Published On: Mie, ago 22nd, 2018

IGNACIO DARNAUDE: IN MEMORIAM

Share This
Tags

Publicado en EOC nº 87/88

EOC 87 88El 26 de junio de 2018 fue un día aciago en la ufología hispanohablante. Una densa y sentida sensación de tristeza se extendió por todo el planeta OVNI a través de las redes sociales en cuanto trascendió la noticia. Ignacio Darnaude ha muerto.

Nos deja un legado de valor incalculable. Cinco libros profundos, pura filosofía de la ufología, no aptos para aficionados superficiales. Nos deja su gran obra: el UMMOCAT, un proyecto enciclopédico al que dedicó generosamente años enteros de su vida (recientemente corregido y digitalizado por nuestro compañero Moisés Garrido), y que ha sido la principal herramienta de trabajo para todos los ummólogos del planeta. Nos deja sus épicas cartas, irrepetibles, empapando sus profundas reflexiones con chorros de ese humor inteligente, a veces desternillante, que las hacían únicas. Pero sobretodo nos deja un vacío inmenso.80 cumpleaños de Ignacio Darnaude (18-11-11)

Ignacio Darnaude era un filósofo de la ufología, un pensador. Era un hombre brillante y creyente. Era profundamente generoso. Y por encima de todo era querido.

La tristeza que inundó las redes al saberse la noticia es la mejor evidencia de que, escépticos y creyentes, investigadores y divulgadores, todos, sentíamos un profundo cariño por Ignacio Darnaude. Incluso quienes, como desveló EOC en su nº 79, lo convirtieron en blanco de una broma cruel, en los últimos años de su vida. Hoy toda la comunidad ufológica, en un abrazo virtual, lloramos su perdida irreperable. Todo nuestro calor, cariño y afecto a Mariluz, lo único que amó más que el enigma OVNI.

DARNAUDE-LOCOMOTORA-300x156

ULTIMAS NOTICIAS DE DARNAUDE

Solo unas semanas antes de su partida y haciendo gala de su proverbial generosidad, recibimos la última comunicación de Ignacio, comentando nuestro número especial “UMMO: Quién, cuándo, cómo y por qué”:

 Queridos amigos:

Acabo de recibir el número extraordinario de marzo 2018 de la estupenda revista El Ojo Crítico, dirigida por Manuel Carballal. Me ha sorprendido la abrumadora cantidad de información que contiene, en torno a asuntos colaterales de las enigmáticas DSC000234 - copia

Así es que os quedo muy agradecido a todos los colaboradores de este espléndido número de EOC, que os ha salido redondo: Manuel Carballal, José Juan Montejo, Alejandro Agostinelli, Luis R.Gonzalez, David Cuevas, Jesús Ortega y otros que han ayudado a conformar esta biblia postummológica que se merece un chapeau a tumba abierta. Un fuerte abrazo.cartas de Ummo, temas y fotografías de gran valor por su originalidad y que nunca se habían publicado hasta ahora. La revista es una verdadera joya en ese aspecto, y nos hace un gran favor a los estudiosos de la ummología.

Ignacio Darnaude Rojas-Marcos

UNA ESTRELLA EN EL FIRMAMENTO

Darnaude 9

 

Más allá de lo que ha significado para mí en el ámbito ufológico, como pionero y gran filósofo de los OVNIs, valoro por encima de todo la gran amistad que se forjó entre nosotros desde que nos conocimos hace casi treinta años. He aprendido mucho de él, con su particular enfoque transufológico, en esas maravillosas e inolvidables reuniones que manteníamos en el salón de su acogedor hogar —que bauticé en su día como “templo darnaudiano”—, rodeados de miles de libros. Allí hemos conversado distendidamente sobre temas muy diversos, casi siempre limítrofes del conocimiento. En muchas ocasiones, acompañados de otros buenos amigos ufólogos (nombres como Joaquín Mateos, Manuel Filpo, José Luis Hermida, Pepe Ortiz, Lourdes Gómez, Javier Sierra, Rafa Cabello…)Es muy difícil asimilar la muerte de un ser querido. El dolor por la pérdida es indescriptible. Pasan los días, las semanas, los meses, los años… y no te haces a la idea de no volver a verlo más. Por eso me cuesta tanto asimilar el repentino fallecimiento de Ignacio Darnaude, un ser humano excepcional, único, al que quiero como si fuese de mi familia.

