Published On: Sab, feb 15th, 2020

EL SECRETO DE LA TCI: QUIEN ES QUIEN EN LA TRANSCOMUNICACIÓN INSTRUMENTAL HOY

Share This
Tags

Publicado en EOC nº 89/90

EOC 89 portadaRaúl López Ramírez ha dedicado muchos años, y mucho dinero, a investigar la Transcomunicación Instrumental (TCI) y a los “transcomunicadores”. Con gran generosidad ha decidido, por primera vez, compartir las notas de sus viajes y experimentos para dibujar el mapa internacional de la TCI en 2020. En exclusiva para los lectores de EOC. Compartamos o no sus conclusiones, la información que nos ofrece es impagable, y en muchos casos ya prácticamente inaccesible.

He tenido la fortuna de conversar, compartir conocimiento e incluso visitar a los más grandes transcomunicadores del mundo, contactar con algunos de los más reputados investigadores mundiales de este fenómeno y asistir a experimentaciones transcomunicativas difíciles de explicar desde un punto de vista racional. Esta carrera, aún no finalizada, por el mundo de la Transcomunicación (TCI) me ha permitido entender, si bien no en su totalidad, el fenómeno en sí, la esencia del mismo, su desarrollo. Como en cualquier suceso en el campo de lo insólito, el fenómeno transcomunicativo es esquivo, no sigue unas reglas y tiene múltiples caras.

En este trabajo que está a punto de leer intento reordenar las teorías que en base a la experiencia de los mejores transcomunicadores y los mejores investigadores explican parte del fenómeno, o por lo menos correlaciona las distintas caras del mismo, en busca de una guía que pueda servir para comprenderlo e incluso para desarrollarlo. El fenómeno no puede ser entendido solamente desde el punto de vista racional porque hay una parte del mismo que trasciende y va más allá de lo comprensible por nuestra razón.

Es por ello que le recomiendo, que por unos largos minutos de esta lectura, haga caso al ícaro chamánico recibido por la Dra. Rosa Giove en su “viaje” chamánico que dice; “Ábrete corazón, ábrete sentimiento, ábrete entendimiento, deja a un lado la razón y deja brillar el sol escondido en tu interior”.

LA CREENCIA

«Es, pues, la fe, la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve». Hebreos 11:1

Tal y como nos explica el investigador Lluís Pastor en su libro “Comunicación entre muertos y vivos”, según diversos estudios, como los trabajos de Susan Kwilecki, desde los años 90 ha habido un incremento de personas que creen en “los fantasmas”. La doctora argumenta que dicho crecimiento es debido a los “medios de comunicación” y la industria del entretenimiento. Según algunos investigadores el nivel de creencia no depende ni del nivel de estudios, ni ingresos económicos ni si el entorno donde se vive es más rural o urbano. Lluís nos comenta que estudios como el de los sociólogos Joseph O. Backer y Scott Draper consideran que los niveles de creencia están más presentes en aquellas personas que no comulgan con una religión en concreto pero que la espiritualidad les llena ese vacío de fe. Además las modas “New Age” y toda la oferta de crecimiento personal, espiritual, motivacional que mezcla lo holístico, lo trascendental, la meditación y el yoga envuelto de un “halo” cuántico han creado la necesidad en la gente de “creer” habiendo actualmente una mayor aceptación hacia creencias transcendentales. Creo que en eso la fortísima crisis económica que hemos vivido ha ayudado. La gente ha buscado esperanza y consuelo ha decidido reencontrarse, como una manera también de escapar de los malos momentos del pasado.

Aún así la creencia en lo paranomal está más extendida de lo que a priori pudiera parecer. ¿Acaso deberíamos excluir las creencias religiosas?. Me hace gracia cuando hablo de temas fronterizos con compañeros, amigos y ponen cara de circunstancias y realizan preguntas del tipo: ¿y tú te crees todas esas tonterías?. Y claro… me lo está diciendo precisamente el que reza todos los días, frecuenta los domingos la iglesia del pueblo, pide ayuda a sus difuntos queridos o cree en un Dios Todopoderoso. Las creencias de por sí, son actos de fe, muchas de ellas, a priori indemostrables. Las creencias suelen ser limitadoras, abrazadas por el sesgo cognitivo de confirmación (no importa que la información de la que me alimento sea verdadera o falsa mientras confirme mis propios presupuestos). Hay una frase del filósofo Ludwig Josef Johann Wittgenstein que me gusta mucho; “Creemos ver el mundo, pero lo que vemos no es sino el marco de la ventana por la que lo miramos”.

LA ESPIRITUALIDAD

Los indicios de espiritualidad, religiosidad y las creencias en seres divinos, suprahumanos y mitológicos son muy antiguos. Desde el inicio de la humanidad, tener fe, creer en un dios o en u ser superior que nos proteja, minimiza nuestra ansiedad y el estrés. También nos da respuesta a aquello que no podemos explicar. Desde el punto de la ética y la moral, también, las creencias religiosas o espirituales, establecen unas bases de comportamiento, delimitando el mal del bien y la recompensa que nos espera.

La no aceptación, la desesperanza por la pérdida de un ser querido al que nunca más volveremos a ver, nos dotó de estrategias mentales para evitar el olvido y hacerlo presente. “Resucitar” a nuestro fallecido posicionándolo en un plano distinto al nuestro en el que sigue “vivo”. Una manera reconfortante de justificar el por qué no lo vemos pero sí sentimos, teniendo en cuenta que “el sentir” es subjetivo y por tanto indemostrable. Ahora bien, que nuestro cerebro nos haya dotado de estrategias que apacigüen nuestra ansiedad transcendental, no significa que haya una realidad paralela. Es evidente que no lo podemos demostrar, a priori, solo guiarnos por las experiencias que nos cuentan los demás y las propias vivencias que pueden inducirte a creer que esta no es la única realidad.

Los neurocientíficos argumentan que nuestro cerebro genera las experiencias místicas, religiosas y espirituales cuando se hiperactivan estructuras cerebrales en la parte del cerebro emocional o sistema límbico. De hecho se han llevado a cabo en varios laboratorios experimentos de estimulación magnética transcraneal, como los realizados por Stanley Koren y el neurólogo Michael Persinger, donde se ha podido confirmar que determinados sujetos, expuestos a dicha estimulación, sufren visiones, sensaciones y estados muy parecidos a los que cuentan personas que ha sufrido ECM (Experiencias cercanas a la muerte) y personas que han tenido experiencias místicas o de contacto espiritual.

El doctor Francisco J. Rubia, autor del libro “El cerebro espiritual” nos dice que “la materia cerebral puede producir espiritualidad y que por tanto tenemos una tendencia innata a la espiritualidad, sobre la cual se construye todo el edificio de las religiones”.[1]

Rubia asegura que “o bien Dios ha colocado en el cerebro humano estructuras que permiten la experiencia espiritual y el contacto con la divinidad, o que éstas son fruto de la evolución. Aún siendo fruto de la evolución queda la posibilidad de que un diseño divino lo haya hecho posible utilizando los mecanismos de la evolución para llegar al hombre y que fuese éste el que pudiese tener las experiencias espirituales y de esa manera poder comunicarse con los seres espirituales. Pero también es posible la postura contraria, a saber, que estas estructuras son las que han generado las creencias en seres espirituales como un producto accesorio de otras funciones ligadas al cerebro emocional”. Entonces; ¿debemos considerar las experiencias sobrenaturales, producto de nuestra actividad cerebral y por tanto inexistentes en una realidad objetiva?.

Ante estos planteamientos tan sugerentes y considerándome un escéptico reciclado -y digo reciclado, porque cuando empecé la investigación sobre fenómenos transcomunicactivo mi postura era la de un escéptico dogmático o negacionista, fiel seguidor de las andanzas del ilusionista James Randi paradigma del “talibanismo” escéptico-, decidí hace unos años embarcarme en la investigación del fenómeno TCI, sin prejuicios, teniendo en cuenta todas las posibilidades, desde el fraude, a la experiencia espiritual, el engaño del inconsciente, o el fenómeno psíquico.

Una búsqueda de la verdad que me ha llevado a conocer a personas extraordinarias y a testigos únicos de un fenómeno denostado por unos y amado por otros. Un fenómeno popular del que la mayoría ha oído hablar, pero del que se desconoce casi todo. Y lo que se conoce, o por lo menos se populariza en España, son siempre las mismas teorías sobre su origen y los mismos protagonistas. Registrar voces que no parecen de este mundo y que no deberían estar ahí, es inquietante, pero conversar o recibir mensajes de amplio contenido parece más bien fantasioso, o chaladura. Aún así, unos pocos elegidos en el mundo a lo largo del siglo pasado y de éste, parecen tener la capacidad de poder establecer un contacto duradero y claro con ese “otro lado”, esa otra dimensión, nivel evolutivo, campo de información o multi-conciencia.

¿QUÉ ES LA TCI?

Antes de definir qué es la transcomunicación instrumental, que como norma general englobaría a las psicofonías y a las psicoimágenes, me gustaría comentaros que los dos términos mencionados no me parecen correctos, aunque los utilizaré a lo largo de este artículo, por ser los términos más utilizados y estar el lector familiarizado.

¿Cómo denominar al fenómeno “psicofónico”?

Psicofonía: No me parece el término más adecuado para definir el registro de una voz paranormal. Psicofonía contiene el sufijo fonía, que significa sonido o voz, lo cual es acertado Pero el prefijo psico, me parece incorrecto. Psico en el griego antiguo significa Vida, alma o mente. Actualmente se utiliza para denominar algo relacionado con la mente humana, como la palabra psicología. Así que con dicha denominación: psicofonia, damos a entender que el origen de la fonía (el sonido, la voz paranormal) es mental, cuando realmente no sabemos su procedencia.

Metafonía: Otros investigadores, sobretodo italianos, prefieren denominarlo metafonia. Donde el prefijo meta significaría más allá de. Pero es una palabra que causa confusión porque también se utiliza la misma palabra en linguísitica para referirse a la modificación del timbre de un fonema por influencia de un fonema vecino.

EVP: Una denominación correcta pudiera ser EVP que proviene del inglés y significa Electronic Voice Phenomenon (El fenómeno de las voces electrónicas). Puesto que las mal llamadas psicofonías serían eso, un fenómeno por el cual voces de procedencia desconocida se graban o se reproducen en un aparato electrónico. Claro que las siglas EVP estarían excluyendo a aquellas inclusiones sonoras desconocidas que se escuchan en directo, como las reportadas en sesiones mediúmnicas donde la voz paranormal podía escucharse en el ambiente.

Parafonía: Me parece más acertado para referirse a una incursión de voz desconocida independientemente del medio que se produzca porque para significa “al margen de”. Por ejemplo, paranormal sería lo catalogado al margen de lo normal. Así que con parafonía estaríamos refiriéndonos a una voz o sonido al margen de lo normal o dígase habitual. Hacemos más bien referencia a un sonido desconocido.

¿Cómo denominar al fenómeno?

Psicoimágenes: Aunque en este artículo utilice la palabra psicoimágenes, por ser la más conocida, al igual que psicofonía, es incorrecta porque incurrimos en el mismo error de definición atribuyendo su aparición a la mente.

Transimágenes: Donde el prefijo trans significa a través de o “al otro lado de”, Podría servirnos para definir aquellas imágenes de procedencia desconocida en soporte televisivo o fotográfico.

Transvideo: Haríamos referencia a las imágenes paranormales que aparecen en un monitor de tv, excluyendo otras formas de apariciones.

Ideoplastia: Algunos investigadores denominan al fenómeno; ideoplastia, haciendo referencia a que es el pensamiento el que influye sobre la materia generando la imagen en soporte físico o electrónico.

Teleplastia: Donde Tele significa “distancia” y Plastia hace referencia a la modificación de forma de una estructura deformada.

El parapsicólogo francés René Sudre lo definió como la Impresión de imágenes que aparecen de forma inexplicable en un medio físico; suelo, paredes, mesas…etc. A mi parecer, siendo una definición correcta, no la utilizaría cuando la modificación es en un medio electrónico como en el caso de un televisor donde la modificación de forma es electrónica, aunque no es un término que me desagrade.Experimentando con mesa parlante

Paraimágenes: Al igual que parafonía, como término genérico, paraimagen me parece el más adecuado al referirnos a la aparición de una imagen, en cualquier soporte, al margen de lo normal.

¿A qué denominamos TCIl?

Aún así si queremos generalizar más e incluir en el fenómeno de las comunicaciones paranormales cualquier tipo de dispositivo electrónico, ordenadores, Faxes, teléfonos, etc., me gusta la denominación Transcomunicación Instrumental (TCI), que es un término acuñado en las década de los 70 por el físico e investigador alemán Ernst Senkowski, refiriéndose a la comunicación a través de dispositivos electrónicos. Y si quiésemos englobar cualquier forma de comunicación paranormal independientemente del medio, simplemente denominarla Transcomunicación.

A la TCI hay quien la denomina Espiritismo Electrónico, siendo incorrecto porque estaría fundamentando el fenómeno en base a estos principios de los que se fundamente el espiritismo;

-Creer en la existencia de un Dios no personificado

-Creer en la existencia del espíritu, es decir en la inmortalidad del alma

-Creer en la reencarnación

-Creer que es posible la comunicación

-Y creer en la pluralidad de los mundos habitados

En el acto transcomunicativo a mí me gusta englobar todos aquello métodos que permiten el contacto paranormal como el trance mediúmnico, la ouija, la escritura automática, las mesas parlantes o la Transcomunicación Instrumental. ¿Pero qué diferencia hay entre ellas?. La diferencia principal es que el trance mediumnico no necesita de un soporte físico para la manifestación de las supuestas entidades, ya que el soporte es el propio médium. La ouija la escritura automática y la mesa, tienen el denominador común de necesitar un soporte mecánico para el contacto, en el caso de la ouija, un vaso o tablilla; en la escritura automática un bolígrafo; y en con el método de mesa parlante, lógicamente una mesa. Además en todas ellas se hace necesario el contacto de las manos. En el caso de la TCI el soporte suele ser un aparato electrónico y en el contacto hay un hecho físico hasta cierto punto medible y no subjetivo, y es que escuchamos una voz en el caso de las psicofonías o vemos una imagen en el caso de las piscoimágenes.

