores que han dado nuevas órdenes sobre cómo proceder cuando alguna actualización quedaba fijada, como por ejemplo, cómo referenciar correctamente la información en dispositivos electrónicos (CD-ROM) y cómo destruirla adecuadamente o cómo etiquetar un pen drive y protegerlo de forma segura.

En esa IG 9/89 quedaba reflejado el procedimiento a seguir a la hora de elaborar un documento,  qué clasificar y qué no, las desclasificaciones, registro, archivo, transporte, reproducciones, copias legalizadas, de trabajo, reproducciones parciales, destrucciones etc., y además proporcionaba todos los modelos para seguir dichas directrices.

La Orden Ministerial comunicada 1/1982, por otro lado y ya derogada, incluía, entre otros detalles, los formatos de los sellos que se debían emplear, a la vez que esclarecía algo más sobre el proceso de desclasificación, que debía seguirse estableciendo varios grupos que se diferenciaban en cuánto tiempo un documento mantenía determinada clasificación. Ambas, junto con la Ley de Secretos Oficiales 9/1968,  constituían el abecé de la protección de la información clasificada, centrándose especialmente en los documentos en formato papel. Por otro lado, en el Ejército de Aire, en cuyo poder permanecen los expedientes OVNI clasificados y desclasificados y donde se ha desarrollado la normativa específica sobre este tema, tiene su propia norma sobre Protección de Información Clasificada; la Instrucción General 40/06, del año 2012.

Esta IG 40/06 sustituye y deroga a las “Normas de Protección de la Documentación y Material Clasificado” del Ejército del Aire que se empleaban desde 1986 y no hace referencia explícita o implícita ninguna a los no identificados. Y así, Tierra, Aire y Armada han ido conformando sus normas para hacer frente a las distintas demandas que determinados escenarios les presentaban. Por supuesto, han existido otras normas anteriores, pero he creído conveniente empezar desde determinado momento histórico para no remontarnos a un pasado tan lejano que haría que nos perdiéramos.

La implacable actualidad demandaba un cambio radical en la normativa y una coherencia, decíamos, entre Tierra, Aire y Armada. Y de esta manera, en el referido año de 2006, gracias a la citada OM 76/2006 de SEGINFO, nacen los siguientes términos:

SEGINFODOC: Seguridad de la Información en los DocumentosOTAN IG

SEGINFOPER: Seguridad de la Información en las Personas.

SEGINFOINST: Seguridad de la Información en las Instalaciones

SEGINFOSIT: Seguridad de la Información en los Sistemas de Información y Telecomunicaciones.

SEGINFOEMP: Seguridad de la Información en poder de las Empresas. Sí, las empresas civiles también clasifican información.

Son diferentes áreas especializadas en las que se desarrollan los nuevos procedimientos necesarios para un correcto funcionamiento de la seguridad de la información y que rigen para los tres ejércitos. Actualmente siguen en desarrollo de tal manera que estamos casi a punto de decir adiós a aquellos viejos y amarillentos manuales, auténticas biblias para los que las hemos manejado tanto.

La Oficina Nacional de Seguridad (ONS), dependiente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), está encargada de desarrollar las Normas de la Autoridad Nacional para la Protección de la Información Clasificada (NS)  y que puede encontrar aquí: http://www.cni.es/es/ons/documentacion. Tienen por misión fundamental la de velar por el cumplimiento de la normativa relativa a la protección de la Información Clasificada tanto nacional como aquella que es entregada a la Administración o a las empresas en virtud de Tratados o Acuerdos internacionales suscritos por España, como por ejemplo la OTAN.

NORMA NS/01: Infraestructura Nacional de Protección de la Información Clasificada.

NORMA NS/02: Seguridad en el Personal y Habilitación de Seguridad del Personal.

NORMA NS/03: Seguridad física.

 NORMA NS/04: Seguridad de la Información.

NORMA NS/05: Seguridad en los Sistemas de Información y Comunicaciones.

NORMA NS/06: Seguridad Industrial.

Como habrá podido comprobar SEGINFO y NS discurren de forma paralela. Y es que el mundo se globaliza; los ejércitos, los gobiernos, los servicios de inteligencia  y las empresas, aunque muy diferentes según el país, tienden cada vez más a aunar directrices, normativa y legislaciones a través de la mencionada OTAN. Así pues, toda una gran maquinaria, con tratados internacionales establecidos, dispuesta para proteger la información, los sistemas que la manejan y los locales en los que ésta se halla, pero todo ello gracias también al factor humano; mujeres y hombres que, por supuesto, deben poseer las Habilitaciones Personales de Seguridad (HPS) necesarias. Usted, como civil, militar, trabajador/s del CNI o de la Agencia Espacial Europea (ESA) que por razón de su destino necesite conocer informaciones clasificadas, debe acceder a estos formularios y pasar por todo el proceso para obtener una habilitación.

PARA EL INVESTIGADOR

Una vez echada la vista atrás en el tiempo brevemente, no debemos olvidar en lo sucesivo el calendario, puesto que abordaremos informaciones de diferentes épocas y debemos saber a qué normas o formas de pensamiento atenernos y qué criterios se utilizaron en cada momento para poder inspeccionar correctamente las pruebas y poder sacar resultados más eficaces. Hay mucha normativa, y dominar su conocimiento es muy complicado y requiere mucho tiempo. Hay normas que se pisan, se solapan, se contradicen y/o contienen algunos errores, sin embargo, para un investigador del fenómeno OVNI, es importante que esté al tanto de cómo han ido variando las formas. Un mundo (el occidental) en el que las naciones toman decisiones similares sobre cómo proteger material sensible puede ser una ventaja para el investigador, puesto que éste podrá llegar más fácilmente al conocimiento estudiando menos.

Todas las normas que tengan que ver con la protección de materias clasificadas se pueden aplicar a la hora de tratar con los OVNIS, sin necesidad de que el término aparezca explícitamente en los textos que legislan. Un ejemplo, quizá muy simple pero que puede ilustrar perfectamente a qué me refiero, podría ser el de un militar con su correspondiente HPS (SEGINFOPER), que accede a un documento en formato papel o informático que contiene los planos secretos de un avión de guerra (SEGINFODOC) muy bien custodiado en unas instalaciones adecuadas (SEGINFOINST) para transmitirlo a través de un fax cifrado (SEGINFOSIT) a una empresa desconocida que fabrica sus sistemas de navegación (SEGINFOEMP). Por lo tanto, la normativa de carácter general sirve para proteger todo tipo de informaciones, independientemente del tema que traten.

El aprendizaje básico que vamos a abordar a continuación y que  acabo de introducir, se engloba en cuatro áreas concretas que afectan a los tres ejércitos y en términos generales a los ejércitos del mundo occidental, gobiernos y empresas que tratan con material sensible: los DOCUMENTOS CLASIFICADOS, los SISTEMAS que los almacenan, procesan y transmiten, los LOCALES que los custodian y por último, las PERSONAS que tratan con ellos.

3. DOCUMENTOS CLASIFICADOS

Un documento es cualquier soporte portátil (papel o informático) con capacidad para contener información. Un documento, que además sea clasificado, sería aquel que contiene información clasificada de alguno de los grados de clasificación definidos en la Política de Seguridad de la Información del Ministerio de Defensa (OM 76/06). El grado de clasificación del documento será el grado más elevado de la información que contenga, esto es, que un documento puede contener información de diferentes clasificaciones pero el tratamiento que se hará del documento en conjunto será el de la clasificación más restrictiva, más alta.

Por otro lado, un mensaje clasificado es un documento clasificado que debe ser comunicado por parte del organismo originador a uno o varios destinatarios (receptor del mensaje) a través de los Centros de Comunicaciones u otros medios similares, que contiene información, que debe ser conocida por el receptor con la urgencia indicada en la prelación del mensaje y cuya validez temporal se prevé limitada.

El custodio es la persona u órgano responsable de la custodia de un documento. El custodio es a la vez usuario del documento. Sin embargo el usuario no tiene por qué ser custodio del documento. La responsabilidad sobre la custodia de un documento al que tiene acceso un usuario es del custodio, no del usuario. Relea varias veces este párrafo si lo necesita. Es importante.

El elaborador del documento es la persona que materializa la información en un soporte portátil.  Un documento electrónico es la información elaborada de forma electrónica, empleando para ello un Sistema de Información y Telecomunicaciones (SIT), que puede ser archivada o almacenada en un SIT, o en un documento. Una marca es un distintivo, sello o etiqueta que se incorpora a un documento para indicar alguna característica relativa a la tipología, manejo, clasificación, y en su caso el grado y la naturaleza de la información que contiene.