Moisés Garrido e Ignacio Darnaude (18-11-11)Pues sí, en torno a Ignacio nos hemos reunido muchos locos de los OVNIs para impregnarnos de su inmenso saber heterodoxo. Ignacio hizo gala también de un fino sentido del humor, por lo que las risas no faltaban cuando sacaba a relucir anécdotas y momentos surrealistas vividos desde que comenzó su pasión por los platillos volantes y el caso UMMO. En fin, siempre recordaré nuestro sólido lazo de amistad, los ratos de confidencias y reflexiones, la confianza que depositó en mí (hasta el punto de considerarme la persona apta para conservar sus archivos) y sus tres grandes cualidades: inteligencia, generosidad y humildad. Por eso, Ignacio deja una huella imborrable en todos nosotros. Nos enseñó más de lo que imaginó. Nos enseñó, sobre todo, a ser mejores personas y a mirar el mundo con otros ojos. Gracias, querido Ignacio, por haber existido y por ser ahora una nueva estrella que ilumina el firmamento. Sé, en el fondo, que no te has ido del todo, ¿verdad? No puedes dejarnos tan huérfanos. Me cuesta creer que el “templo darnaudiano” cierra sus puertas para siempre…

Moisés Garrido

  la foto 4

LA PROFECIA DE IGNACIO DARNAUDE

No es sencillo ponerle fecha a una amistad que parece que te ha acompañado toda la vida. Tampoco es lo que más importa. Esa noble pulsión humana por reconocerse en los demás y por buscar compañía en una existencia que atraviesa insoportables momentos de soledad, se convirtió en uno de los talentos que Ignacio Darnaude administró con mayor acierto. Ignacio fue pues, sobre todo, un amigo.

Darnaude y Sierra (13-10-09) - copia

Cuando llamé por primera vez a su puerta –debió ser hacia 1988-, lo hice impelido por las recomendaciones de otro ser tan querido como añorado, Antonio Ribera. El “padre” de la ufología española y “abuelo” de quien esto escribe, me urgió entonces a escribirle unas líneas y pedirle que me pusiera en la lista de receptores del Ummocat, un mamotreto caótico e informe de referencias cruzadas a los supuestos mensajes de una civilización extraterrestre infiltrada entre nosotros. Ignacio –me aseguró Antonio- adoraba torear esas plazas. Cualquier asunto que sonara a absurdo, teatral o esperpéntico tenía acogida en su biblioteca y era capaz de convertirse en asunto digno de estudio. “En realidad, lo absurdo es la marca de lo auténtico”, me dijo la primera vez que hablé con él. “Los contactadores –palabra que Ignacio repetía para referirse a ummitas, zetareticulianos, habitantes de Iarga o ángeles y espíritus de todo pejaje- firman así sus verdaderos textos. Todos vienen aquí a engañarnos”.

Darnaude 9b - copia (2)

El día que al fin estreché su mano, sus gruesos envíos de artículos inmisericordemente subrayados y referencias de su Ummocat, cobraron todo el sentido. En el salón de su casa me senté ante un hombre agudo, un simpar ratón de biblioteca que me recomendó como si fuera cuestión de vida o muerte que me suscribiera a varias revistas internacionales de misterio y que me hiciera cliente de Arcturus Book Service, una librería especializada en ovnis y otros misterios de los tiempos previos a Internet. Gracias a él, pues, terminé conociendo a los fundadores de aquella empresa, en especial a Mónica Williams, y aprendí a manejarme con cierto tiento por los cauces “oculturales” del channelling y sus ramificaciones. Fue una época apasionante.

pedrp

En todo el intenso caudal de años que compartimos, Ignacio nunca presumió de nada. Al contrario. Tenía asumido que su función en la vida no era otra que la de servir de puente para que la información heterodoxa fluyera desde cualquier parte del mundo. Me consta que no solo Antonio Ribera, sino también J. J. Benítez y hasta ufólogos tan alejados de sus planteamientos como Ballester Olmos, bebieron no pocas veces de sus fuentes. Unos manantiales caóticos y fecundos que él brindaba con generosidad y desapego.Quizá por eso no dude ni un minuto en reclutarle para empresas bibliográficas y periodísticas hoy casi olvidadas, como la enciclopedia Más Allá de los OVNIs (Heptada, 1992), la revista Año Cero (donde publicó un completo dossier sobre las hipótesis para interpretar el misterio de los No Identificados en su número 5), o varios artículos para monográficos de la revista Más Allá de la Ciencia que hoy son ya históricos. Ignacio escribía de un modo particular. De un barroco sevillano casi dieciochesco. Para un medio de comunicación con afán de masivo su estilo era una pesadilla, pero no así para quien –como yo- sabía el enorme caudal de lecturas, reflexiones, sátira y golpes de genialidad que escondía su autor.