Salvando ciertas distancias, todos estos métodos tienen un objetivo, y es el contacto con otras supuestas realidades. Es por ello que los mensajes que nos ofrecen cualquiera de estos sistemas son muy similares, llegando a ser complementarios. El fenómeno, el resultado final, es el mismo, obtenemos mensajes que parecen ser independientes del operador, con autonomía propia. Cuyo contenido, en su mayoría es de temática espiritual o filosófica. Así que para mí el fenómeno transcomunicativo no se circunscribe solamente a la obtención de las “psicofonías” y “psicoimágenes”, sino que engloba cualquier forma de comunicación con una “entidad” (exógena o endógena) que nos parece ubicada en una “realidad” diferente a la nuestra, que parece expresarse con autonomía propia y con independencia del sujeto emisor. En este artículo, me centraré en destripar lo que se conoce como TCI. O vulgarmente, en España, como las psicofonías y las psicoimágenes.

MIS COMIENZOS EN LA TRANSCOMUNICACIÓN

Mi aventura con la TCI empezó una primavera de 2013, después de ver en canal de televisión un docu-show americano de cazafantasmas muy popular donde su protagonista Zack Bagans y su equipo visitaban lugares encantados en aras de poder registrar todo tipo de femenología paranormal que allí se produjese. Aquello me parecía esperpéntico y sobreactuado, pero tenía curiosidad por indagar qué verdad se escondía tras ello. En esos mismos días, me tropecé por internet con un conocido fotógrafo bloguero americano llamado Steve Huff que utilizaba un aparato denominado GhostBox, que ya lo había visto en el programa de cazafantasmas y con el que conseguía comunicar con “los muertos”. Aquello me dejó sobrecogido por lo absurdo del método y a la vez me alentó a interesarme por un fenómeno del que había oído hablar pero que me resultaba chirriante: las psicofonías. Aunque más adelante me interesé también por el fenómeno de las psicoimágenes.

Tenía claro mi propósito: averiguar qué había de verdad tras las mal llamadas psicofonías. Durante meses me dediqué a devorar toda la bibliografía en diferentes idiomas que hablasen sobre ello. Gracias a “San Google” pude traducir diversas bibliografías en alemán, francés, inglés e italiano. También devoré infinitud de documentales, artículos, programas de radio y tv, podcasts, en fin, todo lo que encontré en la red y que me parecía serio. Una vez consideré que ya estaba preparado para dar un saltito más, inicié la parte práctica, mi experimentación, sin prejuicios, con la mente abierta.

Había varios elementos que jugaban a mi favor en mi búsqueda de la verdad. Era escéptico, astrónomo aficionado, fotógrafo y especialista en mentalismo (rama del ilusionismo que emula por medio de trucos de magia efectos parapsicológicos), así que partía con una buena base para no dejarme llevar por supercherías y evitar el engaño. Pero lo más importante; estaba decidido a perseguir el misterio, a saber qué verdad se escondía en él. Sin descanso, sin tirar la toalla y con total honestidad.

Empecé por algo que me pareció aparentemente sencillo, demostrar el fraude o la inutilidad del sistema de transcomunicación denominado GhostBox y que por aquél entonces era un sistema prácticamente desconocido en España. Posiblemente fui uno de los pioneros en experimentar con dicho método, por lo menos no encontré casuística en español hasta tiempo después.

Las GhostBox, también denominada Spiritbox, es una pequeña radio que escanea frecuencia de emisoras a mucha velocidad. La que yo adquirí lo puede hacer entre 100 y 400ms y entre cada paso inyecta ruido blanco sintético. Escanea 320 frecuencias de FM desde los 76Mhz a los 108Mhz y en AM desde los 535Khz a 1705KHZ.Ghostbox

Las supuestas entidades parece ser que se manifiestan entre las voces radiofónicas entrecortadas y el ruido blanco. La ventaja de este método es que parece dar muchos resultados positivos que se pueden escuchar en directo, ya que el aparato está conectado a un altavoz. La desventaja es la fiabilidad, debido a que por muy rápido que sea el barrido, siempre se pueden colar voces de locutores y hacernos confundir generando una pareidolia auditiva. Por eso, el método de experimentación tiene que ser muy cuidadoso y no es recomendable hacer preguntas donde las respuestas sean demasiado abiertas. Alentado por los resultados de Steve Huff, quise replicar lo más fielmente posible el sistema que estaba usando él. Todavía no era consciente que el “secreto” para obtener resultados psicofónicos no radicaba en replicar los métodos de otros, sino que había muchos otros factores que influían en el desarrollo de la habilidad transcomunicactiva (como luego veremos), aún así imité todos su procesos, rituales y materiales utilizados. Mi intención era demostrar que no había nada paranormal en el suceso y que todo era debido a emisiones de radio que se colaban y abarcaban varios pasos de frecuencia, casualidad en las respuestas, pareidolias e interpretaciones subjetivas erróneas. Todo ello provocado porque nuestro cerebro buscaba en toda esa amalgama de vocablos patrones que se adaptaran a la respuesta esperada.

Experimentaba dos o tres veces por semana una media hora. Tuve suerte, los resultados, para mi sorpresa se produjeron muy pronto, en la segunda sesión. Alentado, pero a la vez desconfiado, realicé experimentos más asépticos para descartar la pareidolia. E incluso me presté al análisis sonógráfico de algunas inclusiones por el ingeniero de sonido Lorenzo Matellán. (Pueden ver los informes en mi web; www.tiempodemisterio.com).

Durante un periodo de 3 meses conseguí resultados destacables, hasta que el fenómeno desapareció. No voy a entrar a desgranar todo el estudio y las conclusiones que hice sobre el aparato ya que daría para otro artículo, aún así lo tengo publicado en mi web para los interesados. (http://acuerdatebien.wixsite.com/tiempodemisterio/single-post/2019/08/29/Mi-experiencia-con-la-GhostBox)

Aún llegando a la conclusión que el aparato como elemento transcomunicativo no es fiable, sí puede desencadenar el fenómeno. Conforme vaya avanzando en la lectura de este artículo, entenderá por qué lo digo y por qué no lo entierro definitivamente en el cementerio de los inventos inútiles. También digo que en estos últimos 6 años puedo contar con los dedos de una mano, los experimentadores serios que a nivel mundial consiguen resultados destacables y perdurables con la GhostBox.En este proceso de búsqueda y estudio he pasado por varias etapas que me han ayudado a comprender los intríngulis del fenómeno. Si bien no he llegado a una conclusión cierta del porqué y cómo se produce el fenómeno sí creo haberme acercado un poquito a su comprensión. Y es lo que quiero compartir con ustedes, desde la honestidad, la humildad y siendo consciente que pueda estar totalmente equivocado.

EL NACIMIENTO DE LA TCI

La comunicación moderna con los espíritus comienza en 1848 en Hydesville, Nueva York con las hermanas Fox (Margaret Kate y Leah) después de que afirmaran ser testigos de una serie de fenómenos paranormales. Comunicaciones con los espíritus a través de un código de golpes (raps) que recibían a las preguntas que las hermanas formulaban. A partir de entonces empezaron proliferar los médiums, intermediarios entre los muertos y los vivos que se servían principalmente para sus comunicaciones del trance, las mesas parlantes, la escritura automática y la planchette (precursora del tablero ouija).

Por esa época se puso de moda la tiptología o mesas parlantes que era una forma de comunicación espiritual utilizando una mesa, normalmente de velatorio, con tres patas y donde los participantes ponían las manos encima de ella formando un círculo. La mesa se balanceaba y sus patas golpeaban contra el suelo estableciéndose un código de comunicación.Ese hecho tan insólito, llamó la atención en 1854 de un erudito escéptico profesor, filósofo y escritor francés llamado Hippolyte Léon Denizard Rivail, más conocido como Allan Kardec, que llevado por la curiosidad y empujado por algunos amigos que asistían a dichas sesiones, decidió investigar el fenómeno, topándose con una realidad alejada de sus convicciones y creencias y admitiendo la realidad de la comunicación entre vivos y fallecidos, lo que le hizo dedicarse el resto de su vida a experimentar y escribir sobre las prácticas espíritas. Estableciendo las bases del espiritismo moderno y extendiendo la doctrina espírita por todo el mundo a partir de la publicación de su libro “El libro de los espíritus”, en 1857.

HISTORIA DE LA TCI

La transcomunicación como tal, principalmente el registro en aparatos de grabación de voces o de imágenes paranormales, es más reciente. Si ánimo de alargarme con demasiados datos históricos sobre el fenómeno transcomunicativo, creo que es interesante para situarnos y calibrar la trascendencia del fenómeno, resumir en unas pinceladas y en orden cronológico las fechas y los personajes relevantes en el mundo de la TCI.

Por orden cronológico se considera que la primera grabación psicofónica la obtuvo por casualidad en 1901 el antropólogo Wadelmar Bogoras cuando se hallaba en Siberia grabando un ritual chamánico, y al reproducir el registro escuchó unas voces que no pertenecían a ninguno de los presentes en el ritual.

En 1925 el brasileño Oscar D´Argonell afirmaba que “hablaba” por teléfono con los muertos llegando a escribir un libro titulado “Voces del Más Allá por teléfono”.

En 1952 en laboratorio de física de la Universidad del Sagrado Corazón de Milán los padres Gemelli y Ernetti mientras grababan cantos gregorianos obtuvieron las primeras voces paranormales grabadas en cinta magnética. En concreto la voz del padre de Gemelli. (Por cierto el Padre Ernetti fue más adelante conocido por su famoso y polémico “cronovisor”, aparato por el que se podía ver en un pantalla hechos históricos del pasado).

Al que consideran el padre de la transcomunicación por popularizar el fenómeno fue el sueco Friedrich Jürgenson. Un hombre muy ilustrado que fue un pintor, músico y productor cinematográfico. Su aventura con el mundo psicofónico empezó en 1959 a raíz de unas grabaciones de cantos de pájaros que estaba haciendo para un documental y donde se registró entre el sonido de los pájaros una trompetas y la voz de un hombre que en noruego hacía referencia al cantar de los pájaros. A partir de ahí se dedicó a investigar con ahínco el fenómeno. Jürgenson, publicó en 1964 su primer libro “Voces del Universo” y un tiempo después, “Comunicaciones por radio con los muertos”.

En 1964 el italiano Marcello Bacci, posiblemente el más conocido transcomunicador de la historia, empieza a registrar, utilizando varias radios, voces paranormales de una calidad asombrosa, obteniendo conversaciones de varios minutos en su laboratorio de investigación en Grosseto. Se hizo famoso, muy a su pesar, por reuniones que organizaba frecuentemente en el Centro Psicofónico de Grosseto, donde invitaba a padres y madres que habían perdido a sus hijos para poder comunicarse con ellos utilizando una vieja radio de válvulas. Nunca se lucró con ello porque no aceptaba dinero. Escribió el libro “Il mistero delle voci dall’aldilà”.

En 1967 el Dr. Konstantin Raudive, escritor, filósofo y psicólogo letón, después de leer el libro de Jürgenson “Comunicaciones por radio con los muertos”, decidió conocer a Jürgenson, estableciendo una amistad que les llevó por un tiempo a investigar juntos. Raudive registró miles de psicofonías, colaboró con Hans Bender -catedrático de Psicología en la Universidad de Friburgo de Brisgovia- y el ingeniero electrónico Alex Schneider, profesor de Física en la Universidad suiza. En 1969 publicó su libro que se hizo muy popular “Lo inaudible se hace audible”, acompañado de un disco de vinilo con ejemplos de sus grabaciones más destacadas.

 En los años 70 nace la Metascience Foundation, una fundación sin ánimo de lucro cuyo objeto era el estudio de los fenómenos parapsicológicos. Entre sus fundadores y colaboradores había numerosos científicos, físicos, médicos e ingenieros. Dos de los investigadores de la fundación; el industrial George W. y su mujer Jeannette Meek contactan con William O’Neil un técnico en electrónica con capacidades mediúmnicas que decía poder comunicar con seres espirituales. Uno de los fallecidos con los que supuestamente comunicaba, llamado Doctor Muller, y que decía ser ingeniero de la NASA, le comunicó a O’Neil como construir un aparato para comunicar con los fallecidos. Aparato que denominaron Spiricom. Se trataba de un generador de 13 tonos donde las supuestas entidades se nutrían de ellos para poder modelar las voces. El aparato funcionó por un breve espacio de tiempo y después las voces desaparecieron. La fundación hizo público los planos técnicos para la construcción del aparato.

En 1975 La americana Sarah Estep fundó la Asociación Americana del Fenómeno Electrónico de Voz (AAEVP). En 1982 escribió el libro “Voces de la Eternidad”. Dedicó toda su vida con gran éxito al estudio de la transcomunicación. Obtenía grabaciones tanto de voces directas de radio, usando una vieja radio de válvulas desintonizada, como utilizando la técnica del reverso, es decir, las psicofonías aparecían cuando reproducía la grabación al revés. Otra peculiaridad es que supuestamente contactaba con el compositor Beethoven, por lo que en sus registros aparecían trozos musicales de supuestas obras suyas inéditas.

En 1982 el físico alemán Hans Otto König se convierte en un referente mundial en el campo de la TCI. Como experto en electroacústica diseñó sus propios aparatos consiguiendo registros tanto visuales como sonoros de una calidad inaudita hasta entonces.

En 1985 el alemán Klaus Schreiber tras la muerte de su hija, empezó a comunicar con ella con grabaciones psicofónicas y fue ella precisamente quien le explicó la técnica para poder grabar las psicoimágenes. Desde entonces su método se conoce como la técnica Schreiber. Que no es más que conectar la cámara de vídeo a la entrada de la TV y enfocar la cámara a la propia pantalla de TV, creándose un efecto espejo, llamado retroalimentación.

1985 El matrimonio Harsch-Fischbach de Luxemburgo consiguieron grabaciones espectaculares tanto de audio como de Tv de entidades de otros planos que decían transmitir de un lugar llamado Timestream. Dichas entidades decían que los fallecidos “resucitaban” en un planeta parecido al nuestro llamado Marduk.