¿Quién tiene la capacidad y la autoridad para clasificar? Depende del grado de clasificación. Si hablamos de documentos SECRETOS o RESERVADOS, las autoridades y los órganos competentes para ello están establecidos en el artículo cuatro de la Ley 9/1968, de 5 de abril, modificada por la Ley 48/78, de 7 de octubre sobre secretos oficiales (https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-1968-444). Para las demás clasificaciones puede consultar el enlace proporcionado al principio de este capítulo sobre la OM 76/06.

Ya conocemos la diferencia entre un documento y un documento clasificado y quién tiene la potestad para dotarlos de la clasificación correspondiente. En el cuadro de abajo se muestran los diferentes grados de clasificación posibles. Además de éstos, pueden verse en determinados documentos algunas otras marcas como por ejemplo: <<SPANISH EYES ONLY>> refiriéndose a que sólo el personal español puede tener acceso al documento. Por supuesto, esa marca tan peliculera como es <<PRESIDENT EYES ONLY>> existe.

Los documentos se marcan estampando un sello de color rojo en la parte superior e inferior del soporte que contiene la información, siempre que se pueda. En papel o discos es sencillo, pero cuando se trata de otros soportes como un pen drive es necesario el uso de etiquetas. Habrá advertido que no aparece el grado <<NO CLASIFICADO>> porque se entiende que si un documento no lleva ningún sello, no está clasificado. Esto era así antiguamente. Ahora tenemos dos nuevas denominaciones para los documentos no clasificados; un cambio con importantes implicaciones.

Los documentos no clasificados del Ministerio de Defensa se clasificarán como documentos de <<USO OFICIAL>> o de <<USO PÚBLICO>>, según sea la información que manejen: información de <<USO OFICIAL>> o de <<USO PÚBLICO>>. Todo documento no clasificado que contenga información del Ministerio de Defensa de USO OFICIAL deberán marcarse con la correspondiente marca de <<USO OFICIAL>>. Todo documento no clasificado que contenga información del Ministerio de Defensa de USO PÚBLICO, en el caso de que el elaborador así lo decida, podrá marcarlo con su correspondiente marca de <<USO PÚBLICO>>. En este caso, lo mismo para la OTAN, que está unificando criterios.

OTAN GRAFICOS - copia

Como ya habrá adivinado, actualmente todos los documentos deben llevar sellos obligatoriamente. Todo aparece marcado para que a nadie le surjan dudas a la hora de divulgar un documento que no tenga sellos. Pero, ojo, antiguamente no existían estas clasificaciones. Antes, si no había sello, no había prohibición; era información libre.

Quizá algunas malas prácticas o determinadas filtraciones de documentos importantes, lo que desembocaría en un compromiso de seguridad (con todo lo que eso conllevaría: la confección de un informe que habría que elevar a la superioridad) han sido los detonantes que han obligado a establecer que todo quede bien etiquetado, incluso lo no clasificado. Así pues, un sello marca la diferencia y hoy en día, gracias a ellos, la información pública es mucho menor. Y la verdad es que siempre ha habido cierta confusión sobre cómo tratar un documento cuando no lleva sello ninguno. Evidentemente, puede haber mucha información importante, relevante, pero que no deba ser revelada en un medio de comunicación, por ejemplo. Y aquí habría que hacer una distinción entre CARÁCTER DE CONFIDENCIAL y CLASIFICACIÓN DE CONFIDENCIAL. Le pondré un ejemplo.

Los correos electrónicos que yo mismo pueda intercambiar con el Sr. Carballal, sobre la confección de este artículo, sobre lo bien que deseo que pase las vacaciones, o sobre nuestras intimidades personales, tienen CARÁCTER DE CONFIDENCIAL, porque es una información personal, de punto a punto, más o menos comprometedora pero que no tiene por qué saberlo nadie. Si el bueno de Manuel lo publica en el “Hola!”, además de ganarse mi confianza por conseguir semejante hazaña, yo no puedo acusarle de revelación de información clasificada, sin embargo, quizá sí podría agarrarme en principio a la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), tema que no se va a tratar en este artículo. Pero ni aun siendo militares los dos, podría caerle el peso del Código Militar Penal, ni ningún compromiso de confidencialidad quedaría violado. Sin embargo, si yo le pasara documentación relativa a este artículo y fuera CLASIFICADA DE CONFIDENCIAL, directamente se me caería el pelo. ¿Otro ejemplo?

Cuando usted va al médico y consulta su historial, verá que no hay sellos, pero eso no significa que se lancen los papeles a la puerta del ambulatorio; sus bajas médicas tienen CARÁCTER DE CONFIDENCIAL.  Con respecto a las posibles diferencias entre la política nacional y la OTAN-UE, opino que es un error pensar que NATO RESTRICTED pueda equivaler a DIFUSIÓN LIMITADA, intentado establecer una semejanza entre ambas políticas. Aunque pudiera traducirse como la misma cosa, existen diferencias en los criterios de clasificación de los documentos, de tal manera que en el ámbito OTAN se tiende a clasificar mucho menos que en España. Efectivamente, querido lector, en nuestro país clasificamos mucho, quizá demasiado. Es más, es muy probable que muchos documentos DIFUSIÓN LIMITADA nacional sean, en OTAN, NATO UNCLASSIFIED.

¿Existen otro tipo de clasificaciones? No. Simple y llanamente. No deberíamos encontrarnos otras denominaciones que no sean las descritas. ¿Es muy importante el correcto marcado de los documentos? Sí. Tan importante como escribir correctamente su propio número de cuenta a la hora de confeccionar la ficha de un cobro

PARA EL INVESTIGADOR

Procedimientos detallados han sido omitidos voluntariamente por razones obvias. Conforme se actualizan la formas de proceder, se va condenando cada vez más información y se va restringiendo la liberación futura de ésta. Espero equivocarme pero puede que estemos a punto de entrar en una era de silencio que puede ser muy perjudicial para la investigación libre del fenómeno OVNI.

Cuando observemos documentos modernos, veremos que ha habido un cambio en cuanto al estampado de los sellos. Antiguamente se tenía mucho menos cuidado y se estampaba sólo uno o sólo una cara del folio en muchas ocasiones. Veremos los sellos de color negro si se ha cometido un error a la hora de imprimir la información o si el documento está fotocopiado. En este último caso habría que averiguar si ha sido copiado legalmente, para lo cual buscaríamos si se han estampado los sellos de fotocopia legalizada o de trabajo. Esto puede parecer una minucia pero tiene su importancia. En OTAN, la clasificación NATO UNCLASSIFIED puede verse comúnmente  en azul.

Toda la información disponible al público debería estar liberada de forma legal a través de las correspondientes desclasificaciones de los órganos competentes. Si no, tenemos en un problema de filtración. No nos deslumbremos cuando salga en los medios de comunicación la noticia de un alguien que ha trabajado para la NSA o el archiconocido Área 51 y que ha sacado material a la luz. Analicemos ese material. ¿Tiene vigencia? ¿Compromete a alguien o algo?.

Por razones legales no puedo describir que temas llevan qué clasificación, pero puedo decirle que para averiguar cómo de importante es un documento debe preguntarse lo siguiente: Si yo fuera el enemigo e interceptara un documento ¿cuánto daño podría hacer a quién gracias a esa información? Esa es la clave.

4. SISTEMAS QUE ALMACENAN, PROCESAN Y TRANSMITEN INFORMACIÓN CLASIFICADAotan

Imagine que usted es el elaborador de una información crucial, secreta, y está frente al ordenador de su oficina. Debe saber que esa máquina está preparada a conciencia para que nada ni nadie entre sin las correspondientes autorizaciones. Las medidas de protección que se aplican a estos sistemas, garantizan la confidencialidad, integridad y disponibilidad de la información que manejan. Previamente a que un sistema comience a manejar información del Ministerio deberá estar siempre autorizado por la autoridad facultada para ello, de acuerdo con el desarrollo normativo. Dicha autorización se ajustará al procedimiento que para tal fin apruebe el Director de Seguridad de la Información del Ministerio.

Es absolutamente imposible que programas no autorizados, virus u otro personal que no sea el que trabaja habitualmente con el equipo, puedan afectar negativamente a un sistema que maneje información clasificada. Olvídese de las películas. No hay medios materiales ni humanos para acceder a un ordenador que almacene, procese y transmita información. Además de que, como veremos más adelante al hablar de Gary McKinnon, para poder acceder a un sistema hay que franquear tantas barreras que ríase usted de Indiana Jones en las tres pruebas para alcanzar el Grial. Sólo hay una opción para conocer la información: pertenecer al Sistema; estar autorizado como usuario o ser el Administrador del Sistema.