 Hombre de palabra

Solo de tarde en tarde, el bueno de Ignacio acompañaba sus envíos con cuartillas escritas a máquina, a un solo espacio, abigarradas con pensamientos y comentarios únicos. Cuando las cuartillas se convertían en folios, el receptor sabía que el “oráculo ignaciano” tenía algo importante que comunicarle.???????????????????????????????

 En mi archivo guardo todas y cada una de esas notas. Son decenas. En realidad, un par de cientos. Y hoy, antes de redactar a vuelapluma estas líneas en su recuerdo, las he hojeado con una nostalgia infinita. Mi vista se ha detenido caprichosa en una. Debe ser una sincronicidad. Una de esas “carambolas cósmicas” a las que mi amigo fue tan aficionado. Se trata de una carta fechada el 5 de octubre de 1998. Ignacio la escribió unos días después de que le enviara un ejemplar dedicado de mi novela La dama azul. El autor del inacabable Ummocat –que además de ovnis, era un erudito en místicas como sor María de Jesús de Ágreda- leyó la obra de un tirón y me hizo llegar su particular crítica. “Creo que este ágil relato de transgresiones milagrosas de las leyes físicas se venderá bien”, dijo. Sonrío al releerla, ahogando un suspiro. Pero en ese folio dice algo más. Utilizando un tono profético que solo ahora percibo, escribió también que La dama azul era “un magnífico trabajo que ennoblece las alforjas de un buen agredano de adopción”.

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA “¿Un agredano de adopción?”

Para 1998 esa era, qué duda cabe, una extraña atribución. Un pensamiento imposible. Y, sin embargo, en 2009 Ágreda, la villa soriana natal de la protagonista de mi novela, me concedería precisamente ese honor. Hijo adoptivo de Ágreda. Ignacio –sin yo ser consciente hasta ahora mismo- lo había previsto once años antes.

Sin título

 ¡Pero no sé de qué me extraño! Él fue un hombre talentoso que pasó toda la vida leyendo a oteadores de otros mundos. A profetas y médiums. A “rasgadores del continuum espacio-temporal”, como gustaba decir. Y, claro, algo debió de pegársele.

Ojalá allá donde ahora se ha ido, sea capaz de enviarnos una señal como las que estudió con tanto ahínco.

Ojalá su fecunda vida de estudio no se olvide.

Ojalá sus escritos, su afán compilador, su hambre por relacionar datos y revelaciones dispersas se contagie a muchas otras mentes.

 …Ojalá estos deseos sean también profecías.

                                             pedreroJavier Sierra

darnaude

 EL ALMA ROTA

36233140_10213687012183262_6875273657619316736_n

Yo me fui a estudiar mi licenciatura de Periodismo a Sevilla, una ciudad en la que no tenía familia. Pero allí conocí a un hombre que con el paso del tiempo se convirtió en mi abuelo ufológico. En mi etapa universitaria, Ignacio Darnaude iluminaba muchos de mis días, jornadas en las que visitaba el templo darnaudiano empapándome de todo su saber.

Con él pasé horas maravillosamente infinitas consultando libros, revisando archivos, hablando de temas complejos al calor de una deliciosa taza de té, compartiendo con él sonrisas y lágrimas, paseos a librerías de viejo y una amistad marcada por la generosidad y el inmenso corazón de una de las mejores y más grandes personas que yo he tenido la dicha de conocer. Mis archivos están llenos de revistas, recortes y cientos de páginas marcadas por el sello del tren de Ignacio y su inconfundible rotulador rojo, regalos que Ignacio y Moisés Garrido me iban entregando para que completara mi formación en misterio y ufología.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 Tengo el alma rota desde que ayer, una hora antes de la presentación de mi libro, recibí la triste noticia del fallecimiento de mi maestro Ignacio. No puedo creer, asimilar, que ya no vaya a estar con él, que ya no pueda recibir un correo o una llamada suya. Hoy más que nunca no dejo de leer aquellas palabras que un día me dedicaste, esas que como tú sabes, llevo siempre conmigo para leerlas una y otra vez: “qué hermoso espectáculo es contemplar a un ser humano, muy humano, que todavía no se ha dejado corromper ni por la vida ni por las insidiosas y omnipresentes rencillas ufológicas. Lourdes con la cabeza bien alta yendo por derecho en la existencia.

Qué brillante ejemplo para los mezquinos platillólogos del montón. No cambies, chiquilla, sigue siendo tú misma, no des la venia a que te impongan el bozal y el reglamento de lo políticamente correcto, del pensamiento único y el pensamiento débil. Continúa de esa guisa, no permites que te compren, que hay muchas maneras de tentar y doblegar voluntades en vil metal y más aún en especie. Que más te vale el pan y cebolla que ceder, transigir y entregar el alma a cambio de platos de lentejas, algunos sabrosísimos y ciertamente irresistibles. ¿hay algo más rentable en el vivir que llevar encasquetado el chaleco antibalas de la honra? Lourdes Gómez: don Manuel Filpo y servidor te instamos, es una orden, a perserverar en el actual lourdesgomezismo, que llevas muy buen camino, querida y admirada compañera de fatiguitas ovniilógicas”.