1987 Los alemanes Fritz Malkhoff y Adolf Homes, cada uno por su lado, empezaron a recibir comunicaciones paranormales. Al enterarse, se hicieron amigos y experimentaron juntos obteniendo parafonías como imágenes paranormales tanto en el ordenador como en el televisor.hdr

1988 La Brasileña Sonia Rinaldi empezó a investigar la TCI, junto con el científico brasileño Dr. Hernani Guimarães Andrade, en su instituto (IBPP – Instituto Brasileiro de Pesquisas Psicobiofísicas). En la actualidad dirige el Instituto de Pesquisas Avançadas em Transcomunicação (IPATI). Colaboró con laboratorios y hospitales médicos en diversos experimentos sobre TCI. Uno de los más controvertidos, de hace pocos años, cuando con un equipo médico estudiaron la posibilidad de contacto psicofónico con personas en coma, como en el caso de Edmon, que después de un infarto quedó en coma en 1999. También se estudió los contactos con personas autistas profundos como el caso de Malu, una niña autista de 11 años que supuestamente comunicaba por medio de psicofonías mientras dormía. Se registron 117 archivos de audio. Poseo los informes de los análisis sonográficos donde en efecto, se registraron voces.

Sonia está a la vanguardia de la investigación en TCI, también gracias a la permisividad y tolerancia de los científicos brasileños más propensos por temas culturales a tener creencias espirituales.

A Sonia, tuve el placer de entrevistarla a distancia. En el 2016 mi hermana vivía en San Paolo (Brasil) y gracias a las gestiones de un amigo en común con Sonia, el investigador José Garrido, conseguimos que nos concediera el placer de visitarla y experimentar con ella. Por temas de agenda, no pude asistir, pero sí que lo hicieron mi hermana, mi cuñado y mi padre que investiga el mundo de las psicoimágenes. Sonia abrió sus puertas y se desvivió en explicaciones. Y también pudieron experimentar con parafonias y transfiguraciones. Fue, que yo sepa, la primera entrevista que concedió en castellano. Se puede ver aquí; (https://youtu.be/up7F50Ff_2Q).

En 1997 Anabela Cardoso, ex cónsul de Portugal en Galicia, recibía principalmente sus psicofonías a través de una o varias radio desintonizadas en bandas restringidas del estado. Su comunicante principal decía llamarse Carlos de Almeida y comunicaba desde la Estación Rio del Tiempo. Anabela, incansable investigadora, directora del prestigioso boletín dedicado a la TCI “ITC Journal “, consiguió en 2010 que se hiciera una investigación científica, sobre las grabaciones psicofónicas, en las instalaciones de la Universidad de Telecomunicaciones de Vigo y cuyos resultados se publicaron en la revista científica Neuroquantology en el 2012. Autora de dos libros en inglés; “Electronic Voices: Contact with Another Dimension?” y “Electronic Contact with the Dead: What do the Voices Tell Us?”.

Dentro de este breve repaso histórico de los experimentadores más relevantes, quisiera mencionar a dos españoles que fueron los que dieron a conocer el fenómeno en España:

Germán de Argumosa (1921-2007), parapsicólogo, escritor, articulista y conferenciante fue el que popularizó las psicofonías en España. Siempre será recordado por su famosa y polémica “Psicofonía del infierno” (la supuesta psicofonía más terrorífica y larga de la historia).

Sinesio Darnell (1929-2011) fue químico industrial, técnico en microbiología y diplomado en química oleícola. En 1974, empezó su andadura como investigador en transcomunicación tras la lectura de varios artículos que hablaban del fenómeno. Si bien actuó con escepticismo y aplicando el método científico en varias de sus experimentaciones, dada la facilidad que tenía para las grabaciones psicofónicas, acabó abrazando teorías más transcendentales para explicar el fenómeno. Formuló la teoría de la “interfase”. Un lugar en entre la vida terrestre la espiritual, una zona intermedia a la que denominó interfase. Sus mejores registros psicofónicos los consiguió con una radio moderna desintonizada en onda corta y conectada al ordenador de manera que el sonido del ruido blanco de la radio se registraba directamente en el PC. Su libro más conocido; “El Misterio de la Psicofonía”.

Tras este breve repaso histórico del que me he dejado muchos otros destacados experimentadores, podemos sacar, a priori, una conclusión interesante; en general son investigadores – experimentadores con alto nivel cultural y formativo. Ya sabemos que hay tendencia a pensar que estos temas son tonterías de una pandilla de ignorantes o crédulos, cuando resulta que en su gran mayoría son personas bien formadas, inquietas, curiosas e inicialmente escépticas. Pero… ¿y actualmente? ¿No hay experimentadores nuevos que consigan resultados destacables? Y cuidado, cuando digo “destacable” me refiero a registros largos y claros. Pues sí, los hay. Hay grandísimos investigadores y experimentadores desconocidos para el público en general y también para la mayoría de investigadores en fenómenos insólitos y diré más, para la mayoría de investigadores especializados en TCI. Más adelante mencionaré el trabajo de algunos de ellos con los que mantengo relación y confío en la honestidad de su trabajo.

EL FENÓMENO DE LA VOZ DIRECTA

La mayoría piensa que las voces paranormales se obtienen utilizando medios técnicos, cuando el fenómeno es mucho más amplio y misterioso. La Voz Directa la podríamos definir como una psicofonía audible sin el uso de ningún dispositivo técnico. Es decir que se escucha en el ambiente, en directo. Por ejemplo, varios médiums del siglo pasado utilizaban un cono metálico en forma de trompeta por donde surgían las voces paranormales que eran escuchadas por los asistentes.

Ya el estudioso de fenómenos paranormales, el ingeniero mecánico William Jackson Crawford, hizo sus estudios de este fenómeno, investigando a finales del siglo XIX a una médium a la que llamaba Señora Z. La cual conseguía que las voces surgieran mágicamente de unas trompetas huecas. Estas voces también podían escucharse por medio de una caja de voz hecha de ectoplasma, denominada garganta ectoplasmática y que producían algunos médiums como el británico Leslie Flint.

Leslie Flint

1911-1964. Fue uno de los médiums más conocidos de Gran Bretraña y su gran habilidad era la emisión de voces paranormales que se producían en directo, en presencia de testigos y sin que él entrara en trance. Lo curioso es que los asistentes a sus sesiones podían “conversar” con personajes famosos fallecidos como el actor Rodolfo Valentino, Winston Churchill, OIscar Wilde o Mahatma Gandhi, entre otros muchos. La primera demostración pública de sus habilidades fue en 1935 y su fama trascendió tanto que en ocasiones llenaba auditorios de cientos de personas que se afanaban por escuchar esas misteriosas voces. Leslie se convierte en el médium más investigado de Inglaterra por diferentes especialistas.

A Flint se le realizaron pruebas en los años 70 por medio de la SPR (The Society for Psychical Research). Entre ellas; conectarle un micrófono en su laringe para comprobar si ésta vibraba mientras aparecían las voces. Taparle cuidadosamente la boca y comprobar que su habilidad no fuese efecto de la ventriloquia. Permitió que algunas de sus sesiones fuera fotografiada con cámaras infrarrojas (sus exhibiciones eran en la oscuridad) donde podía observarse la garganta ectoplasmática que se formaba.Numerosas sesiones fueron grabadas en audio. Todos los testigos afirman que Leslie no cobró nunca por sus sesiones, ni siquiera la voluntad. Sus parafonías pueden escucharse en https://www.leslieflint.com/amy-johnson

Flint fue acusado de fraude en varias ocasiones y quedó bastante defraudado con las investigaciones que le hicieron llegando a afirmar: “Cuando accedí a ser sometido a pruebas, yo era lo suficientemente ingenuo como para creer que si las pruebas resultaban exitosas, los científicos e investigadores que las habían llevado a cabo bajo sus propias condiciones proclamarían al mundo la verdad de la vida después de la muerte. Pero muy pronto descubrí cuan férreamente aquellos que se llaman a sí mismo investigadores mantienen sus valores inmutables, que excluyen cualquier posibilidad de que la existencia humana tenga un significado y que exista vida después de la muerte. Su única preocupación consistía en demostrar la falsedad de mis voces y encontrar alguna explicación alternativa, sin importar cuán absurda fuera ésta, cualquier cosa antes de admitir las implicaciones del éxito de sus propios experimentos (Flint 1971: 169).”

AttilaVomSzalay

También un caso bastante estudiado fue el del fotógrafo y psíquico americano de ascendencia húngara llamado Attila von Szalay, que con frecuencia escuchaba voces incorpóreas en el aire a su alrededor. Tanto el reputado investigador y escritor americano Douglas Scott Rogo como el psicólogo Raymond Bayless se interesaron por el caso y realizaron varias experiencias con él. En la década de los 50 Raymond Bayless experimentó con Attila varias sesiones. En uno de los experimentos más significativos llevados a cabo en 1957 se utilizó una caja de cartón donde en su interior se introducía una trompeta hueca de metal, típica de los médiums clásicos y en el interior de la trompeta un micrófono. El cable del micrófono se conectaba una grabadora y a un altavoz que se hallaban fuera de la caja. Se registraban voces y susurros que provenían del interior del gabinete y que se escuchaban en directo por el altavoz. En presencia de Attila también tenía lugar efectos lumínicos inexplicables. Realizaba viajes astrales y tenía precogniciones. Attila no solo se centró en el desarrollo de sus poderes psíquicos sino que llegó a ser un gran estudioso de médiums, dotados psíquicos y casas encantadas, colaborando con Raymond Bayless y del investigador estadounidense Hereward Carrington.

EXPERIMENTADORES DE REFERENCIA

Dentro de la TCI hay dos investigadores-experimentadores que son los más conocidos y prolíferos en el campo de la TCI, Marcello Bacci, recientemente fallecido, y Hans Otto König. Ningún transcomunicador en el mundo ha conseguido ni la calidad ni la cantidad de grabaciones psicofónicas de estos dos transcomunicadores, es por ello que les dedicaré unas líneas que nos van a servir para entender la magnitud del fenómeno y lo lejos que llegaron.

Marcello BacciVisita Bacci 2017

(1927-2019) Tuve el inmenso honor haber podido conocer a Marcello Bacci. La primera vez el 31 de Marzo de 2017 y la segunda vez, un año después. Para mí fue como un sueño hecho realidad. La posibilidad de conocer a este hombre nonagenarío era prácticamente imposible. Pero se dieron una serie de sincronicidades que nos permitieron compartir una increíble charla en su casa en Grosseto junto a mi pareja y mi padre.

La verdad, hace poco más de dos años desconocía si Bacci aún estaba vivo. Sabía que era un hombre de edad avanzada pero no encontré nada relacionado con su vida a partir del 2007. Era como si Google hubiese borrado cualquier referencia de él a partir de esa fecha. Yo estaba preparando un podcast monográfico especial sobre su vida. El investigador en TCI Edu Cobas lo sabía y yo necesitaba información sobre unos análisis que se hicieron a unas psicofonías de Bacci por parte del perito judicial Daniele Gullà. Edu, amigo de Danielle, le pidió dichos archivos, pero ya no los tenía. La sorpresa vino cuando Danielle envió a Edu cobas un folleto sobre unas ponencias que se iban a realizar en Grosseto organizados por un grupo denominado Le Radici del Melograno, donde Danieleb Gullà iba a ser uno de los ponentes al igual que Marcello Bacci. Unas ponencias que tendrían lugar ¡El día de mi cumpleaños!

Ya teníamos la confirmación de que Bacci estaba vivo. Pero nos faltaba lo más importante. Nuestro deseo era conocer a Bacci, sabía que eso iba a ser muy importante para mí, para Pamela y para mi padre, que también investiga el mundo de la TCI.

Empezamos a indagar pero las dificultades de contacto eran máximas. Bacci, estaba mayor, protegido por su círculo más intimo y no recibían visitas de desconocidos. Bacci ya no experimentaba en su laboratorio, donde recibía a multitud de personas. Además, hacia pocos días que había sufrido una caída que le iba a impedir asistir a la ponencia.

Cuando toda esperanza parecía pérdida, otra serie de sincronicidades increíbles -y gracias a Pamela y a la organización Le Radici del Melograno- hicieron que el El 31 de marzo de 2017 llegásemos a Grosseto. Y pocas horas después, por sorpresa y como regalo de cumpleaños, nos encontrásemos en casa de Bacci.

Nos recibió su mujer Marina. La vivienda no era muy grande, con una decoración clásica, como si no hubiese pasado el tiempo. Bacci se hallaba medio tendido en el sofá. Había tenido días atrás una caída y no estaba físicamente en las mejores condiciones. Aún así parecía con muchas ganas de hablar. Nos sentamos alrededor de él. Pamela, le cogía la mano y nos ayudaba con la traducción. Empezamos a preguntar, sobre cómo se desarrolla el fenómeno psicofónico, qué se requiere, qué entidades entran en contacto y otras tantas preguntas. Bacci parecía coger carrerilla, quería explicarnos muchas cosas. No queríamos interrumpirle, excepto su mujer que muy amablemente, nos iba mostrando álbumes y fotos inéditas de espectros que aparecían en presencia de Bacci. Bacci nos pidió grabar la conversación, decía que lo que tenía que explicar era muy importante.

Bacci, nos habló de religión, de espiritualidad, de filosofía, de mediumnidad. Con una lucidez extrema, con una inteligencia, sobrehumana. Su inteligencia nos asombró al igual que su biblioteca de cerca de 800 libros sobre parapsicología, espiritualidad, hipnosis, mediumnidad, filosofía y religión. Bacci, se lamentó de no poder experimentar con nosotros debido a su estado de salud, no nos importó, estábamos abstraídos.

“Existe un principio de “no localidad” a través del cual los fenómenos ocurren, como si cada cosa fuera en directo y en instantáneo contacto con el todo, independientemente del espacio físico que lo separa. Es un hecho mediúmnico, es difícil explicarlo. Muchos tienen la mediumnidad pero no lo saben. Nunca la han utilizado”. Esto fue lo que nos dijo MarcelloBacci, el día que lo conocimos el 31 de Marzo de 2017 en Grosseto.