Sin embargo, cabría una posibilidad, casi mágica, de ver y captar lo que ocurre en la pantalla de un ordenador o saber qué se está imprimiendo sin necesidad de tocar, sin necesidad de estar frente al equipo. Los medios electrónicos como el cableado de cobre, una impresora, ordenadores, hubs, routers, etc., emanan unas radiaciones electromagnéticas que, convenientemente bien analizadas, pueden suministrar gran cantidad de información. A esto se lo denomina Efecto Tempest (Transient Electromagnetic Pulse Emmanation Standard). Existen equipos, muy especializados y caros, que pueden atacar de esa manera y si usted dispusiera de esta máquina, podría estacionar un vehículo en las inmediaciones de un edificio, a una buena cantidad de metros del ordenador de una embajada por ejemplo, y podría obtener la valiosa información; sería más sencillo que colarse en un edificio y sortear todas las barreras. Quizá, pero tampoco esto es posible. Ni tocando el ordenador ni a distancia. Tanto los locales como los sistemas están protegidos contra esos ataques.

Aunque me he centrado en el sistema por excelencia, las computadoras, existen otros, como por ejemplo los cifradores. En este caso su protección es aún mayor si cabe, puesto que por ellos ha de pasar la información en claro y de ellos saldrá ya codificada cuando se quiere transmitir a través de canales que no son el papel. Hoy en día, el mundo del cifrado de datos está muy adelantado y se utilizan unos sistemas de claves prácticamente inviolables, como el resto de procedimientos de encriptado de la información y accesos a los ordenadores antes citados.

Es buen momento para hacer una puntualización importante. Aunque no soy un especialista en informática, entiendo que cualquier clave se puede romper si se dan una serie de circunstancias, aunque éstas sean por lo que acabo de describir, muy complicadas de conseguir. Cualquier hacker o usuario con un mínimo de conocimientos podría descubrirla y entrar en un sistema protegido o incluso desencriptar información. Habría cortafuegos y otros sistemas de seguridad pero también podrían salvarse, eso suponiendo que se consiguiera acceder al terminal, tocándolo o a distancia. Todo lo que puede hacerse, podría deshacerse siguiendo el camino inverso. Hecha la ley, hecha la trampa. Si un humano lo construye, otro puede destruirlo. Bien, de acuerdo. Sin embargo la cuestión no está en que un sistema pueda violarse. Lo importante aquí es ¿cuándo? ¿cuánto tiempo hace falta? Ese es el detalle. Los sistemas de seguridad, todos, están preparados, o deberían estarlo, para que, en caso de que alguien tuviera el poder de atacarlo con éxito, tarde lo suficiente para que lo detengan o la información ya no sea válida.

PARA EL INVESTIGADOR

Procedimientos detallados han sido omitidos voluntariamente por razones obvias. Dude, siempre, de quien afirme que pudo entrar a tal o cuál ordenador oficial, de un gobierno o de un ejército sin ser trabajador. Siendo trabajador, no se puede acceder a todo. Ya no por medio de software; el hardware tampoco se lo permitirá a no ser que sea usted un administrador de sistema, alguien que siempre manipulará un terminal con el usuario delante. No existen brechas de seguridad, ni puertas traseras ni nada hollywoodiense.

Si ahora mismo buscáramos información sensible y/o clasificada y liberada por fuentes no oficiales de una manera ilegal, ésta debería ser obsoleta y no debería proporcionarnos información válida. Debería referirse a hechos pasados y terminados en el tiempo y no sería posible conseguir nada útil gracias a ellos. ¿Por qué debería ser así? Si no fuera así, si fuera información relevante y actual, con la que pudiéramos cambiar algo importante de la vida de una persona o una entidad, de un gobierno o un estado, o conocer un hecho inminente que facilitara su bloqueo, estaríamos ante información verdaderamente liberada e importante: inteligencia ilegítimamente revelada. Filtrada.

Es probable que ahora mismo esté recordando el nombre de alguien real que haya conseguido acceder, desde fuera, a este tipo de sistemas. Quizá sepa de casos muy sonados de personas que han liberado información. Al final de este trabajo le expondré alguna de mis opiniones al respecto.

5. LOCALES EN LOS QUE SE CUSTODIA INFORMACIÓN CLASIFICADA

Una Zona de Acceso Restringido (ZAR), Área Clase I ó Área Clase II  es una instalación, o parte de ella, autorizada para manejar información clasificada CONFIDENCIAL o superior, según lo dispuesto en la Instrucción 95/2011, de 16 de diciembre, del Secretario de Estado de Defensa, por la que se aprueban las Normas para la Seguridad de la Información en las Instalaciones. Dependiendo de la clase de local (Clase I ó Clase II), deberán franquearse más barreras antes de poder mirar o tocar los documentos. Las Zonas de Seguridad son instalaciones, o parte de ellas, especialmente constituidas para permitir el manejo de la información clasificada, según lo dispuesto en la Instrucción 95/2011, de 16 de diciembre, del Secretario de Estado de Defensa, por la que se aprueban las Normas para la Seguridad de la Información en las Instalaciones. Previamente a que en una instalación se maneje información clasificada de grado CONFIDENCIAL o superior, deberá estar autorizada por la autoridad facultada para ello de acuerdo al desarrollo normativo. La autorización otorgada a una instalación permite albergar recursos o manejar información del Ministerio en su interior en unas determinadas condiciones de confidencialidad, integridad y disponibilidad. Dicha autorización se ajustará al procedimiento que para tal fin elabore y apruebe el Director de Seguridad de la Información del Ministerio.

Es lógico entender que nadie se va a encontrar de repente con algo que no deba. No existen accesos no autorizados, ni en horas de trabajo ni mucho menos fuera del horario laboral. Si es usted una visita y se encuentra en las inmediaciones de una ZAR, es porque se encuentra acompañado en todo momento de personal de seguridad o de algún trabajador. Es más, un trabajador tampoco accederá a ningún lugar para el que no esté autorizado. Incluso teniendo las habilitaciones correspondientes quizá tampoco tenga derecho.OTAN MOA

Es muy sencillo: el término se llama NECESIDAD DE CONOCER. Es un concepto muy importante. Se trata de la necesidad ineludible que tiene una persona de acceder a determinada información clasificada para alcanzar el correcto desempeño de los cometidos que le ha asignado su Organización. Sin embargo, si usted trabaja con documentación sensible y tiene una habilitación personal se seguridad y es conocido por los custodios de la información, aun así, ellos pueden determinar que usted no necesita saber tal o cual cosa y no le autorizaran el acceso.  Además, la propia información ni siquiera está toda junta, de tal manera que lo clasificado de secreto no está, físicamente, donde lo confidencial, por ejemplo. Sitios diferentes, claves diferentes y otros sistemas protegen clasificaciones diferentes.

PARA EL INVESTIGADOR

Procedimientos detallados han sido omitidos voluntariamente por razones obvias.  Todo está compartimentado. Nada está junto, ni informáticamente ni físicamente. No puede un funcionario o un trabajador privado toparse con algo que no deba conocer. Y además, todo está estructurado  y planificado de manera que no hay errores. Acceder al corazón del conocimiento clasificado es un proceso imposible para alguien ajeno al servicio, al Sistema, aunque algunas películas se empeñan en lo contrario.

6. EL PERSONAL QUE TRATA CON INFORMACIÓN CLASIFICADA

Las mujeres y hombres que trabajan con las materias clasificadas han pasado por un proceso relativamente largo para la obtención de las correspondientes habilitaciones. Dicho proceso (en ámbito nacional u OTAN) comienza al rellenar un extenso cuestionario que se presenta en dos partes, Ambas, también disponibles en el sitio del CNI (http://www.cni.es/es/ons/documentacion/formularios/)

La primera es la Solicitud de HPS, que le requerirán unos datos básicos sobre su filiación y destino profesional. Una fotografía y qué nivel solicita completan el folio. La segunda parte se denomina Declaración Personal de Seguridad. Se le pedirán muchos datos sobre usted y su vida, su familia y su pareja. Todo ello acabará en manos de personal de la ONS y del CNI. Si supera con éxito la investigación sobre su persona, el proceso de obtención habrá terminado y tendrá usted acceso a determinada información, según el nivel que le hayan concedido y siempre después de una fase de adiestramiento y concienciación que deberían hacerle incorruptible. Alguien que tenga una habilitación de grado inferior a aquello que necesite conocer, no accederá a ella.