Nunca te vayas del todo Ignacio, sigue iluminándonos. Espero que ahora ya sepas la verdad que tanto ansiabas conocer. Quererte más no puedo.

Lourdes Gómez

darnaudee

darnaudd

MI AMIGO IGNACIO… HACIA LAS ESTRELLAS

Darnaude 9c - copia (2)

 

Hoy, 27 de junio de 2018 inició su último viaje mi amigo Ignacio… Una noticia inesperada para sus amigos, pues su salud, que había superado diversos embates, parecía estar bien y nada hacía presagiar este triste y repentino desenlace., será un día triste para recordar: la pasada noche ini

Habíamos hablado por teléfono hace diez días, y tras comentar un poco el evento ufológico del pasado fin de semana en Barcelona nos despedimos como siempre y con su proverbial sentido del humor. El habitual “hasta la próxima” ya no podrá ser, y sus amigos estamos entristecidos y un poco más solos.

Tiempo habrá de glosar como se merece la figura de uno de los últimos pioneros de la ufología española que aún quedaban entre nosotros, más conocido por su dedicación al asunto Ummo. Ahora es tiempo de recordar al amigo desaparecido. Gracias Ignacio, maestro indiscutible y generoso, por tu amistad de treinta años. Buen viaje y un fuerte abrazo.

José Juan MontejoDarnaude en Urantia Foundation (Chicago,Oct-2008)

ADIOS, MI ABUELO UFOLÓGICO

 Era visita obligada. Cada vez que pasaba por Sevilla, había que peregrinar hacía su céntrica morada de Cabeza del Rey don Pedro para aprender de él. Con sabiduría infinita, sorprendentes teorías y un sentido del humor envidiable, siempre estaba ahí para atender a todo ufólatra que le requiriese para un rato de charla sobre lo humano, lo divino y lo cósmico. Cual tesoros tengo su histórico Ummocat impreso, encuadernado y lleno de posits, así como todos sus libros y otros que me regaló (algunos firmados), su embotellado vivo ummita y, aunque no se dejara fácilmente, media docena de entrevistas mágicas.

Darnaude-y-yoOs dejo por aquí una de ellas. E incluso me brindó el inenarrable honor de asistir a la presentación de mi primer libro, en octubre de 2016. Estoy bastante jodido, porque le tenía un aprecio especial a este pionero de la ufología. A Ignacio. El bueno de Ignacio. Y es que ha muerto Darnaude a los 87 años. Nos ha dejado mi añorado abuelo ufológico. Descansa en paz, maestro. Ya sea en el paraíso, en Ummo o en Magonia. Espero que, por fín, hayas obtenido las últimas respuestas. Entrevista a Ignacio Darnaude en su domicilio, noviembre de 2008: http://www.ivoox.com/11755173Darnaude-por-Fernando-Calderón-1928-2003

David Cuevas

DARNAUDE: PADRE DE LOS OVNIS

Ignacio Darnaude Rojas-Marcos es el ufólogo más veterano del mundo. Sus archivos son la biblioteca de Alejandría del fenómeno ovni. Si la ciencia asomara la nariz a su legado bajaría la cabeza, avergonzada por sus pecados de omisión. Darnaude ayuda siempre. Yo fui (soy) uno de sus beneficiados. Recuerdo muchos de sus consejos:

“No te metas en política porque te devorarán”.

“A Dios lo llevas dentro, siempre”.

“Lo raro es que todo es normal”.

“¿El secreto de los secretos?: abrir los ojos de la mente”.

“No te quedes nunca sin el combustible de la curiosidad”.

“No busques prestigio ante tus hijos”.

???????????????????????????????“Los extraterrestres son unos cachondos mentales”.

“Todo, en el fenómeno ovni, es puro teatro”.

“No se cumplen años; se cumple escepticismo”.

 ”Vivimos para que -después- nadie nos lo cuente”.

 J. J. Benitez*

*Tomado de JJBenitez.com

la foto 1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entrevista a Ignacio Darnaude publicada en EOC nº 77:

http://elojocritico.info/entrevista-a-ignacio-darnaude-los-ufologos-estamos-en-contrato-y-sin-nomina-de-los-visitantes/

Dejar un comentario

XHTML: Tu puedes usar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>