Un año después, a principios de abril de 2018, volvimos a estar con Marcello Bacci, ya que la organización La Radicci del Melograno, nos invitó como ponentes en el segundo encuentro internacional que organizaban sobre vida después de la muerte y espiritualidad. Marcello ya nos conocía y estuvo encantado de recibirnos. Seguía encamado, no se había recuperado de la caída del año anterior. Estaba lúcido, pero sabía que su final se acercaba. Se lamentaba de tener que marcharse en ese estado. Pudimos conversar con él una hora y media. Insistía en la importancia del desarrollo mediúmnico para que el fenómeno transcomunicativo tenga lugar. Fue una mañana muy emocionante, teníamos la corazonada de que posiblemente no lo volveríamos a ver más, como así fue. Falleció meses después.

Pudimos recoger numerosos testimonios y entrevistarnos con allegados suyos, y tuvimos el inmenso placer de intercambiar impresiones con máximos especialistas mundiales en el campo de la TCI como Paolo Pressi o experimentadores como Marco Luzzatto. ¿Pero quién es Marcello Bacci?

Nació en 1927 en Grossetto. Bacci fue un experimentado técnico de radio, referente mundial en el mundo de la TCI. Hombre tímido, gruñón y de fuerte carácter, regentaba una tienda de electrodomésticos. Su interés por lo paranormal empezó en 1949 mientras estaba en Londres por motivos de trabajo. Allí conoció a dos amigos que frecuentaban sesiones mediúmnicas. Bacci, escéptico, se animó a asistir a algunas de ellas, quedando completamente asombrado, presenciando sucesos paranormales inexplicables. Decidió dedicarse a estudiar la mediumnidad, la hipnosis y más tarde alentado por un amigo que le habló de las parafonías que grababa Frederich Jurguenson, decidió investigar el fenómeno. En un principio experimentaba solo, por su cuenta, ya obteniendo resultados destacables, posiblemente por el entrenamiento mediúmnico que tenía.Aporte regalo de Bacci

 Hay que recordar que antes de sus experimentaciones psicofónicas, experimentó con las mesas parlantes que le ayudaron a desarrollar su facultades mediúmnicas. Poco tiempo después empezó a experimentar junto a su mujer, Marina, que además tenía facilidad para entrar en trance. Finalmente formó un grupo muy consistente de experimentadores que lo acompañaban; sus fieles amigos el abogado Luciano Capitani y Silvana Pagnotta. Aunque con el tiempo se rodeó de otros grandes amigos, a los que pude conocer, como Franco Grigiotti y Mara Pallini. Aunque Bacci en sus experimentaciones llegó a utilizar varios métodos y varias radios, sus resultados más espectaculares se obtuvieron con una vieja radio de válvulas Normende Fidelio, sintonizada en canales sin emisión de la onda corta. A algunos les podrá sorprender, pero una de las características de las voces de Bacci, es la continuidad de la voz aunque gire el dial de la radio. Es decir, en un momento dado, cuando empiezan a surgir las voces por la radio, no importa que gire el dial, las emisiones han desaparecido en beneficio de la voz que copa toda la franja de emisoras.

Interesante mencionar que era habitual que en sus sesiones se produjesen materializaciones y aportes. Tuvimos ocasión de entrevistar a algunos testigos y todos coincidían, aparecían flores y piedras con formas de corazón o de colores, también medallones y amuletos con significado para las personas a la que iban dirigidos. Su mujer, Marina, nos mostró unas cajas con varios de los aportes e incluso nos regalo a cada uno de nosotros un aporte, una piedra como de cristal en forma de corazón.

A Marcello Bacci se le hicieron varias investigaciones. Una de las primeras, en 1985, por el ingeniero Carlo M. Trajna. También por el ingeniero aeronáutico e investigador en TCI Paolo Presi, que junto al ingeniero electrónico Daniele Gullà, analizó los registros de Bacci. Otro de los que investigó durante varios años a Marcello Bacci fue el Dr. Emmanuel A. Toriello.

Toriello estudió en un principio electrónica, pero en 1989 se doctoró en Filosofía en Justicia Penal. Uno de los experimentos que realizó fue a finales de los 90 donde introdujo la radio de Bacci dentro de una jaula de Faraday para impedir que entrara cualquier tipo de onda, anulando los efectos del campo electromagnético. Aún así, se grabaron psicofonías. Las dos investigaciones más estrictas y detalladas se realizaron en el año 2002 y 2004. En el año 2002 por el profesor Mario Festa, físico nuclear de la Universidad de Nápoles. En cuanto empezaron las voces a surgir mágicamente por la radio, el ingeniero electrónico Franco Santi, quitó la válvula de modulación de frecuencia y la válvula de oscilación intermedia siendo de esta manera imposible que hubiese señal de radio. Aún así las voces continuaron sin variación en tono y volumen.Con Marcello Visita 2018

En el año 2004 fueron más estrictos y retiraron las cinco válvulas del receptor de radio las voces siguieron hablando con la misma intensidad de volumen y claridad. Es más, Bacci, en un arrebato por la incredulidad de los presentes, desconectó al radio de la electricidad y el fenómeno continuó intermitentemente durante dos minutos y veinte segundos.En opinión del investigador e ingeniero Paolo Presi, una de las máximas autoridades en el estudio de las voces, la radio deja de funcionar como un receptor de radio normal. Se convierte en un dispositivo, psíquicamente apoyado, a través del cual las voces paranormales pueden escucharse. Conclusión a la que también llega Hans Otto König como luego veremos. Por tanto estamos ante un fenómeno con importante carga mediúmnica. De ahí la dificultad de encontrar una explicación física del fenómeno que no se rige por leyes reproducibles siguiendo los paradigmas científicos.

Tal y como nos explica en su libro “El cambio cuántico” el conocido filósofo Ervin Lazslo, que pudo experimentar con Marcello Bacci en el 2007: “En el caso de Marcello Bacci hay tres hechos verificados de manera experimental que contradicen la asunción de que es la radio la que recibe las señales:

“1. La radio no puede producir las voces en ausencia de Bacci.

“2. La producción de las voces -a diferencia del funcionamiento normal de la radio- no incluye un aumento en el campo eléctrico y magnético ambiental.

“3. Las voces continúan inalteradas incluso cuando se retiran de la radio la modulación de frecuencia y las válvulas de oscilación local.Radio Bacci parte trasera

“Así que el fenómeno en Bacci, nos demuestra, que la radio es un mero instrumento al que Bacci ha dotado de un psiquismo, lo ha convertido en su amuleto y al igual que una bola de cristal puede servir de apoyo a un vidente para ver imágenes, la radio es simplemente el altavoz. De la misma manera que en el siglo pasado un cilindro de metal en forma de trompeta servía a algunos médiums como altavoz para que se escucharan las voces”.

¡Cuidado!. Aquí ya estamos diciendo, que el dispositivo que se utiliza, no es importante, la importancia se la darás tú y formará parte de ti. Volveremos a este tema más adelante que es de vital importancia para entender que no importa el método que utilicemos y lo que utilice yo puede que a ti no te funcione.

Hans Otto König

El Dr. Hans Otto König, es un físico, experto en electro-acústica y psicólogo alemán que lleva más de 40 años investigando en TCI. Referente mundial en este campo, es posiblemente junto a Marcello Bacci, uno de los más prolíferos investigadores que mejores resultados ha conseguido en este campo. Además König, gracias a su formación, es el investigador que más ha estudiado, teorizado y experimentado de todos los tiempos, llevando el contacto a otro nivel, desarrollando aparatos que permiten dicho contacto, no solo con supuestas entidades espirituales, sino también extrasolares. Contactar con König era otro de mis sueños. Al igual que con Marcello Bacci, desde el 2007 parecía que la tierra se lo hubiese tragado. No había demasiada documentación sobre él, casi toda la información pertenecía al siglo pasado.

König continuaba experimentando e investigando, pero encerrado su “cueva”. Los ataques recibidos por parte de científicos, escépticos e incluso parapsicólogos, fueron feroces a raíz del desarrollo de un sistema al que denominó “El Sistema de Televisión-Multi-Oscilación”, con el que podía recibir imágenes paranormales con voz. De hecho su familia tuvo que tener durante un tiempo seguridad dada las amenazas que recibió. Ese hecho hizo que dejase de estudiar y de mejorar este dispositivo.A partir de 2016 y gracias a su pareja Anna Maria Wauters, Hans reapareció públicamente con el desarrollo de su página web y su perfil de Facebook.

Había estudiado detalladamente toda su trayectoria e incluso hice un podcast monográfico especial sobre él, el único en español, hablando sobre su experimentación. Se presentaba una oportunidad única de acercarme a su círculo y poder conocerlo, y como no, asistir a una de sus experimentaciones. Sabía que desde 2016 realizaba sesiones transcomunicativas una vez al año para un círculo generalmente íntimo y conocido. Mi pareja y yo nos fuimos acercando poco a poco a su círculo por medio de las redes sociales y luego de manera más personal con su pareja por medio de Messenger.Junto a K+Ânig

La oportunidad de conocerlo surgió a principios de 2019. Anna Maria Wauters, publicó un mensaje en Facebook donde comentaba que harían una experimentación en su casa para unas 12 personas en el mes de Julio. Si bien contacté para ver si podíamos asistir, el grupo ya estaba cerrado. Después de la decepción vino la inmensa sorpresa, recibí a los pocos días un mensaje privado de Anna Maria invitándonos asistir al experimento transcomunicativo el 14 de Julio de 2019. Pero expliquemos antes quién es Hans Otto König y luego sigo con la experiencia que tuvimos con él. König comenzó su investigación del fenómeno de la transcomunicaicón hacia el 1974. Resaltar que, si bien era escéptico, uno de sus abuelos, carpintero de profesión y de gran cultura, tenía facultades sensitivas e incluso precognitivas.

Gracias, a la por entonces esposa de König, Margaret König, una conocida hipnoanalista, fue quien descubrió el despertar las facultades psíquicas la habilidad para entrar en trance de König. De hecho, pocos investigadores saben que König llegó a realizar públicamente alguna exhibición de telequinesia. Y también era capaz -de manera incontrolada e inusual- de producir materializaciones o aportes. Él creía en la coexistencia de la facultad psíquica con la mediúmnica, es por ello que reconocía que algunas casas encantadas que él investigó, los fenómenos que se producían podían ser psíquicos, espirituales o una combinación de ambas. Tal y como explica en su libro “Listen!”, Hans pronto se dio cuenta de que necesitaba apartarse de los métodos tradicionales de obtención de psicofonías para desarrollar nuevas formas de contacto más claras y metódicas. Nos dice que su investigación gira en torno a una finalidad: “la transformación de campos de información invisibles que existen en planos paralelos al nuestro, para hacerlos audibles o visibles”.

König en los últimos 40 años desarrolló cinco aparatos electrónicos que supuestamente permitían el contacto multidimensional: El Sistema de Multi-Oscilación, el Sistema de Televisión-Multi-Oscilación, el Sistema de Infrarrojo, El sistema de Hiperespacio (HRS), y por último el Sistema de Dirección Universal (UDS). König dice que: “lo más importante es la resonancia o afinidad que se establece entre el investigador y sus comunicantes. El pensamiento tiene un papel determinante. El pensamiento es una fuerza que crea y destruye mundos. El universo es una unidad cerrada en que nada se pierde, todos nuestros pensamientos son vibraciones que pueden ser sintonizadas por otros seres a través de un proceso de resonancia”.

Según cuenta König en su libro “Listen!”: “para tener contacto con otros planos, debemos estar abiertos a la conexión y permitir que suceda”. En el Mundo Espiritual, la tecnología y el experimentador forman una unidad en resonancia, conectados a lo que él denomina un “panel de contacto”. Nos dice que tiene que existir una gran armonía y sincronicidad entre todos los elementos para permitir que el contacto suceda.

Tal y como se explica en su libro, uno de los mayores descubrimientos sobre la formación de la voces que hizo König es que las entidades comunicantes suministraban una frecuencia que entraba en contacto brevemente con la frecuencia proporcionada por la radio en el que el ruido blanco era posiblemente determinante. Estas dos frecuencias creaban una interferencia donde se manifestaba la modulación de los pensamientos de dichas entidades. El problema de este método radicaba en su inestabilidad, ya que la interferencia era muy corta y por tanto la modulación del pensamiento tenía que ser muy rápida.

Las frecuencias son cambiantes y cada experimentador tiene que descubrir la mejor frecuencia para el contacto, pudiendo no ser siempre la misma. Las entidades proporcionan la frecuencia necesaria en ese momento para el contacto y que ellos denominan “ventanas de frecuencia” que pueden ir cambiando con el tiempo al ser frecuencias variables y adaptables a la estructura mental del operador. Tal y como argumenta König al igual que otros investigadores como Paolo Presi, Carlo Trajna o MarcelloBacci, el desarrollo de estos dispositivos de contacto está estrechamente relacionado con el experimentador, es por ello que si intentásemos construir los mismos dispositivos no conseguiríamos los mismos resultados. Es decir que podrían servirnos como base o guía pero tendríamos que dotarlo de “psiquismo” adaptado a nuestra estructura psíquica.

Según König el contacto con los otros planos se basa en dos pilares fundamentales:

1-       El principio de resonancia

2-       Todo es uno conectado con todo

Lo que da forma a la TCI se sustenta en un triángulo: “un experimentador que es a la vez transmisor y receptor, un dispositivo técnico y una entidad comunicante que es a la vez transmisora y receptora. Este triángulo debe estar en completa armonía. Sin resonancia de las tres partes el sistema no funciona y no es posible la comunicación”.

Para König el espíritu y la materia forman un todo. El dispositivo técnico, supongamos la radio, es como una especie de ser vivo al que se conecta. Para König el aparato no es inherte. Sino que desde el momento que lo crea y desarrolla lo dota de espíritu y éste y el aparato conectados en su conjunto se vuelven uno. König probó multitud de métodos de contacto, pero hay uno que le dio las claves, las bases para desarrollar sus exitosos dispositivos.

Utilizar el rumor del agua como portadora en la obtención de psicofonías. Se percató que cuando utilizaba el rumor del agua, por ejemplo una caída o casacada de agua, como sonido de fondo, las psicofonías eran más duraderas y claras. Así que siendo experto en electroacústica analizó el espectro de frecuencias dándose cuenta que algunas se encontraban en el campo de los ultrasonidos no audibles entre 30 y 80Khz. Separó las frecuencias de las demás y creó otras nuevas con osciladores, consiguiendo mejorar los resultados.