Me gustaría recalcar aquí que el no mantenimiento de la disciplina del secreto, la no discreción en el servicio está castigada convenientemente con la cárcel. Su firma al final del cuestionario es la que valida todo el documento y da a entender que ha leído y comprendido lo que significa violar el silencio y qué penas que se le pueden imponer, las cuales aparecen al dorso del último folio del cuestionario.

En los cuadros inferiores se muestran las distintas HPS que se pueden obtener así como las especialidades, que requerirán una formación complementaria.

OTAN GRAFICOS

PARA EL INVESTIGADOR

Procedimientos detallados han sido omitidos voluntariamente por razones obvias. En mi opinión, es el elemento más débil de la cadena; el ser humano. La información, en última instancia, la va a manejar personas como usted y como yo. Y a esas personas no se les puede hacer nada, todavía, para que olviden una reunión o los datos que hayan leído en algún informe, etc. Cuando nos enfrentemos a un testimonio de alguien que haya tratado con información sensible debemos preguntarnos si está tergiversando de forma consciente o inconsciente, es decir, si está mintiendo para intoxicar y si tiene recuerdos falsos.

Quizá sea lo más difícil de averiguar. Después de realizar este breve recorrido por los conceptos que definen nuestro marco teórico, describamos la normativa específica sobre OVNIS.

7. NORMATIVA NACIONAL MILITAR SOBRE EL ESPACIO Y LOS OVNIS

Repasemos los dos textos más importantes que se han generado en España.

DOCTRINA AEROESPACIAL DEL ESTADO MAYOR DEL EJÉRCITO DEL AIRE

Su propósito es definir y establecer los principios y criterios generales de empleo del Poder Aeroespacial que sirvan como guía y proporcionen elementos de juicio a los miembros del Ejército del Aire en el cumplimiento de su misión.

A continuación le describiré brevemente los conceptos más importantes que debemos aprender sobre esta doctrina.

Acciones de interceptación. Son las llevadas a cabo por aviones de caza, despegando desde sus bases aéreas con una elevada situación de disponibilidad o partiendo desde una situación de espera en patrulla aérea de combate, como reacción ante un ataque enemigo o para identificar aeronaves desconocidas.

El uso militar del espacio. Se ha convertido en elemento esencial para la defensa. En la actualidad, los sistemas espaciales proporcionan a las autoridades civiles y militares la información necesaria para desarrollar una adecuada política de seguridad y defensa y facilitan la toma de decisiones. Así, los sistemas espaciales en tiempo de paz tienen una contribución inestimable para el seguimiento de los tratados de control de armamento y de las medidas de no proliferación. En situaciones de crisis y guerra son fundamentales para la conducción de todo tipo de operaciones.

Un sistema espacial consta de los siguientes componentes básicos: componente espacial (satélites), componente terreno (para seguimiento, control y explotación), lanzador, comunicaciones y recursos humanos y de apoyo. Los sistemas espaciales, y en concreto los satélites, potencian las características y las capacidades del poder aeroespacial fundamentalmente en:

- Permanencia. Los sistemas basados en el espacio pueden permanecer en el mismo durante un largo período de tiempo sin necesidad de apoyos.

- Alcance. Los sistemas y sensores espaciales pueden cubrir toda la superficie terrestre y no tienen restricciones en su alcance.

- Penetración. Los satélites pueden vigilar cualquier parte del territorio enemigo, sin penetrar en espacios aéreos potencialmente hostiles.

- Precisión. Los sistemas espaciales permiten llevar a cabo todo tipo de operaciones con una gran exactitud.

No obstante, existen factores limitativos en la operación de los sistemas espaciales, tales como la inaccesibilidad física, el elevado coste y la posibilidad de ser perturbados. Las principa-les actividades militares espaciales son:

- Observación. Los satélites cubren la totalidad de la superficie terrestre y pueden ser programados para observar con la adecuada reiteración cualquier tipo de objetivo. Existen tres tipos de satélites de observación: ópticos, infrarrojos y radar. Un sistema espacial de observación idóneo debe incluir los tres tipos de sensores.

- Comunicaciones. Este tipo de satélites son esenciales para la conducción de las operaciones militares y gestión de las situaciones de crisis. Proporcionan unos enlaces seguros, fiables y rápidos entre los usuarios.

- Adquisición electrónica de señales. Estos satélites son excelentes para detectar e interceptar transmisiones electrónicas. Proporcionan información e inteligencia sobre actividades que de otra forma no podrían ser obtenidas.

Otras áreas de aplicación son la ayuda a la navegación, la vigilancia, los usos cartográficos y el apoyo a la meteorología.

NORMAS A SEGUIR TRAS LA NOTIFICACION DE AVISTAMIENTOS DE FENOMENOS EXTRAÑOS EN EL ESPACIO AEREO NACIONAL (MANDO OPERATIVO AÉREO).

Muchos investigadores ya la conocen. Este texto tiene como propósito establecer las normas que determinen los cauces de recepción de información, sea cual fuere su procedencia, relativa a avistamientos de fenómenos extraños dentro del Espacio Aéreo Nacional, nombramiento de Oficial Informador, procedimiento de elaboración de los Informes, y clasificación, tramitación y custodia de los mismos. Al comienzo de estas normas se hace una petición de colaboración a las personas y organismos en los siguientes términos:OTA

“Cuando las circunstancias lo aconsejen por iniciativa del Estado Mayor del Ejército del Aire o a propuesta de alguno de los Mandos de la Fuerza Aérea, Mando Operativo Aéreo (MOA) u Oficina de Relaciones Públicas (ORP), y previa aprobación por el Jefe del Estado Mayor del Aire (JEMA), la ORP del Cuartel General del Ejército del Aire remitirá a los medios de comunicación social una nota solicitando que las personas que observen fenómenos extraños no identificados (en adelante OVNI por extensión del término) en el Espacio Aéreo Nacional, y a los Organismos que tengan noticia de ello, lo pongan en conocimiento del Jefe de Base Aérea, Aeródromo Militar, Acuartelamiento Aéreo, Centro u Organismo más próximo, General Jefe del Mando Aéreo o Comandante en Jefe del Mando Operativo Aéreo”.

Entiéndase que el entrecomillado del párrafo anterior implica que la abreviatura “OVNI” no es mía: aparece varias veces en esta norma. En las imágenes inferiores se muestra cómo es la portada original de un expediente OVNI.  Una vez que se ha tenido conocimiento de un avistamiento, se pone en marcha la maquinaria que a continuación se describe.

Recepción de la información sobre un avistamiento OVNI

Dentro de la estructura orgánica del Ejército del Aire, la notificación de un avistamiento OVNI puede ser recibida a cualquier nivel, ya sea proveniente de un particular o de otro Organismo (Policía Municipal, Guardia Civil, etc.). En el plazo más breve posible deberá hacerse Ilegar la información recibida al Jefe de Base, Aeródromo Militar, Acuartelamiento Aéreo, Centro u Organismo de quien dependa el receptor de la información, quién lo notificará urgentemente al General Jefe del Mando Aéreo que corresponda, así como al Comandante en Jefe del MOA, quienes, si lo estiman procedente, la pondrán en conocimiento del General Jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire

La notificación deberá contener, siempre que sea posible, los siguientes datos:

- Nombre-Apellidos-Dirección-Teléfono del(los) testigo(s).

- Día-Hora-Duración del avistamiento.

- Localización lo más exacta posible del lugar de los hechos.

- Tipo de fenómeno (luces móviles, objeto volante, etc.).

- Cualquier otro detalle que se considere de interés.

- Apreciación personal del Jefe de Base Aérea, Aeródromo Militar, Acuartelamiento Aéreo, Centro u Organismo sobre sí estima o no procedente abrir una investigación.

Nombramiento de un Oficial Informador y cometidos de informadores e investigadores

Cuando el General Jefe de un Mando Aéreo reciba, directamente o a través de un Jefe de Base Aérea, Aeródromo Militar, Acuartelamiento Aéreo, Centro u Organismo, la notificación de un avistamiento OVNI, decidirá, en base a los datos expresados anteriormente y aquellos otros que considere oportuno recabar, si procede o no la realización de una investigación de los hechos.

En el caso de que considere oportuno realizar una investigación, nombrará un Oficial Informador, con categoría de Oficial u Oficial Superior, quien iniciará la elaboración del correspondiente expediente. EI nombramiento del Oficial Informador deberá ser comunicado urgentemente al JEMA y al CJMOA, por si éste último estima conveniente nombrar, adicionalmente, un Oficial Investigador especializado del Mando Operativo Aéreo (MOA) que Ileve a cabo la investigación conjuntamente con el Informador.

Dependiendo del tipo de fenómeno observado, y a modo de orientación, se señalan a continuación los diferentes aspectos generales sobre los que deberá recopilarse información, con objeto de esclarecer o descartar posibles orígenes

a. Meteorología de la zona en el momento de la observación

- Visibilidad, viento, presión, humedad, temperatura y gradiente vertical.

- Cantidad y tipo de nubes a los diferentes niveles, pluviometría.

- Estado de la mar (si procede).

- Horario de Orto y Ocaso de Sol y Luna. Fase de la Luna. Planetas visibles en el momento de la observación del fenómeno. Otros cuerpos y fenómenos celestes destacables (Cometas, Meteoritos, Iluvia de meteoritos, etc.).

- Niveles de formación de estela.

b. Actividad aeroespacial

- Actividad de aeronaves civiles o militares en la zona y periodo de la observación (debe considerarse cualquier tipo de aeronave: aviones, helicópteros, globos sonda, cautivos o aerostáticos, dirigibles, etc.).otan2

- Ejercicios de tiro o ensayos de armamento, en especial del tipo cohetes/misil.

- Posible paso de satélites artificiales.

- Ecos radar que pudiesen corresponder con el fenómeno observado

- Resultado de “scrambles” del SDA, si se produjeron.

- Registro de conversaciones con/entre aeronaves en vuelo desde las que se pudo observar el fenómeno.

d. Otros aspectos de interés

- Fuegos artificiales en las proximidades.

- Utilización de proyectores láser por salas de fiestas, discotecas, parques, etc.

- Cualquier otro que se considere digno de mención.

Interrogatorio de testigos

Debe tenerse presente la necesidad de valorar la calidad de un determinado testimonio. Es preferible que las entrevistas con los testigos se realicen personalmente, por separado y, si es posible, evitando el contacto personal entre ellos, con objeto de poder evaluar la consistencia, coherencia, y autenticidad de cada uno de los testimonios y del conjunto, y determinar la validez la información obtenida. EI Oficial Informador/Investigador auxiliará a cada testigo mientras cumplimenta el cuestionario, aclarándole cuantos aspectos y términos sea necesario, animándole a proporcionar el máximo posible de datos y apoyándole en la confección de planos, gráficos o dibujos.

a. Grado de fiabilidad de cada informe

AI finalizar cada uno de los interrogatorios, el Oficial Informador/Investigador le asignará una clave, compuesta por una letra (A/B/C/D) y un dígito (1/2/3/4), indicativa del grado de fiabilidad de la información proporcionada.

Las letras indicarán la “calidad” del testigo, según los criterios siguientes:

“A”: Estudios de nivel universitario y sólida formación científico-técnica relacionada con el aire/espacio (Piloto militar o civil – Ingeniero Aeronáutico – Astrónomo – Meteorólogo – etc.).

“B”: Titulados universitarios, miembros de fuerzas y cuerpos de seguridad, y, en general, personas de sólida formación intelectual.

“C”: Estudiantes, y personas de cultura media.

“D”: Personas sin profesión ni estudios o que, clasificables en las categorías anteriores, sospecha que durante la observación estaban bajo los efectos de crisis nerviosa alucinaciones, alcohol, drogas, etc. Se tendrán en cuenta los posibles antecedentes manifestaciones de estos tipos.

Los números indicarán la “calidad” de la forma de observación, según los criterios siguientes:

“1″: Existencia de 2 ó más testigos de categoría

“A” desde distintos lugares. Registro gráfico (Fotografías, vídeo, película, etc.) significativo y de calidad. Registro por pantallas RADAR SAD o Agencias de Control.

“2″: 2 ó más testigos de categoría “A”  desde un mismo punto, o de categoría “B” desde diferentes puntos.

“3″: Sólo hay testigos de categoría “B” o “C”.

“4″: Sólo hay 1 testigo (de cualquier categoría) o varios de categoría “D”.

A pesar de las indicaciones dadas, la valoración final por parte del Oficial Informador tiene un importante componente de subjetividad, ya que cualquiera de las categorías puede ser modificada por factores adicionales tales como el número total de testigos, edad, obsesión por la fenomenología OVNI o el esoterismo, posible afán de lucro o publicidad, etc.

b. Soportes gráficos

Los soportes gráficos que pudieran existir no pueden ser exigidos ni confiscados. Debe hacerse ver a sus poseedores el alto grado de interés que para el posterior análisis de los hechos supone el disponer de tales soportes gráficos, garantizando en cualquier caso su devolución, una vez analizados y reproducidos.

También se devolverán, a menos que el remitente indique explícitamente lo contrario, los soportes gráficos voluntariamente remitidos por particulares a cualquiera de las Autoridades Aéreas responsables de la recepción de información de avistamientos OVNI.

Materiales y/o restos presuntamente procedentes de OVNIS

Si existiesen restos o trazas materiales que se sospeche provienen de OVNlS, deberán ser manejados con extremo cuidado y protegidos de cualquier posible modificación o deterioro que pudiese reducir su valor en posteriores exámenes y análisis. Antes de proceder a su manipulación se deberá, siempre que sea posible, registrar fotográficamente y anotar su posición, temperatura (si es anormal), signos de radioactividad y, en general, cualquier otro aspecto que se considere de interés.

Tramitación del Expediente

Una vez finalizada la recogida de datos, elaboración de cuestionarios por los testigos y Ilevadas a cabo las observaciones e inspecciones que los Oficiales Informadores consideren necesario, se montará el informe con el siguiente orden:

Portada del Juicio del Oficial Informadorproyecto-libro-azul-brad-steiger-1981_MLC-F-2759061066_062012

0 – INDICE DEL CONTENIDO

1 – METEOROLOGIA

2 – ACTIVIDAD AEROESPACIAL

3 – SDA / AGENCIAS DE CONTROL

4 – OTROS ASPECTOS DE INTERES

5 – RELACION DE TESTIGOS INTERROGADOS / CUESTIONARIO DE CADA UNO DE ELLOS / TESTIMONIOS GRAFICOS APORTADOS.

7- JUICIO DEL GENERAL JEFE DEL MANDO AEREO / PROPUESTA RAZONADA DE CLASIFICACION.

Toda la información que, desde el primer momento, vayan recopilando los Oficiales Informadores e Investigadores, así como eI informe final, tendrá la consideración y tratamiento de CONFIDENCIAL aún en el caso de que la propuesta de clasificación sea en sentido negativo, ya que es responsabilidad del JEMA (Jefe del Estado Mayor del Aire) la decisión final sobre su clasificación y, en cualquier caso, puede contener datos personales que pueden ser confidenciales por decisión de los testigos interrogados.

EI Organismo que se responsabilizará de la elaboración y tramitación inicial de los expedientes será la Sección de Información del Estado Mayor del Mando Aéreo correspondiente, además de la de Inteligencia del Estado Mayor del Mando Operativo Aéreo cuando haya sido nombrado un Oficial Investigador.

Finalizado el montaje del Informe, se remitirá a la Sección de Inteligencia del Estado Mayor del Mando Operativo Aéreo para su análisis en profundidad y elaboración del informe del MOA.

Para el Oficial

Debe tenerse siempre en cuenta la importancia de compatibilizar una información exacta y profunda con el deseable grado de rapidez.

Siempre que el Oficial Informador o el Oficial Investigador lo estimen necesario (seguridad nacional o de las Fuerzas Armadas, implicaciones no previstas, acciones urgentes que se estima conveniente emprender, etc.), podrán elaborar un informe previo resumido que contenga los aspectos más destacables de los hechos investigados y remitirla al General Jefe del Mando Aéreo y al Comandante en Jefe del MOA (Mando Operativo Aéreo).

LUGAR DONDE SE CUSTODIAN LOS EXPEDIENTES

EI Organismo responsable de la centralización y custodia de todos los expedientes relativos a avistamientos de OVNI es la Sección de Inteligencia del Estado Mayor del MOA (MOA/EM/INT). Una vez finalizada la recopilación de información, se remitirá, clasificada como CONFIDENCIAL, a MOA/EM/INT, que elaborará un Informe proponiendo o no su desclasificación y las acciones posteriores oportunas, en base al contenido del expediente y a las consideraciones que haya podido expresar el Oficial Informador y el Oficial Investigador, y teniendo siempre en cuenta el criterio del General Jefe del Mando Aéreo.