Una de las dificultades con las que se encontró König era conseguir que las mismas entidades se comunicaran en las sesiones experimentales ya que era difícil que la misma entidad se “conectara”. Después de cientos de experimentos encontró una combinación de 6 frecuencias significativas que permitían el contacto. Pero dicha combinación no era la misma dependiendo de la entidad comunicante. Cada entidad tenía su propia imagen espectral, diferente de las demás. Además Las frecuencias que las Entidades Espírituales le indican están conectadas con las estructuras mentales del experimentador y solo sirven para el mismo experimentador. Se dio cuenta que estas seis frecuencias siempre aparecen en paralelo al surgimiento de las voces paranormales y esto lo podía ver en la imagen espectral con el uso de un radiométro. El problema es que cada entidad tenía su imagen espectral.Sala de experimentaci+¦n casa K+Ânig

A König se ocurrió una idea. Ideó un sistema que medía las frecuencias de una persona viva y se percató que también tenían una imagen espectral única de seis frecuencias fundamentales. Se planteó si era posible que al fallecer, mantuviésemos las mismas frecuencias fundamentales en el otro plano. Para ello ideó un experimento en colaboración con una doctora a la que le quedaban pocos días de vida por culpa de una leucemia. Instalaron en colaboración con otro de los doctores del hospital privado la maquinaria necesaria para realizar las mediciones y la experimentación. 15 minutos después de la muerte de la doctora, el dispositivo de transcomunicación de König recibió un mensaje de la doctora que decía: “Veo mi cuerpo” al mismo tiempo la imagen en forma de onda en su oscilograma, contenía la misma “Combinación de Seis Frecuencias” que había medido en vida. Ante el éxito del experimento, quisieron hacer una investigación más exhaustiva pero el doctor que lo había ayudado fue despedido del hospital por no ser demasiado ortodoxo.

König explica que necesitaba dotar al dispositivo de un espectro de frecuencias lo suficientemente amplio para comunicar con las diferentes entidades y una vez conseguido estabilizar los osciladores. Esto lo consiguió de una manera poco científica, pero efectiva, integrando seis piezas de cuarzo en seis osciladores. Poco a poco y en base a prueba error, sugerencias de las entidades y sueños reveladores, fue perfeccionando los equipos de TCI.

Es curioso el uso del cuarzo. Son varios experimentadores exitosos que lo han utilizado. Entre ellos La Metascience Fundation con el desarrollo de la Spiricom en los años 80. También Steve Huff, El Grupo Scole y tantos otros experimentadores.

A pesar de todo König nos dice que nosotros no somos los que establecemos el contacto. Sus comunicantes le dicen: «nosotros creamos el contacto», y ellos eligen las personas con las que quieren contactar. Afirmación corroborada por otros transcomunicadores. ¿Eso significa que no debemos intentarlo? Todo lo contrario. El experimentador debe desear el contacto y trabajar en ello y en base a dicho trabajo, supuestamente las “entidades” pueden abrir el canal.

El caso de König me hizo pensar en el sistema controvertido denominado GhostBox que tanto he utilizado con algún que otro resultado asombroso. No deja de ser un escaneador de emisoras a alta velocidad. ¿Es posible que en algún momento del escaneo, coincidan las frecuencias de radio con las de nuestra estructura psíquica y se produzca el fenómeno? ¡Es por eso que todavía no quería tirarla a la basura!

Siguiendo con mi relato de la experimentación en casa de König y Anna. El 14 de julio de 2019 mi pareja y un servidor tuvimos la ocasión de experimentar en casa de Kónig con su aparato “El sistema de infrarrojos”, con el que puede contactar mayoritariamente con supuestas entidades, (no fallecidos) situadas en los niveles más elevados del 5 al 7.

Este aparato se construyó siguiendo las instrucciones de las supuestas entidades. El aparato está sintonizado para adaptarse a la estructura de los pensamientos de Hans Otto König y Anna Maria Wauters. De hecho llevaba años si utilizar dicho dispositivo ya que cuando lo diseñó, las entidades proporcionaron unas frecuencias en la banda de los nanómetros para configurar el aparato que solo se adaptaban a la estructura de pensamiento de König y su ayudante, la médium Marlene Dohrman, la cual falleció en 1999 dejando el aparato inutilizado.

Desde entonces utilizó otros dispositivos hasta el desarrollo del que denominó “Sistema de Dirección Universal (UDS)”; una combinación de todos sus anteriores sistemas que permite comunicaciones más largas y con mayor número de entidades. El 7 de mayo de 2016 en Moenchengladbach (Alemania), en una experimentación conjunta con un pequeño grupo, las entidades le proporcionaron seis nuevas frecuencias para transmitir comunicaciones, con su sistema de infrarrojos, en la banda de los nanómetros adaptadas a él y su pareja Anna Maria Wauters.

El aparato consta de un emisor de infrarrojos, apuntando hacia el receptor de infrarrojos, a dos o tres metros de distancia. La señal recibida se demodula y se envía a un emisor de radio de baja potencia y sintonizado en los 37,5 Mhz. Un receptor recibe esta señal y la devuelve al emisor de infrarrojos. Esto produce un bucle de retroalimentación. El resultado se registra en una grabadora de cassette y en un osciloscopio. Lo vivido ese domingo 14 de Julio fue emocionante y a la vez perturbador. Fuimos 12 los “elegidos” para la experiencia y todos nos quedamos agradablemente conmocionados.Con Anna Maria Wauters

La sesión empezó a las 12 de la mañana. Primero presentaciones y explicación del desarrollo de la experimentación, luego turno de las preguntas y resolución de dudas. Después del almuerzo, por la tarde tuvo lugar una sesión de cerca de una hora de meditación guiada por la voz de König, ya que considera la meditación como fundamental para crear el “panel” de contacto. Una vez todos relajados se dispuso a conectar su equipo. Emitía un sonido pulsante y rítmico. Tenía en su mesita de control una grabadora de cassette donde registraría las voces, un minidisk y varios amuletos y minerales, predominantemente cuarzo. Hacia los 20 minutos apareció una voz robótica con un tono parecido a la forma de hablar del Pato Donald, aunque muy clara y fácilmente comprensible, Una voz reconocida por Anna y König, ya que suele ser la entidad que abre el contacto con las palabras; “Estamos intentando completar un panel de contacto para Anna Maria Wauters y Hans König… Panel de control completado a Anna Maria Wauters y Hans König…”. A partir de la apertura del canal, empezaron a surgir voces por el altavoz de su dispositivo, algunas de ellas más robotizadas y otras más naturales y con diferentes grados de comprensión.

Hubo un momento muy emocionante. En el pequeño grupo había un padre que había perdido a su hija. Si bien el dispositivo de infrarrojo no es el adecuado para la comunicación con supuestas entidades fallecidas, a veces sucede, y sucedió. Apareció la voz juvenil de de una chica, también algo robotizada, que dijo su nombre y saludó a su padre y a su madre que no estaba presente en la experimentación. Fue una sorpresa enorme e inesperada por lo que su padre no puedo evitar emocionarse.

Una vez concluida la sesión, König reprodujo lo grabado en la cinta de cassette, mientras su pareja Anna apuntaba las respuestas. Entre todos intentábamos descifrar aquellos mensajes menos comprensibles. Fue un proceso lento y me gustó como König descartaba aquellos mensajes que no eran claros o podían inducir a una interpretación errónea. Una vez finalizada la sesión, pasaron tres hechos curiosos. El primero; en mi reciente móvil comprado de última generación, la cámara de vídeo no funcionaba. Nunca había pasado en los tres meses anteriores, ni en la actualidad. El segundo; el GPS se volvió loco. Precisamente el día anterior estaba comentándole a mi pareja lo preciso que estaba siendo el GPS en la ciudad de Ámberes. Al salir del domicilio de Ana y König puse el GPS en marcha camino del hotel, pero el GPS solo hacía que dar datos erróneos cada ciertos metros.

Del tercer hecho curioso nos dimos cuenta semanas después, repasando las fotos que habíamos hecho. Mi pareja se percató de una anomalía en una de ellas. Con mi móvil le había hecho una foto a ella en las escaleras que dan entrada a la sala donde se realizaba la experimentación, pero lo interesante es que ella no aparece en la foto, bueno, aparece solo un trozo de pierna muy bien definido con su zapato y el resto de cuerpo no, dejando ver perfectamente lo que había detrás de ella. Soy fotógrafo desde hace muchos años y a día de hoy no puedo dar una explicación para esa foto. Envié la foto a Anna y König para saber su opinión, pero no se sorprendieron ya que para ellos es habitual vivir situaciones extrañas que achacan a temas energéticos.

Me gustaría poder mostrarla en este artículo, pero por temas de privacidad, por ahora solo puedo mostrar la estancia donde tuvo lugar la experimentación. ¿Tres fenómenos casuales? Seguramente, pero inoportunamente casuales.

¿Pudo ser la experimentación de König un montaje? Por poder ser, pudo serlo, pero es bastante descartable. Sería una puesta en escena dantesca. Una actuación digna de Oscar. Es evidente que una experiencia de este tipo puede ser simulada, pero la emoción en sus caras, sus gestos, la manera de dar las explicaciones, la predisposición a resolver tus dudas, la pasión que mostraban… Se me hace difícil pensar que todo fue un montaje y que durante 45 años ha estado engañando a todo el mundo. ¿A cambio de qué? Sesiones que realiza muy pocas veces al año, para un grupo reducido de su confianza, a cambio de un donativo que le sirve para el mantenimiento de sus equipos. Toda la sesión y una entrevista anterior fue registrada por el famoso investigador y escritor francés, Jean-Michel Grandsire, director de la revista Parasciences. Así que espero que pronto publique el reportaje.

INVESTIGADORES DE REFERENCIA

Si Bien Marcello Bacci y Hans Otto König, también eran investigadores, he preferido hacer una distinción. König y Bacci, tenían clara la realidad de fenómeno. Sus creencias eran ya firmes. Para ello la explicación del fenómeno dejaba de tener importancia, el fenómeno sucedía y punto y ellos eran unos privilegiados que podían desencadenarlo y presenciarlo. No necesitaban confirmación. Resultaba sencillo, comunicaban con entidades de otros planos. Llegados a ese punto ¿Qué motivación tengo de seguir en la búsqueda? ¿Buscar qué? ¡Si está clarísimo! Así que los buscadores de la verdad necesitamos nutrirnos también de otras fuentes, de grandes investigadores que a pesar de no conseguir grandes resultados en sus experimentaciones, buscaron incansablemente el secreto de la transcomunicación. Hay muchos, pero yo he seleccionado a dos italianos que analizaron, investigaron, experimentaron y teorizaron sobre el fenómeno llegando a conclusiones muy interesantes y que podrían estar cerca de explicar el desarrollo del fenómeno transcomunicativo. Paolo Presi al que tuve el placer de conocer y Carlo Maria Trajna.

Paolo Presi

Paolo Presi nació en Gorizia (noreste de Italia) en 1947. Graduado como Ingeniero en Aeronáutica. Estudioso de la parapsicología desde 1960 y uno de los máximos especialistas mundiales en TCI desde 1973. Autor del libro “Esplorando l’invisibile”. Estudió durante años el fenómeno Bacci, tanto el análisis sonográfico como los aspectos técnicos y psicológicos que influyen en el fenómeno psicofónico. Fue el supervisor del “Proyecto Sfinge”. Donde el equipo de investigación de Il Laboratorio de Bolonia, (Italia) realizó un estudio de dos años de duración sobre el registro de voces de la transcomunicadora italiana Lida Russo. Proyecto que fue financiado por la Fundación Sueca Helene Reeder Memorial Fund. Un estudio de más de 200 folios con todo tipo de explicaciones y análisis del que poseo una copia cortesía del propio Paolo Presi.Con Jose Garrido y Paolo Presi

El objetivo principal del Proyecto Sfinge fue documentar las diferencias en la estructura fónica de las voces paranormales en comparación con las voces humanas. Comparando, cuando fue posible, el grado de similitud entre la voz psicofónica registrada de un fallecido y la voz de éste en vida.

Tuve el inmenso placer de compartir cartel con Paolo Presi en las ponencias que se realizaron en Grosseto el 7 y 8 de abril de 2018. Otro sueño hecho realidad, conocer al que posiblemente mayor conocimiento tenga sobre transcomunicación en el mundo. Y la verdad que no nos decepcionó. Hombre afable que sabe más de lo que cuenta, con una inteligencia sublime y unos conocimientos sobre la TCI espectaculares con el que pudimos tener largas charlas. Presi en un principio pensaba que el fenómeno parafónico no necesitaba de la mediumnidad, ya que el fenómeno parecía físico al poder transmitirse por medio de un dispositivo técnico como un magnetófono y por tanto debería ser explicable. En todo caso era de la opinión que el fenómeno era una proyección de nuestro inconsciente en una cinta magnética. Fue por medio de la experimentación donde tuvo la oportunidad de verificar que comunicamos con entidades autónomas, ajenas a nosotros. Presi nos dice que aunque un investigador obtenga resultados a través de un dispositivo técnico particular, el mismo dispositivo no produce resultados para otro experimentador. Según Presi el fenómeno es capaz de adaptarse al modelo psíquico preferido por el investigador. (Recuerden lo que decía Hans Otto König).

Según Presi: “Nuestras mentes a través de la intención mental de comunicarse conforma un modelo psíquico particular que nos permite el contacto”. Presi describe el modelo psíquico como el dial de sintonización de una radio. Para sintonizar correctamente una radio es necesario girar el dial de sintonización y detenernos en la emisora deseada. Lo mismo sucede con nuestra psique, nuestro deseo de establecer el contacto y la creencia de que el contacto es posible es análogo al acto de afinar el dial de sintonización.