EI MOA remitirá el expediente completo al JEMA, el cual ejercerá la facultad de tratarlo como materia objeto de “reserva interna” o elevar, en su caso, a la JUJEM para su clasificación, aqueIlos expedientes que a su juicio así lo requieran. Posteriormente, será devuelto al MOA junto con la notificación de su nivel de clasificación y las acciones adicionales que el JEMA haya considerado pertinentes.

DESCLASIFICACIONES

Cuando el JEMA tome la decisión de considerar sin Clasificación de Seguridad a un Expediente, MOA/EM/INT procederá, tras su recepción, a la elaboración de una copia en la que no figurarán datos que puedan identificar al Oficial Informador e Investigador ni a aquellos testigos que no hayan explícitamente expresado su autorización para divulgar su identidad.

Dicha copia se remitirá a la Oficina de Relaciones Públicas (ORP) del Cuartel General del Ejército del Aire para que disponga de la información adecuada y pueda satisfacer, a su criterio, las solicitudes de particulares y medios de comunicación. La ORP se responsabilizará de constituir un archivo, en sus dependencias o en la Biblioteca del C.G. del Ejército del Aire, con todos los expedientes desclasificados para que, a través de los trámites y controles que se considere oportuno arbitrar, pueda ser consultado por los particulares que lo soliciten.

PARA EL INVESTIGADOR

¿Alguien se ha acordado de “Proyecto Libro Azul” al leer este capítulo? Para aquellas personas que traten esta norma como si fuera CONFIDENCIAL y la incluyan como documento desclasificado en sus archivos, informarles de que el cuestionario tiene puestos los sellos porque es un modelo. Realmente tiene clasificación cuando aparece cumplimentado. El resto de la norma que no forma parte del Expediente a rellenar no lleva ningún sello de clasificación. Y así es como se pretende actuar cuando se da un avistamiento. Un proceso perfectamente estipulado y descrito en una normativa seria que comienza con una clasificación de CONFIDENCIAL o superior y que puede terminar, siempre a criterio del JEMA, listo para revisar por un particular. ¿Aplicaría usted, como investigador, un cuestionario así?

Por razones de espacio he preferido no reproducir aquí todas las imágenes correspondientes a las páginas del expediente al completo y solo se ha incluido la portada. Sin embargo, este capítulo describe con creces su contenido.

CONCLUSIÓN FINAL SOBRE LA PROTECCIÓN DE MATERIAS CLASIFICADAS

Aquí concluye nuestro vuelo de pruebas. He intentado presentarle una visión de conjunto lo menos aburrida posible. Por razones legales y obvias he dejado muchas cosas en el tintero. Otras, que quisiera haberle contado, seguro que se me han pasado por pura torpeza. Cúlpeme sólo a mi. Es algo muy complejo que requiere demasiadas páginas y le robaría un tiempo precioso, sin embargo, creo que hemos adquirido unos conocimientos nuevos, una herramienta base, para enfrentarnos con una lupa diferente a las informaciones que pululan sobre algunas anomalías como los fenómenos OVNI. A partir de ahora, y en ese tramo final del trabajo, vamos simplemente a OBSERVAR algunos detalles. Quiero darle algunas de mis opiniones. Vamos a jugar a ser detectives y ver qué cosas encajan y cuáles no. Incluso no tengamos miedo a dar la voz de alarma cuando creamos que nos están vendiendo ummo. ¿Se atreve a caminar sólo por la jungla?

Vamos a comenzar directamente con algo absolutamente real y publicado en los medios de comunicación.

8. OBSERVACIÓN DE UN DOCUMENTO FILTRADO A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

El periódico el País saca en su portada del día 19 de noviembre del pasado año de 2013 una noticia que acompaña una asombrosa imagen: un documento clasificado como RESERVADO fechado el 24 de octubre del mismo año. Información fresca, real y tangible, según lo que ya hemos aprendido sobre las materias clasificadas. Diríase que, después de lo complicado que está revelar información, aquí tenemos algo interesante. ¿Cierto? Además viene con sus sellos de clasificación perfectamente visibles. ¿Qué ha ocurrido aquí? ¿Cómo se ha filtrado? ¿Acaso alguien se ha infiltrado en algunas instalaciones y lo ha obtenido? El periódico no lo deja claro, evidentemente, para protegerse. Al ser información de carácter público somos libres de opinar. Pero… OBSERVEMOS.

otan 4

CONCLUSIONES

Sin entretenernos demasiado en el contenido del OFICIO, trata básicamente de las intenciones del Ejército de Tierra de expulsar a los trabajadores que se mueven en territorios ideológicos, delictivos y religiosos radicales. El documento está elaborado en una de las más altas instancias: la oficina de Inteligencia y Seguridad del Estado Mayor del Ejército (General 2º JEME). Evidentemente, no tiene por qué haberlo elaborado directamente un General. Lo más seguro es que haya sido un auxiliar de la Sección SEG-INT. Ha sido filtrado antes de haberlo terminado. Esto es muy importante. Al OFICIO le falta información del registro, algo vital a la hora de localizarlo en una base de datos, por ejemplo. Esto quiere decir, que el documento, tal y como aparece, no se puede remitir a ningún sitio. Ha sido filtrado antes de salir de la oficina que lo ha elaborado. O bien se ha proporcionado una fotocopia al periodista o bien se le ha proporcionado un archivo. Evidentemente, nadie se ha colado para capturarlo subrepticiamente.

El periódico dice textualmente: “…un oficio Reservado del Estado Mayor del Ejército de Tierra, fechado el pasado 24 de octubre, al que ha tenido acceso EL PAÍS…”. “Tener acceso” es algo ambiguo ¿no cree? Evidentemente, con ese lenguaje no hace falta dar más explicaciones. Sin embargo, simplemente con la observación de cómo está confeccionado el documento se puede aventurar que los periodistas han tenido acceso a la información porque el Ministerio así lo ha decidido.

Imagine que necesita hacer una campaña de publicidad potente para que la sociedad pueda comprobar que el Ejército tiene una firme intención de tener entre sus filas únicamente a los militares más ejemplares y que los radicales no tienen cabida. ¿Realizaría anuncios que le costaría millones de euros? ¿Qué se diría en él? ¿Cómo plantearlo? Hay otra opción. Simplemente se deja que un documento clasificado en el que se dan instrucciones precisas y que nadie debe ver, salga a la luz. Una publicidad indirecta y muy buena para que la población descubra la información en vez de tener que comprarla. Y si es RESERVADO, mejor. Una especie de publicidad subliminal u Operación Psicológica. ¿Cree usted que ha sido la pericia de un/a periodista el/ la que ha corrompido la profesionalidad de un funcionario? No lo creo, sinceramente.

Quiero enlazar este caso con el siguiente a través de un concepto que acabo de mencionar, muy utilizado en determinados ámbitos, y que aún no se ha explicado: las operaciones psicológicas. ¿Se ha lanzado alguna operación psicológica con respecto al tema OVNI? En mi humilde opinión sí; una muy bien orquestada y sibilinamente introducida, como si de publicidad subliminal se tratara, en uno de los grandes documentales jamás realizados en la Historia.

9. COSMOS. DE CARL SAGAN

Carl Sagan CosmosTrece capítulos que nos describen el Universo, el origen de la vida, las galaxias, la historia de la física y la astronomía con un lenguaje científico pero asequible, perfecto, medido; un lenguaje no verbal muy estudiado;  una oportunidad única para llegar a todo el mundo, literalmente, y enseñar a todas las generaciones qué nos rodea. Y especula con la idea de seres inteligentes, por supuesto, imaginando también cómo serán los habitantes de tal o cuál planeta. Imagina poder contactar con civilizaciones lejanas con unas maneras de narrar que rozan lo filosófico.

Su genialidad va atrapando e hipnotizando y nos lleva a ese punto en el que estamos predispuestos a creer lo que nos digan, para lanzarnos dos mensajes claros, de repente, sin esperarlo, cuyo estilo de narración cambia y el lenguaje se hace más ambiguo: TUNGUSKA (capítulo 4) fue un cometa y la abducción del matrimonio Hill (capítulo 12) pertenece al mundo de la superstición. Muy probablemente aquí se ha utilizado otra operación psicológica, hábilmente entreverada en los términos generales del documental,  encaminada a dirigir la opinión del público hacia el escepticismo.