Paolo Presi en las conclusiones del Proyecto Sfinge explica que las diferentes formas a través de las cuales las voces pueden manifestarse parecen depender de la sensibilidad del operador y, en su caso, del apoyo psíquico del grupo de experimentación. La conveniencia del apoyo psíquico de otros se confirma en el Modelo Psicotemporal propuesto en 1992 por el investigador Carlo M. Trajna. Particularmente, la presencia de modelos conceptuales profundamente interiorizados combinados con expectativas que le parecen razonables al operador para activar algún canal psíquico desconocido. Paolo dice que todos parecen tener esta habilidad hasta cierto punto. Los individuos podrían mejorarlo con el tiempo, especialmente cuando un operador motivado practica regularmente este tipo de experimentaciones. Esta cualidad parece estar respaldada por una fuerte creencia interna sobre la posibilidad de comunicarse con otros niveles de conciencia.

Paolo nos dice que tenemos que dejar que el misterio nos penetre a través de los ojos de la fe (en su más extenso significado). Nos dice que es muy importante la disponibilidad de la mente y el corazón. Por “disponibilidad de la mente”, entiende “silenciar la mente” o una actitud fiel, en lugar de una racionalidad estricta. Por “disponibilidad del corazón” entiende “silenciar cualquier egoísmo”. A esta actitud mental Presi la denomina “Disposición Atenta Interior”. Y es requisito previo para establecer el contacto. Desde su punto de vista es el factor determinante para abrir el canal oculto que conecta nuestro plano físico con los planos superiores de la conciencia.

Carlo Maria Trajna y el modelo psicotemporal

Uno de los investigadores más importantes y no tan conocidos por la mayoría de experimentadores en TCI fue el Ingeniero italiano ya fallecido Carlo M Trajna. Nacido en Florencia en 1922. Estudió ingeniería en la universidad de Pisa en 1955. Formó parte del Centro de investigación de estudios de Parapsicológicos de Bolonia. Cofundador y vicepresidente de la Asociación Italiana para el estudio de las EVP y miembro de la Asociación Italiana de Parapsicología. También fue socio fundador y director científico del Instituto de Estudios Parapsicológicos de Florencia, miembro del Instituto Gnosis de Nápoles y miembro honorario del Instituto Atlantis de Florencia. “Ignoto chiama uomo” (lo desconocido llama al hombre) y ” Il modello psicotemporale” (el modelo psicotemporal). Carlo fue considerado junto a científicos como Ernst Senkowski, uno de los máximos especialistas mundiales en el campo de las psicofonías. Tanto por su enfoque cientifista, como por sus experimentos y teorías en este campo. Carlo es conocido por las investigaciones que realizó de las grabaciones psicofónicas de Bacci y los experimentos que llevó a cabo en el Laboratorio de Grosseto. Realizó dos contribuciones destacables, la teoría Psicotemporal y los exprimentos que él denominó Psicofonía Estimulada.

Psicofonía Estimulada

De lo que se trataba era de estudiar las variables electro-acústicas que influían en el proceso de generación de las voces paranormales. Realizó las siguientes observaciones;

1: Las voces no son aéreas. Es decir que no se forman en el aire.

2: Las recepción de las voces paranormales en un receptor de radio son independientes de la frecuencia de sintonización.

Es decir que no importa en qué rango de frecuencias estemos sintonizados. Es decir que si Bacci conseguía voces en el rango entre los 7Mhz de la Onda Corta y los 9mhz, no significa, que no pudiera obtenerlo en otro rango o que dicho rango de mayor probabilidad de éxito para Bacci, sea también el mismo que pudiera servir a cualquier otro experimentador.

Existe el “mito” que considera que la denominada Onda de Jurguenson entorno a los 1450 khz de la onda media es un buen punto de partida para la grabación de las voces psicofónicas. Cosa que no tiene por qué funcionarnos así, simplemente era la frecuencia que actuaba como mecanismo de estimulación para que se produjese el fenómeno en Friedrich Jurguenson. Otra de las observaciones que hizo fue que: “el fenómeno es independiente del modelo de radio que se utilice. Lo importante es que el receptor y el emisor estén alineados”.

Aquí podríamos tener en cuenta varias consideraciones. La primera que si bien una vez nos hemos “acostumbrado” a la obtención de voces con un modelo determinado, puede que el cambio de aparato pueda afectar a la consecución de las voces. Porque como he comentado anteriormente, nuestro aparato se le dota de un cierto psiquismo y pasa a ser como un miembro más de nuestro cuerpo. Es por ello que si un experimentador presta su aparato con el que consigue resultados extraordinarios, no significa que tú también los vayas a conseguir. Aun así parece ser que si hablamos de tipos de radio, las más adecuadas parecen ser son las de válvulas por el campo electro-magnético particular que generan. Como veremos también más adelante, la alineación entre receptor y emisor es una de las claves, es decir, vibrar en la misma frecuencia. Concepto que también más adelante explicaremos.

La cuarta observación que hizo Carlo fue el empleo por parte de las Voces de los campos electromagnéticos de baja frecuencia, acorde con las características del binomio dispositivo-operador. Conclusión muy similar a las observaciones realizadas por el Físico Hans Otto König.

La quinta observación, y que puede ser una decepción para la proliferación en las redes sociales de grupos que van a la caza de fantasmas, fue: “el fenómeno mejora en presencia de la luz solar”. Es decir que no necesariamente tenemos que experimentar de noche. Lo podemos hacer de día o a media tarde, eso sí la sala debe estar muy poco iluminada.

La sexta observación: “la calidad de las voces se debilitan mientras más alejado esté el experimentador del dispositivo utilizado”. Necesitamos la presencia de nuestro dispositivo para activar el fenómeno.

La séptima observación: “Tanto empleando ultrasonidos en el rango de lo audible, como usando ruido blanco (ya sabéis el murmullo producido por una radio desintonizada), se obtiene voces veloces, de rápida vocalización”. Apreciación que coincide con el estudio de König y también con el que efectuó el físico alemán Erns Senkowski.

Carlo Trajna concluyó que podemos estimular, activar el fenómeno a partir de estos 3 niveles.

1:A nivel Físico-Energético con estímulos electromagnéticos de baja frecuencia.

2:A nivel bioenergético; usando técnicas de acumulación energética como el Pranayama. (Por ejemplo ejercicios respiratorios a través de la práctica del yoga que conducen a la concentración y control del praná, es decir, la energía contenida en la respiración dentro del organismo).

3:A nivel psíquico; con el desarrollo de las estructuras mentales adecuadas, a través de la bioenergía logrando reestablecer y equilibrar el flujo energético en nuestros cuerpos físico, emocional, mental y espiritual. Desarrollo que podemos obtener mediante técnicas de meditación e incluso con el entrenamiento en la experimentación. (Como veremos más adelante con intencionalidad e insistencia).

Pues bien siguiendo con las contribuciones de Carlo Trajna al mundo de la parapsicología y por ende al mundo de la TCI es inevitable hablar de su modelo Psicotemporal.00_-_EVPs

El Modelo Psicotemporal

Este modelo establece dos tipos de tiempos, el tiempo físico, el que marca por ejemplo un reloj y el tiempo psíquico que puede asumir diferentes valores a medida que varían las situaciones psíquicas o estados de conciencia. Dependiendo de la situación psíquica en que nos encontremos podemos tener la impresión de que el tiempo transcurre más rápido o más lento de lo que marca el reloj. Por tanto el tiempo psíquico estaría vinculado a la experiencia de quien lo mide, por tanto sería subjetivo.

Tal y como explica Carlo Trajna; la psique tiene un reloj interno imaginario que puede medir exactamente el tiempo “físico” convencional, por ejemplo despertarnos a una hora programada sin el uso del despertador, y este reloj interno también puede disminuir o acelerar el tiempo de acuerdo con las situaciones y los estados anímicos. En el continuo espacio-tiempo, el tiempo físico se concibe como la cuarta dimensión espacial imaginaria, perpendicular a las tres dimensiones espaciales. El tiempo psíquico sería una quinta dimensión.

Cuando a causa de una alteración emocional causamos un flujo diferente de tiempo psíquico respecto al físico, se genera lo que Carlo M. Trajna denomina “Onda Psico-Temporal” la cual formuló a nivel mantemático. La onda Psicotemporal consta de 4 fases, 3 imaginarias y 1 un real. Para que se produzca el contacto transcomunicativo debemos producir una onda real. Esta Onda así generada representaría una portadora psicotemporal capaz de ser modulada, como normalmente sucede con una portadora de radio. Donde como sabéis, las voces manipulan dicha portadora para generar un mensaje comprensible. Carlo descubrió un hecho interesante, si bien, un solo operador puede ser capaz de generar esta Onda real, los mensajes son más cortos que si experimentamos en grupo múltiples de 4. En un grupo de 4 generamos 4 fases reales que derivan en una mayor longitud y claridad de los mensajes. Curioso este hecho ya que tal y como nos explica Paolo Presi, el matrimonio Maggy Harsch-Fischbach pertenecientes al Grupo de investigación TCI de Luxemburgo, consiguió el siguiente diálogo paranormal con una entidad llamada “El técnico”; “usamos la psique de cuatro para construir el puente de contacto entre nosotros y tu mundo”.

Tal y como explica Carlo Trajna, en su modelo, para que la experimentación tenga más probabilidades de éxito se necesitan cuatro experimentadores y un equipo de radio que sintonice en Onda Corta hasta los 30 Mhz. La radio debería estar sintonizada entre los 27Mhz y 30Mhz en una zona sin emisiones, solo ruido blanco. La luz ambiental debe ser limitada, si es de día, la poca que se filtre por las persianas y si es de noche, por la emitida por la propia radio. El siguiente paso es conseguir una desincronización del tiempo físico respecto al tiempo psíquico. Para la aceleración del tiempo interior, podemos utilizar ejercicios de relajación o escuchar música. También podemos utilizar un péndulo oscilante, formado por una bombilla de bolsillo encendida y atada a un hilo de nylon de 70 cm de largo, donde los cuatro operadores se encuentren en cuatro sillas alineadas (o mejor en un sofá) a dos metros del péndulo. Luego oscilamos rítmicamente el péndulo luminoso, a nivel de los ojos de los operadores, en un plano vertical.

En lugar de utilizar el péndulo luminoso también se puede colocar sobre la mesa junto al resto de aparatos, un metrónomo común para músicos, configurado en 84 oscilaciones por segundo.Otra circunstancia importante del modelo psicotemporal es que las señales involucradas por la psicofonía giran alrededor del psiquismo de un dispositivo dado y la psique del operador. Esto explica por qué en sesiones psicofónicas clásicas (sin el uso de la radio) si utilizamos más de una grabadora solo se registra en una única grabadora y no en el resto. O en sesiones de voces directas de radio (VDR), usando dos radios, las voces solo salen por una de ellas. En esencia, las señales psíquicas no se propagan en todas direcciones, como las ondas de radio emitidas desde una antena no direccional, sino a lo largo de una “guía de ondas”, a lo largo de un “puente” entre el operador y el equipo.

HIPÓTESIS SOBRE EL FENÓMENO

Cuando hablamos de las hipótesis que intentan explicar el fenómeno casi siempre nos encontramos con las mismas, algunas de ellas realmente absurdas. Las más destacadas son la pareidolia, interferencias radioeléctricas, la ventriloquía inconsciente o consciente, ecos del pasado, ondas estacionarias, impregnación ambiental, proyección psíquica, dimensiones paralelas, espíritus, extraterrestres, campos morfogenéticos, o directamente fraude. No voy a entrar en desgranar todas ellas, que ya requeriría otro artículo por su extensión. Dejando a un lado la hipótesis más extendida que es la espiritual, me centraré, por mi experiencia, por lo vivido, estudiado e investigado, en dos hipótesis que considero que podrían acercarse o por lo menos explicar parte del fenómeno.

Campos de información

La primera vez que me topé con ese concepto fue en el 2013. Una pareja de policías, licenciados universitarios, amigos míos, me explicaron, años después, un secreto que desconocía; decían poseer la facultad de acceder a los registros Akhásicos.

Tal y como lo define el terapeuta alemán Johannes Uskelos, los Registros Akáshicos serían como una memoria universal de la existencia, un espacio multidimensional dónde se archivan todas las experiencias del alma incluyendo todos los conocimientos y las experiencias de las vidas pasadas, la vida presente y las potencialidades futuras. Y mi pareja de amigos, al poder acceder a esa información en estados meditativos eran capaces de encontrar respuestas a circunstancias de su vida o de la vida de los demás. En su momento, aquello me pareció surrealista y no le presté mayor atención aún teniendo la convicción que mis amigos no me estaban mintiendo. No indagué más en ese tema, ni lo consideré como hipótesis viable para explicar el fenómeno transcomunicativo, ya que ni siquiera le encontraba una relación.

La segunda vez que me topé con la idea de los campos de información, fue en octubre de 2016. Por aquel entonces, mi buena amiga canaria Lidia Perez, masajista de profesión y con facultades sensitivas, me habló de una chica a la que había conocido y que le había dejado perpleja, Pamela Congia, Coach de profesión, tenía una facultad “paranormal” curiosa; acceder a los Registros Akhásicos. Accedía a información de tu vida dándote detalles de hechos relevantes de tu pasado y tu presente que podrían condicionar tu futuro. Y luego te ayudaba a eliminar esos bloqueos mentales que están condicionando tu vida. Lidia sabía que yo investigaba temas fronterizos, así que me insistió que debía conocer a Pamela, aunque fuera como un cliente más y así poder ponerla a prueba.

Tardé un tiempo en contactar con ella, no lo consideraba prioritario y además tenía prejuicios aunque por otro lado, tenía ganas de investigarla y por qué no decirlo, desmontarla. No es que me oliera a fraude, pero intuía algo de charlatanería.

Pamela Congia nació en 1978 en Cerdeña. Está considerada una de las mayores expertas mundiales en técnicas de programación neurolingüística PNL, en reprogramación mental y en técnicas de acceso a otros estados de consciencia. Cursó estudios en Programación neurolingüística con dos de sus fundadores John Grinder y Richard Bandler. Llegó a ser la Coach más joven de Italia. Ha sido Coach de deportistas de élite, políticos y empresarios. Es Autora del audio libro “El arte de amar”. Ante una presentación así, por cierto, muy resumida, no me pude resistir a contactar con ella. Así que lo hice, sin que supiera mis intenciones, solo le dije que una amiga me había pasado su teléfono y que me gustaría que me hiciese un “resgistro”.

El contacto fue por Whatsapp. Solo me pidió mi nombre completo, mi fecha de nacimiento y que campo me preocupaba, salud, amor, trabajo, amistades, decisiones, hijos…etc. A los pocos días, una vez ella accedió a mi campo de información utilizando técnicas meditativas en estado alpha, quedamos en una cafetería donde ella ya traía por escrito todo aquello que intuyó de mí en su estado alterado de consciencia.

Lo primero que me gustó es que las intuiciones ya las tenía escritas. La duda que me surgía era pensar que pudo buscarme en Google, o Facebook y extraer mucha información de allí. Así que reacio y escéptico me dispuse a escucharla conteniendo cualquier gesto, comentario, mirada que le pudiera dar información. Tengo que reconocer que hizo una descripción bastante precisa de mi personalidad, que bien podría haber deducido por búsquedas en internet, pero también es verdad que me dio varios detalles de pasajes de mi vida que no era posible que conociera por ningún medio. Dándome fechas casi exactas de cuándo tuvieron lugar esos hechos. En ese instante me di cuenta, que estaba ante una persona con unas capacidades, que no eran normales.

Su intención no es nunca adivinar, ella no es vidente, sino extraer aquella información inconsciente relacionada con tu pasado o presente y que condicionan tu vida. Situaciones que pueden estar olvidadas en tu inconsciente, a la que no has dado importancia y que ella rescata. A veces la información es muy genérica, pero en otras ocasiones la información es tan precisa que parece que vivió contigo la escena que te está contando.

Esa tarde, perplejo, hablé con mi grupo multidisciplinar de investigación para explicar lo vivido. Propusimos que sería interesante realizar una prueba más controlada si es que Pamela accedía a ello. La sorpresa llegó cuando Pamela accedió a someterse a prueba. Se trataba que Pamela accediese al campo de información de un sujeto en concreto y describiera cualquier percepción sobre él. A su vez, el sujeto debía confirmar o no si la información proporcionada era correcta. El sujeto voluntario estaba muy claro, de hecho no tuvimos opción de elección ante la incredulidad y escepticismo del doctor en biología molecular Israel Ampuero.

Como en mi caso, Pamela necesitó fecha de nacimiento y nombre y apellidos. A partir de ahí empezó el experimento. Pamela debía escribir por Whatsapp cualquier información que le llegase relacionada con el Dr. Ampuero. Recuerdo perfectamente la primera información que le llegó sin que se dispusiera conscientemente a ello. Ese día estaba en mi casa porque queríamos experimentar con las grabaciones psicofónicas a ver si su facultad incitaba al fenómeno. Después de la experimentación, una vez relajados, me dice; “me acaba de llegar algo, pero no sé, es raro. Es algo que es significativo e importante para él. Una bicicleta pequeña roja”. Describió donde se encontraba la bicicleta y que estaba haciendo Israel. Así que entregó esa primera información relacionada que dejó perplejo a Israel Ampuero. A partir de ahí dio una sucesión de informaciones precisas que Israel fue confirmando, hasta que la información se tornó tan personal que Israel, consideró no dar más detalle, dando por concluido el experimento. Tiempo después Pamela se convirtió en mi pareja, lo que me ha permitido vivir experiencias muy difíciles de explicar desde un punto de vista racional. ¿Y cómo se relaciona todo ello con la Transcomunicación? Veamos…

Ervin Lazslo y la Teoría del Campo A

ErvinLászló es Doctor en filosofía de la ciencia, pianista y escritor. Uno de los mayores pensadores de este siglo. Ha publicado alrededor de 75 libros y más de 400 ensayos. Ervin tuvo la oportunidad de estar en el 2007 en una de las experimentaciones de Marcello Bacci junto al Padre Fraçois Brune, del que salió totalmente convencido de la realidad del fenómeno psicofónico.

Ervin explica que hace 5.000 años los sabios hindúes, aparte de los cuatro elementos (aire, fuego, tierra y agua), definieron un quinto que los contiene a todos: akasa , matriz de toda materia y fuerza del universo. El akasha es un término sánscrito que significa ‘éter’, ‘espacio’ o ‘cielo’. Fue a partir de esos razonamientos que Ervin definió la teoría del Campo A.

El filósofo Húngaro en su libro “El Cambio cuántico” nos dice que todas las sensaciones, percepciones, emociones de pensamiento generan unas ondas, pero no son ondas electromagnéticas sino ondas informacionales. Estas ondas se propagan en el Campo A e interfieren con los frentes de ondas generados por otras personas. Con dicha interferencia se crea una estructura holográfica. Así que según Ervin, la transcomunicación sucede cuando el holograma que transporta la experiencia de toda una vida de una persona difunta, entra en resonancia con el holograma creado por el cerebro del interlocutor vivo.

Pero si esto es así podríamos solamente extraer información ya que en el Campo A solo estaría el registro pasivo de la consciencia y por tanto no podría generarse una comunicación bidireccional de pregunta respuesta como sucede en las transcomunicaciones. Pero Ervin nos dice que ese paquete de información puede tornarse dinámico y por tanto desarrollarse de manera autónoma tal que permita crear información nueva basada en la información que ya posee. Es decir imaginemos que tengo un ordenador que registra vía wifi todos los pensamientos y emociones de mi yo. Esa información queda grabada de forma pasiva, es decir, está ahí, pero no interactúa. Ahora imaginemos que consigo instalar un programa en mi ordenador con inteligencia artificial de manera que es capaz con la información contenida de mi yo, crear mi yo virtual volviéndolo autónomo, es decir interactuando. Posiblemente una persona ajena que interactuara con dicho ordenador pensaría que estaría comunicando conmigo.

Es posible que grandes transcomunicadores como Marcello Bacci o Hans Otto Konig, lo que hacen es gracias a su forma de mediumnidad, acceder a dichos campos de información, es decir al “ordenador” y comunicar no tanto con el espíritu, sino con el desarrollo autónomo de la información perteneciente a la persona que falleció. Bacci acaricia su radio antigua de válvulas, al tocarla, nos dice Ervin, el receptor de radio sintoniza con las frecuencias de su cerebro y sistema nervioso. Cuando girando el dial se topa con la frecuencia adecuada, la radio transmite señales procedentes de hologramas del Campo A en lugar de emisoras de Onda Corta. Los hologramas a los que accedería Bacci contendrían la información correspondiente a la consciencia de personas fallecidas.

La cuestión difícil de explicar es cómo esas entidades, pueden interactuar a nivel físico con nuestra realidad ya que las voces y las imágenes paranormales se registran en medios físicos. Es decir si interactuamos con paquetes dinámicos informacionales pertenecientes a la persona fallecida y contenidos en el Campo A, ¿Cómo hacen para convertirse en ondas electromagnéticas que puedan registrarse?. Me temo que estamos muy lejos de hallar la respuesta.

Campos de información o fraude premeditado        Psicoimagenes

También es interesante la teoría de los campos informacionales porque podrían explicar algunos presuntos fraudes cometidos por los grandes transcomunicacodores y que son precisamente demasiado infantiles para pensar que se idearon para engañar. Si fuese cierta la existencia de los campos akásicos, de un lugar donde está contenida la información universal, donde no escapan ni pensamientos ni emociones, podríamos explicar casos de transcomunicadores que obtuvieron psicoimágenes de fallecidos que correspondían a fotografías existentes que se hicieron en vida, o de psicofonías que correspondían a extractos de películas o textos. De hecho, no es un fenómeno aislado, ya que casi la mayoría de los grandes transcomunicadores han sufrido dicho fenómeno de réplica, levantando suspicacias. Veamos a modo de ejemplo algunos de ellos ya conocidos y otros desconocidos y que refuerzan la hipótesis de los campos informacionales.

El caso más polémico en el que estuvo involucrado Bacci tuvo lugar en 2006 con la edición de un DVD “Quand l’invisible nous parle”, avalado por el prestigioso y estudioso en TCI el padre François Brune. En ese DVD aparecían psicofonías en francés que se grabaron en el laboratorio de Bacci rodeado de varias personas e investigadores franceses. Un aficionado a la TCI en 2013 estaba viendo la quinta en entrega de la saga: “La batalla del Planeta de los Simios “(1973) doblada al francés. Entre los minutos 16 y el 23 de esta película descubrió que contenía todas las frases en francés que aparecieron en la sesión psicofónica de Marcello Bacci. Una de las voces pertenece al conocido actor Jean-Claude Michel, especializado en doblaje.

Aunque hay alguna diferencia. En una de las frases de la película hay una sustitución de “POUVEZ” en la frase; “…vous POUVEZ les entendre…” Por OU; “OU les entendre”. Por otro lado la música de fondo no aparece en la grabación de Bacci. Todas las demás frases fueron exactas a las escuchadas en la película, aunque con modulación y ritmo diferente. ¿Por qué esa diferencia? ¿Qué sentido tiene hacer pequeñitas modificaciones si el resto de frases son las mismas? ¿Qué sentido tiene cometer dicho fraude si sabes que el DVD se editará en Francia y pueden pillarte? ¿No es más fácil grabarle a un amigo francés unas frases?

También hay quien dice que algunos de los coros paranormales grabados por Marcello Bacci tienen mucha similitud a un coro ruso que actuó en la Nuit Pascale en la Cathédrale St.-Alexandre Nevsky en Paris en 1973. Yo los he revisado y si bien puede haber algún parecido, son totalmente diferentes. El propio Bacci en la primera visita del 2017 nos recitó un poema dictado por las entidades que más tarde él mismo descubrió que pertenecía a uno ya escrito de autoría anónima.

König en su libro “Listen” hace referencia a algunos de los mensajes que transmitia uno de sus contactados, Sanaedes, donde algunos de ellos podían encontrarse en un libro escrito por Gerda Johst, titulado “The Uncut Jewel”. También König grabó una psicoimagen con voz del Sr. Hubertn Gross, arquitecto y urbanista de Würzburg (1896-1992), donde se descubrió meses más tarde que ese fragmento pertenecía a un documental de televisión sobre La vida en Varsovia. Aún así en la psico-audio-imagen de König faltan palabras y el investigador Klaus –Dieter Kleinicke que hizo la comparativa sono-videográfica detectó un tartamudeo en una de ellas que no aparece en el documental original, al igual que una diferencia de tamaño en las imágenes.

El CETL (Centro de Estudios de Transcomunicación de Luxemburgo), fue considerado uno de los grupos más avanzados y con mejores resultados en el campo de la TCI. Sus grabaciones psicofónicas por diversos métodos, algunos muy sofisticados y sus psicoimágenes eran de una calidad excepcional. Según este grupo de Luxemburgo, se comunicaban con ellos unas entidades que decían provenir de un lugar llamado Timestream, un lugar donde habitan los fallecidos. EL investigador José Garrido en un artículo de hace unos años publicado en Cuadernos de Bítacora nº3 titulado “Creer o Comprobar” nos cuenta que existe una novela de ciencia ficción editada en 1971 titulada “El Mundo del Rio” (Philip José Farmer) donde se explican situaciones prácticamente calcadas a la información recibida por el grupo de Luxemburgo. Además varios de los mensajes grabados por el Grupo son idénticos a los que aparecen en un libro sobre asuntos esotéricos titulado “Diálogos con el Más Allá”, de Karl Heinz Jaeckel (pag. 82 y 84).

François Brune en su libro “A la escucha del más allá” nos explica que algunas psicoimágenes obtenidas por el matrimonio Harsch-Fischbach se descubrió que pertenecían a escenas de películas de cine. Sirva de ejemplo unas psicoimágenes grabadas el 24 de julio de 1987, donde aparecen una máscara y dos manos que corresponden a detalles de estatuas de la plaza del Teatro, en Luxemburgo. También obtuvieron una psicoimágen de Konstantin Raudive sospechosamente parecida a una de sus fotos en vida. Y lo mismo podemos decir de las obtenidas de una chica fallecida llamada Karine Dray y otras tantas más.

Tampoco se salva el padre de las psicoimágenes Klaus Schreiber donde una de las psicoimágenes tiene similitudes con fotogramas de la película de Romy Schneider “La joven y el comisario”. O la similitud de su psicoimagen del Abad Alois Wiesinger con una foto en vida.

El experimentador alemán Adolf Homes en 1991 obtuvo una psicoimagen del que se considera el padre de las psicofonías Friedrich Jürgenson que es idéntica a una fotografía de él en vida. Lo mismo sucedió con la psicoimagen que consiguió del físico George Muller. La transcomunicadora Sarah Estep, obtuvo parafonías musicales que ya existían. Incluso el fenómeno de réplica sucede con los nuevos experimentadores exitosos de este siglo 21.

El investigador italiano Marco Luzzato a través del método Schreiber consiguió la psicoimagen de la cara del histórico médium italiano Guastavo Rol. Dicha psicoimagen es idéntica a una de las fotografías de portada de uno de los libros que habla de la vida de Rol. Aquí tengo que reconocer la honestidad de Marco ya que suele mostrar dicha cara en todas sus ponencias y su correlación. Él explica que las caras son idénticas y que podría no mostrar dicho resultado para evitar suspicacias pero él defiende que así salió y que no ha falseado nada, de hecho a él no le sorprende porque dice que en un universo holográfico donde la información no se pierda sino que perdura es normal que lo que ha existido aún exista y que como una forma de ahorro energético es más sencillo volcar fragmentos de información ya existente que crearla de nuevo.11

El experimentador alemano-portugués Marco Custodio consigue psicoimágenes por medio de luz incidida sobre un embolo plateado o sobre humo. Algunas de sus psicoimágenes de fallecidos son de excelente calidad y se correlacionan casi perfectamente a la foto en vida del individuo en cuestión. Sucede igual con el Grupo de TCI de Seatle donde Simone y Adriana aplican la técnica Schreiber pero con un televisor de LCD consiguiendo en ocasiones imágenes de fallecidos cuya foto en vida es idéntica a la psicoimagen, y no tengo ninguna duda de la honestidad de este Grupo.