Definición de Operación Psicológica: “actividades, planeadas, en paz, crisis o guerra, y dirigidas a un público, hostil, amigo o neutral, para influir en sus actividades y en los comportamientos que afectan a la consecución de objetivos políticos y/o militares”. “… se realizará el planeamiento en detalle, definiendo audiencias objetivo, y, en su caso, posibles audiencias externas, temas, símbolos, mensajes y efectos concretos…”. “La finalidad es influir en las percepciones, actitud y comportamiento de las audiencias objetivo”.

En fin. En un documental de tan tremendo calado, hacía falta transmitir obligatoriamente que no hay pruebas definitivas de existencia de OVNIS o extraterrestres, con esa famosa frase de “hechos extraordinarios exigen pruebas extraordinarias”. Ese es el objetivo. Ciencia sí, superstición no. Pruebas, los testimonios no sirven por sí mismos. Y la mejor manera es introducir en un par de episodios esos mensajes que, camuflados en el resto del documental se convierten en ciencia y pasan a formar parte del individuo que quiere aprenderla. Observe el documental con mucho detenimiento y comprobará que cuando llega el momento de hablar de los extraterrestres se torna poético y filosófico, casi utópico, pero cuando se trata de descender a casos concretos, se fija en dos de los más famosos y discutidos para desmitificarlos con una transformación del lenguaje, despreciativo cuando se trata de valorar los testimonios como única prueba y unos gestos de incredulidad; no puede evitar encogerse de hombros o reírse. Quizá hiciera falta que alguien con credibilidad diera carpetazo a dos casos que quizá siempre tuvieron una explicación natural y se ha notado la intención, claramente, de influir en la población.

otAN5

10. 1992: GRAN DESCLASIFICACIÓN ESPAÑOLA OVNI

Se han escrito libros y artículos de opinión. Todos los medios se han hecho eco desde el mismo momento en que salieron a la luz las desclasificaciones y la información vertida sobre este tema, objetiva u opinada, es muy amplia. Casi todos los autores que tratan con estos temas han vertido ríos de tinta al respecto y siento que el debate, polarizado en si la desclasificación fue real o una intoxicación y una manipulación, estará siempre en el candelero. Quizá usted espera leer en este capítulo que todo ha sido un montaje y que nos ocultan la verdadera información sobre los OVNIS. Siento decepcionarle. Quiero ser honesto con usted. Poco le voy a aportar. En este capítulo sólo debo limitarme a observar tales documentos liberados para ver qué puedo concluir, por supuesto teniendo en cuenta que nos encontramos en este tramo final en el que, repito, sí me permito la licencia de dar mis opiniones.

A la vista de los papeles, debo decir que la esclasificación, en su aspecto más formal y técnico, me parece correcta. Los procedimientos son correctos aunque deberían haber desaparecido las marcas de clasificación como dice la normativa descrita en el capítulo siete. Los sellos de desclasificación aparecen también de manera normal. Nótese que, según la fecha del documento, las marcas de clasificación aparecen sólo una vez en el documento, como mencionaba en el capítulo tres. Todo absolutamente normal y coherente. Incluso se han adjuntado los dibujos y fotografías correspondientes, como es el caso de Canarias. Los oficiales informadores e investigadores, en su subjetividad quizá hayan escrito con un estilo que deja entrever que todo tiene explicación natural. Quizá hayan seguido algún consejo u orden, pero esto no lo puedo asegurar. Puede ser que haya una tendencia inconsciente o planificada a tratar las investigaciones de una manera especialmente escéptica y no dejar hueco a las especulaciones. Por otro lado, algunas personas han escrito que se ha censurado información importante. Cierto. Información sobre los testigos principales porque así lo dice la normativa. Y probablemente también se hayan censurado otros datos que, sin pertenecer a los testigos, esté implicando algún sistema de armas propio o ajeno, sin tener que ser extraterrestre, y que estuviera clasificado y, por lo tanto, no podía revelarse su naturaleza.

¿Ha habido un comité de asesores escépticos que se ha limitado a estudiar qué expedientes se podían explicar para desclasificarlos? Puede ser, pero según la norma vigente, no debería extenderse a más de una o dos personas. Sin embargo, sí pertenece al JEMA la decisión de desclasificar, así pues, sí podríamos aventurar que algunos expedientes podrían haber quedado guardados por algún motivo desconocido. Poco más, salvo que me parece una desclasificación correcta aunque algo tendenciosa hacia el negacionismo, más que hacia el escepticismo.

11. ROBERT LAZAR. SE MIRA PERO NO SE TOCAotan bob

Su discurso es muy bueno y está lleno de informaciones que me hacen pensar que sí ha trabajado en unas instalaciones militares con alta seguridad y que ha tratado con materias altamente clasificadas. Habla de guardias armados y de tarjetas magnéticas, algo que, por otro lado, es muy normal en cualquier sitio de este estilo. Pero no habla de compañeros. Sólo hace una referencia al respecto de hacerse cargo de un grupo pero nunca habla de ellos. Esto me parece muy extraño, porque en cualquier sitio, aunque haya poco personal trabajando, hay cierto grado de compañerismo y, si declaráramos detalles sobre nuestro trabajo, seguro que haríamos alguna referencia a otras personas. Además relata que va al trabajo sólo cuando le llaman, sorpresivamente y tiene que tomar varios transportes como el autobús o el avión en soledad. No tiene ningún sentido ese despliegue para una persona, un simple trabajador, ni aún tratándose de la base más secreta del mundo. Cuenta las cosas incidiendo mucho en la perspectiva de primera persona; el yo, como si fuera una maquinación propia.

Cuando declara que la primera vez que ve una nave en la famosa  S-4 le expedientan por tocarla me pregunto lo siguiente ¿Le contratan para trabajar en la propulsión de unos vehículos muy especiales y le expedientan por tocarlos? Si ya los está viendo… ¿Qué diferencia hay? Es absurdo. Además, justo a continuación relata cómo se mete en uno de esos vehículos para inspeccionarlo. Lo dicho. Absurdo. Y más aún. ¿No nos cuenta en qué consiste ese expediente? ¿Le dijeron: está usted expedientado y punto? Cuando se expedienta a alguien, se establece un procedimiento muy concreto, que puede durar días, con unos interrogatorios y una práctica de diligencias que terminan en una sanción. ¿No nos da información sobre cómo concluyó todo? ¿Nadie se lo ha preguntado? Sencillamente, Lazar no habla de eso porque no sabría qué decir. Es fácil elucubrar sobre artefactos supuestamente extraterrestres, mucho más siendo físico, pero solo una persona que ha sido verdaderamente expedientada puede dar detalles de eso. Por cierto, la documentación que se genera sobre una posible sanción también es clasificada.

Le dicen en un momento determinado que le van a dejar solo en una habitación para ver unos documentos sobre el trabajo que va a desempeñar. Bien, pero ¿le dejan fotografías de seres supuestamente extraterrestres? Esto se contradice también con el concepto de necesidad de conocer. Más aún. En una primera declaración dijo que mientras cruzaba un pasillo, acompañado de la correspondiente guardia armada, levantó la vista accidentalmente y vio por una ventana una especie de ser extraño que bien podría ser un extraterrestre vivo. En ese momento los guardias le dijeron que no levantara la cabeza y que siguiera andando. Posteriormente cambió la versión y dijo que aunque había declarado que era un extraterrestre, probablemente era sólo un maniquí. Cambios de versión a parte le preguntaré algo ¿Le proporcionan imágenes sobre seres supuestamente extraterrestres y luego al cruzarse con uno en un pasillo, hecho ya rocambolesco, le obligan a no mirar?

En ningún sitio que tenga tantas medidas de seguridad los trabajadores son tratados como esclavos, que tienen que ir con la cabeza agachada y escoltados. Las informaciones o los materiales que no deban ser vistos, simplemente no se ven. Es absurdo, por otra parte que haya que ir escoltado también al baño, como él refiere. Es cómico. Lazar está magnificando la manera de tratar con los secretos porque, sencillamente, nunca ha tratado con ellos. Ya lo hemos visto en capítulos anteriores. Todo está compartimentado. Si voy por un pasillo y estoy trabajando en vehículos, jamás me encontraré con un extraterrestre y ni siquiera iré escoltado por nadie porque caminaré por sitios para los que esté autorizado. Para eso están las llaves magnéticas de las que hace referencia y que me dan acceso sólo a lo que puedo conocer.

¿Y qué me dicen de cómo ha actuado el Sistema? Según Bob, amenazas a sus amigos y un intento de asesinato incluido, por no mencionar que supuestamente se han eliminado documentos sobre su pasado o que los que se encuentren tengan una dudosa procedencia. Sobre esto hay mucha controversia. Lo que está claro es que si hubiera firmado un documento como el que dice, sería muy fácil llevarle a un juicio por revelación de secretos, por ejemplo, y no haría falta que explicara que reveló información sobre naves extraterrestres ¿Por qué callan las autoridades? Parecen que le diesen la razón y fuese intocable por salir en los medios. A mi me parece un tonto útil.

12. GARY McKINNON, EL TRAVIESOotan images

A este señor sí que le han acusado firmemente por algo que ha hecho pero ¿Qué ha hecho realmente? Introducirse en las redes de NASA, Ejército, Marina, Departamento de Defensa y la Fuerza Aérea estadounidense a través del Pentágono, para  robar contraseñas, eliminar más de mil cuentas de usuario y dejar sus redes fuera de servicio, bloqueándolas. Nadas más. No hay naves espaciales ni extraterrestres. Y por eso claro que le pueden juzgar. Lo que ocurre es que él declara que estaba buscando pruebas de la existencia de proyectos relacionados con OVNIS y extraterrestres. Bien, pero eso no significa que las encontrara. Creo que su objetivo sí podría, en principio, ser el de encontrar tan ansiada información, sin embargo jamás la pudo encontrar, sencillamente porque las informaciones sensibles, no están compartidas en ninguna red y mucho menos en aquella época.

Hablaba en el capítulo cuatro de que los sistemas que procesan información no tienen brechas. En este caso, Gary tampoco pudo acceder,  y mucho menos desde su casa como declara, a material tan importante si existiera porque los

ordenadores que manejan esa información NO están en red nunca. Es incómodo compartir información si no tenemos una red, pero es la forma de que no haya compromisos de seguridad.  Hay ordenadores que contienen información altamente clasificada, pero la única manera de ver esa información es, como he explicado en referido capítulo cuatro, sentarse físicamente delante del monitor.

¿Cree verdaderamente que existe un cuadro con veinte oficiales no terrestres compartido en una red, aunque sea super segura? Pues es lo que ha declarado esta persona. Miente. Ha accedido, cierto, a un ordenador o varios que están en red, pero no ha encontrado nada. Declaró que no pudo descargarse información por la lenta velocidad de la red en aquella época, por darse prisa y que no le descubrieran y por la calidad de algunas informaciones pero ¿cuánto hubiera tardado en descargarse la famosa lista de extraterrestres infiltrados? poco tiempo, seguramente. Pero no la tiene porque no la hay, o al menos no en red. Simplemente se ha dedicado a hacer travesuras y a magnificar, como hizo Lazar, y siempre en mi opinión, sus fechorías.

13. WIKILEAKSotan Evole-Assange-Embajada-Ecuador-Londres_EDIIMA20130519_0296_13

No soy un experto en este apartado pero he podido escanear bastante los documentos que aparecen colgados en este sitio. Opino que es información real y que Assange es un verdadero liberador de material sensible que ha perjudicado a autoridades e incluso gobiernos o personas directamente. Pero cuidado, no es oro todo lo que reluce. He podido comprobar que hay información muy moderna, una de las claves para considerar que es fresca y válida como decíamos en los capítulos cuatro y ocho pero curiosamente la mayoría de todo lo que se cuelga aquí pertenece a eventos que ya han pasado, lo que no le quita importancia al hecho de que se ha liberado información, y casi todo es no clasificado, lo cual tampoco quiere decir que no es importante pero que es más fácil liberar. Acuerdos, tratados internacionales, agendas sobre reuniones y sus temas a tratar, cartas personales etc., que por supuesto me parecen totalmente reales.

Curioseando he encontrado, por ejemplo, toda una colección de documentos, con cientos de páginas, sobre las investigaciones que el FBI realizó al fundador de la Cienciología, el Señor Hubbard y su nueva religión que puede ver directamente en este enlace del sitio de Wikileaks:https://wikileaks.org/wiki/Scientology:_2,826_pages_of_L._Ron_Hubbard%27s_FBI_Files,_1943-1993. También un directorio de empresas y personas de todo el mundo, España incluida, que apoyan a la Cienciología con números de teléfono y direcciones (del año 2006) que también puede consultar en:https://wikileaks.org/wiki/World_Institute_of_Scientology_Enterprises_International_Business_Directory,_2006. Es más, he podido encontrar un enlace interesante sobre Tunguska y los extraterrestres (https://wikileaks.org/gifiles/docs/64/6447_artifacts-with-extraterrestrial-writings-discovered-near.html). Por cierto, que el evento de Tunguska salga dos veces en este trabajo no es fijación mía. Ha sido casualidad.

Bien. Información interesante más o menos antigua aunque también la hay moderna, sobre todo la que tiene que ver con política y guerras. Un caso muy interesante pero dese prisa. Me da la sensación de que cada vez hay información menos fiable, más tóxica. Lo mejor de estos sitios es cuando empiezan y la información es complicada de encontrar. Al enterarme de que Wikileaks implementó un buscador por palabras en su página y darme cuenta de que ahora es muy fácil encontrar cosas he empezado a desconfiar de la veracidad de todas las informaciones. Y quiero prevenirle de algo. He notado que existe mucha información extractada. Y esto es un peligro grande ¿Qué quiero decir? Tanto en Wikileaks como en otros casos saltan en ocasiones a la palestra informes sobre OVNIS, extraterrestres o cosas más mundanas, ya sea porque alguien dice que los ha conseguido o porque en tal o en cual reunión de ONU, OTAN, o Bilderberg se han filtrado y que suelen tener títulos tan llamativos como por ejemplo “Mensaje extraterrestre recibido en julio de 2014”. Al ojearlos podremos encontrar incluso detalles sobre cómo es el mensaje o qué implicaciones políticas, militares y religiosas tiene.

Cuidado con determinadas informaciones filtradas que tienen esos títulos tan potentes porque la mayoría de las veces se ha producido la llamada extractación, es decir, acompañando a ese texto había delante un escrito que bien podría haber dicho “Adjunto se remite ejercicio de simulación” y sin embargo ese papel no está por pérdida o porque eliminándolo y liberando sólo el anexo (el informe) cambia totalmente el significado. Y le pondré un ejemplo de hoy en día. El famoso falso documental de Jordi Évole: Operación Palace. Le propongo un experimento. Consiga una copia legal de ese documental. Edítelo con una aplicación informática y bórrele el final, sí, cuando aparecen los protagonistas diciendo entre risas que todo es falso, inventado. Ya tiene un vídeo al que le falta algo, lo que le da el verdadero sentido. Lo que ha hecho es extractar información de un todo. Tiene en sus manos algo diferente. Ahora espere 25 años y suéltelo de nuevo en la televisión. Muchas personas que vivimos aquello nos acordaremos todavía y diremos que ese documental es falso, que aquello del 23-F no ocurrió así, pero otros ni lo recordarán porque no lo vieron. ¿Y los jóvenes, por ejemplo? No sabrán ni de lo que se habla. Podría crearse fácilmente la confusión suficiente para que muchas personas lo tomen como cierto y todo partió simplemente de la acción de cortar la parte vital de algo.

FINAL

Aquí concluye, este trabajo. Perdón si las opiniones vertidas en estos últimos capítulos tienen un carácter menos riguroso que el resto. Anuncié que iba a tomarme ese respiro y espero sepa disculpar que haya relajado el tono, sobre cosas más livianas. Me gustaría que, más allá de los errores que haya cometido, estas páginas le hayan hecho pensar. Me dejo mucho en el tintero; muchos casos, seguro, más interesantes o que se podrían ajustar más a los conocimientos adquiridos en los primeros capítulos y otros tantos que ni siquiera conozco. Espero que usted pueda plantearlos para analizarlos juntos. Seguiremos observando…

D. *

Puedes descargarte gratis EOC nº 76 en: http://elojocritico.info/wp-content/uploads/2014/07/EOC-76.pdf

* D. l aporta trece años de experiencia militar en varias unidades dentro del Ejército de Tierra, concretamente en Planas Mayores de Mando y explotando diferentes sistemas de telecomunicaciones e información tanto clasificados como no clasificados. Así mismo, posee amplia experiencia en el ámbito OTAN/UE, poseyendo todas las habilitaciones de seguridad necesarias. Aún en activo, ha sido condecorado con la Cruz al Merito Militar con Distintivo Blanco en 2006 y 2014. Todas las valoraciones expuestas son personales y no representan a ninguna institución. Este trabajo está basado en fuentes abiertas e información pública.

Entrevistado en exclusiva por nuestros compañeros David Cuevas y Juanjo Sánchez-Oro en:

 

Dejar un comentario

XHTML: Tu puedes usar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>