Otro caso, esta vez menos defendible, lo protagonizó el experimentador Steve Huff del que “aprendí” la técnica de uso de la GhostBox. Dado sus resultados espectaculares con dicho aparato, empezó a desarrollar y comercializar dispositivos más enrevesados basados en la técnica del escaneo de frecuencias. También desarrolló diversas aplicaciones para tablet y móvil para facilitar la grabación de psicofonías. El supuesto afán recaudatorio o quizás llevado por la necesidad de mantener a sus cientos de miles de seguidores pegados a su canal de youtube, le llevó a cometer una serie de supuestos engaños con los registros parafónicos. Uno de los más sonados fue con una sesión de GhostBox en la que contactó con el fallecido rapero estadounidense Lil Peep, obteniendo resultados positivos. Pero se descubrió que los registros pertenecían a fragementos manipulados de una entrevista que le hicieron a Peep en vida. Yo mismo descubrí un caso de réplica, aunque particular, porque serían dos psicoimágenes réplica de otras dos psicoimágenes ya existentes lo que me deja poco margen para defender la no manipulación premeditada de dichas psicoimágenes. Pasó en el año 2014 analizando el trabajo de uno de los más reputados investigadores en psicoimágenes, Alfonso Galeano, me percaté que dos sus más famosas psicoimágenes obtenidas en los años 90, vistas y publicadas centenares de veces (la cara de una mujer y la de un niño) son idénticas pero simétricamente opuestas a dos de las conseguidas por el Grupo de Tenerife Más Allá en el año 1988. Para ello extraje varios fotogramas clave del famoso vídeo del Grupo de Tenerife que publicó Jiménez del Oso y los comparé con las dos supuesta psicoimágenes obtenidas por Alfonso. Siendo absolutamente y sin ningún error idénticas.111

En definitiva, no podemos tachar a la ligera de fraudulentas las psicofonías y las psicoimágenes y crucificar a sus autores, simplemente porque haya una correspondencia entre la imagen o sonido paranormal con lo ya existente en la realidad. Evidentemente hay casos fraudulentos, ya sea por presión, dinero o por alimentar el ego, pero mi experiencia me induce a pensar que dado el alto número de correspondencias de réplicas que se dan en la transcomunicación, quizá estamos precisamente obteniendo dichas imágenes y sonidos del campo informacional. Si bien reconozco que en un principio cuando mi conocimiento sobre TCI era escaso, conocer estas réplicas me producían, rechazo, tristeza y ganas de crucificar a sus autores, ahora lo asumo como parte del fenómeno y ya no me sorprende, es habitual entre los experimentadores, aunque siempre sin perder el espíritu crítico, porque el fraude premeditado existe y eso daría para otro artículo más extenso.

¿Es posible que el fenómeno sea psíquico? ¿Una recreación mental que se torna dinámica y física?

El caso Philip

El Caso Philipp es una investigación que se realizó en la Universidad de Toronto en 1972 en la que participaron un grupo de científicos de varias disciplinas. Coordinado por el Dr. S.R.G Owen se seleccionaron a 3 hombres y 5 mujeres especialistas en biología, psicología y medicina principalmente, pertenecientes a la Society for Psychical Research de Toronto. El experimento se llevó a cabo bajo la premisa de si era posible crear un fantasma imaginario y poder hablar con él. Decidieron inventarse un personaje ficticio, dotarlo de características físicas, una historia familiar y de su vida. Dicho trabajo de invención quedó a cargo de una enfermera de las fuerzas armadas canadienses llamada Sue. El personaje creado, de nombre Philip, representaba ser un aristócrata de la nobleza inglesa del siglo XVII casado con una mujer llamada Dorotea a la que no amaba y tenía escarceos con una bella gitana llamada Margo. La esposa descubre el adulterio y acusa a Margo de brujería, por lo que es juzgada y quemada en la hoguera. Philip, amargado decide suicidarse en una de las almenas de la mansión. En la biografía ficticia de Philips se incluyeron hechos históricos que nunca sucedieron.

Durante un año, el grupo de experimentadores se reunieron para practicar con la mesa parlante y establecer contacto con Philip. Si bien en un primer momento no consiguieron resultados y estuvieron a punto de abandonar el experimento, con una serie de cambios en la metodología, llegaron los primeros contactos exitosos. Philip se comunicaba por golpes de la patas de la mesa a través del balanceo de ésta (un golpe la letra A, dos golpes la B…). Philip se comunicaba de la misma manera que si hubiese sido una entidad real, pero cometía las mismas inexactitudes históricas de las que habían dotado a la historia del personaje para asegurarse que comunicaban una entidad ficticia. Lo que no esperaban es que le fenómeno fuera in crescendo, produciéndose raps, levitaciones y toda la femenología típica de una sesión mediúmnica donde se contacta con supuestas entidades espirituales. El experimento llegó a su fin, un día que Philip se mostraba poco colaborador y los experimentadores le dijeron que de seguir así contactarían con otra entidad. Esto no le debió gustar y desapareció para siempre.

El Vicario fantasma del muellde de Ratcliffe             

 ¿Es posible que el poder de la sugestión sea la causa que nos haga ver fantasmas donde no los hay?. Esta es la pregunta se hace el psicólogo Richard Wiseman en su libro “¿Esto es paranormal?” donde en uno de los capítulos el autor nos explica el caso de Fantasma del Muelle de Ratcliffe. Un fantasma inventado al que veían algunas personas del lugar. ¿Tan potente es el poder de la sugestión? ¿Podría ser que la generación, estructuración y creencia de una idea inventada, se convirtiera en una realidad?…

Todo empezó en 1970 cuando Frank Smyth, redactor de una revista que trataba sobre fenómenos paranormales, quedó con un amigo en el muelle de Ratcliffe del puerto de Londres. Su amigo John sugirió a Frank que sería divertido inventarse una historia de fantasmas dado que el lugar tenía una atmósfera propicia para ello así que decidieron inventarse la historia del Vicario fantasma del muelle de Ratcliffe; A principios de siglo XIX un antiguo Vicario montó una pensión para marineros en esa zona. Como el negocio no funcionaba el vicario utilizaba el reclamo de bellas jóvenes para atraer a los huéspedes, una vez en la pensión, los emborrachaba y los incitaba a mantener relaciones con las jóvenes para posteriormente apalearlos, robarlos y tirar su cuerpos al rio Támesis. Años más tarde, cuando el Vicario falleció, empezó a aparecer su espectro por la zona. Con dicha historia inventada, Frank decidió publicarla en la revista para la que trabajaba, sin mencionar que era una invención y contando que él y su amigo John habían visto al Vicario fantasma. Al cabo de unos tres años un documental de la BBC presentó un documental adaptado para la televisión de la historia inventada, pero sin mencionar que era falsa. Fueron en búsqueda de testigos que hubiesen visto al fantasma, encontrando a varios de ellos. Algunos daban detalles excepcionales del encuentro con el fantasma. ¿Es posible que el poder de la sugestión sea la causa que nos haga ver fantasmas donde nos las hay? ¿O podría ser que la generación de una idea, creada, estructurada e inventada se convierta en una realidad?

Constructores de realidad- José Garrido

José Garrido es uno de los máximos expertos mundiales en TCI y posiblemente uno de los pocos en el mundo que junto a Alfonso Galeano, consiguieron psicoimágenes dinámicas con las que revolucionaron el estudio de las mismas. Lograron la estabilización de las turbulencias luminosas en la pantalla del monitor de TV percatándose que las psicoimágenes en su generación seguían un comportamiento matemático-fractal cuyo factor de escala es conocido como la “Constante del Árbol de Feigenbaum”.

Jose Garrido ha estado en contacto con grandes transcomunicadores como Sonia Rinaldi, Tom y Lisa Butler, Jochen Fornoffç o MarcelloBacci, al que visitó en dos ocasiones y con el que tuvo la posibilidad experimentar en el Centro de Investigaciones psicofónicas de Grossetto.

Ha conocido a multitud de investigadores de la talla de Ernst Senkowski, Sinesio Darnell o Paolo Presi. Ha escrito en revistas, participado en programas de radio y actualmente centra sus inquietudes en el estudio teórico del fenómeno transcomunicativo. Tengo la suerte de ser su amigo desde que empecé mis investigaciones y es una de las personas de las que más he aprendido. En base a sus experimentos y experiencia. Garrido nos dice que somos constructures de la realidad: “Las experiencias transcomunicativas comienzan en una especie de proceso psicológico, en un acto de percepción cognitiva que atañe única y exclusivamente al sujeto que lo experimenta, desde el principio es un proceso disociativo de la personalidad del sujeto que comienza esa experiencia. A medida que se repite y se reitera la experiencia, se va creando una mayor disociación, con esto no quiero decir que es nuestra mente la que crea el fenómeno pero sí que es la que aporta “un germen“ que con el tiempo se torna “ajeno” a nosotros, se independiza, es “otro”, incluso distinto a las características de personalidad del sujeto que experimenta, y entonces se produce el acto de transcomunicación.

“Aún hoy desconozco como se produce, no sé de donde viene ni cuál es la finalidad que tiene y entonces es cuando no nos queda más remedio que aceptar el mensaje, lo que nos dicen y de dónde proviene, por la sencilla y simple razón de que desconocemos lo que es, su procedencia, quien es en realidad…y en el 90% de los casos, la inmensa mayoría de los experimentadores no les queda más remedio que aceptar que proviene del Mas allá, no queda otra, no pertenece al mundo físico que conocemos y la información que puede aportar, cuando el fenómeno se torna explosivo, nos supera, va más allá de lo que conocemos como realidad.

“Lo repito hasta la saciedad somos constructores de realidades. Cuando proyectamos nuestra intención hacia la realidad que nos rodea, si somos persistentes, éstas se producen. ¿Acaso aquello de que quien la sigue la consigue no es cierto?. Pero claro, en estos asuntos… La realidad del contacto, de esas grabaciones, de esos mensajes… ¿A que parece imposible? Pero sin embargo ocurren, se tornan perceptibles a esta realidad y tiene un efecto que para mí personalmente es muy importante; amplían la percepción de la realidad y de la consciencia, tocas con la punta de los dedos algo que va más allá de lo que nos rodea. No tienen otro objetivo que el de hacernos ver que esto no se acaba aquí, que hay una continuidad mucho más ampliada.

“Por norma general andamos enfrascados en discusiones entre nosotros, que si es nuestra mente, que si es ajeno a ella, cuando en realidad no existe fenómeno sin la intervención de un sujeto mental. Lo objetivo y lo subjetivo se tornan una sola cosa sin saber dónde está el límite de lo uno y lo otro, como una gradación del color donde el blanco es la suma de todos los posibles. Por tanto, la realidad del fenómeno, del proceso experiencial es uno, con diferentes frecuencias pero uno. Y que conste que soy yo el primero en querer desgranar cada uno de los componentes y elementos que se dan en la experiencia pero, también es importante tomar consciencia y aceptar que ocurre, que está pasando y que a día de hoy, es imposible comprender, de manera objetiva, que es lo que está ocurriendo, o como ocurre. Personalmente, he llegado a querer experimentarlo, lanzarlo al cajón de mi mente donde se esconde lo incomprensible y disfrutarlo porque es de esas cosas que sí me voy a llevar cuando me vaya de aquí. Intuyo que va a tener un valor importante cuando cruce la línea.

“Así que ¿Quieren ver y experimentar fenómenos paranormales? Pues ármense de paciencia, convénzanse de que es algo incomprensible que puede ocurrir y por supuesto hay que seguir discutiendo, cuestionando e intentando desgranarlo, por una sencilla razón; estamos aquí, en un lugar con unas dimensiones específicas y con una manera de percibirlo muy concreta.”

Tanto si accedemos a campos de información, como si construimos realidades, ambas teorías pueden vivir conjuntamente, incluida la espiritual. De hecho Hans Otto König, denomina a sus comunicantes, entidades, espíritus o campos de información. Tampoco König excluye la parte psíquica del fenómeno, en el sentido, que ciertas comunicaciones o fenómenos paranormales no tienen una causa espiritual y es la psique la que actúa. Si queremos ahondar más profundamente en teoría cobre cómo se construye la realidad y su relación con fenómenos paranormales, recomiendo la lectura del libro “La teoría Sintérgica” y “Pachita” del desaparecido neurofisiólogo mexicano Jacobo Gringber.

EL SECRETO DE LA TRANSCOMUNICACIÓN

Llegamos a la parte más polémica. ¿Por qué unos consiguen transcomunicar y otros no? ¿Qué es necesario? ¿Qué características comunes tienen los grandes transcomunicadores? ¿Existe un procedimiento? En base a lo que he experimentado, vivido y estudiado puedo argumentar que existen dos principios y 13 puntos fundamentales para que el fenómeno transcomunicativo se origine.

Los principios;

1- Disposición Atenta Interior (lo hemos comentado al hablar de Paolo Presi). Dicha disposición nos lleva a un cambio en nuestra estructuración mental

2- Conseguir “vibrar” en la misma frecuencia de los comunicantes.

Para conseguirlo tendríamos que cumplir la mayor parte de estos 13 puntos.

1:Estudio

Aunque el fenómeno pueda surgir de forma espontánea, si repasamos la historia de los mejores transcomunicadores, nos damos cuenta que eran personas muy ilustradas, y no solo por sus titulaciones sino por el estudio de las ciencias psíquicas (parapsicología, mediumnidad, espiritualidad, hipnosis, religión…). Una de las mejores maneras de adentrarse en el fenómeno y estar preparado para una experimentación segura es habiéndolo estudiado previamente y de las fuentes más fidedignas y honestas posibles. El comprender determinados aspectos del fenómeno, nos puede poner en predisposición de experimentarlo.

2:Insistencia

Como en todo lo que uno persigue en la vida, hay que insistir y no decaer en el intento. Está comprobado por los mejores operadores en TCI que hay que ser metódico y constantes. El fenómeno puede desencadenarse en horas, o días, en meses o años, o puede que nunca. Hay experimentadores que tardaron varios años en conseguir resultados. Y no se trata de experimentar a diario muchas horas, basta con hacerlo una vez a la semana durante 20 o 30 minutos y si es posible a la misma hora.

3:Intención

Entramos quizás en uno de los puntos más importantes e interesantes. ¿Cómo podemos definir la intención? La intención es la determinación de la voluntad hacia un fin. Vinculado a un propósito, a un objetivo. En nuestro caso, el objetivo es conseguir transcomunicar. Y este pensamiento enfocado a un objetivo tiene el potencial de transformar la realidad. Hablamos de una mente cuántica. Y aquí entre en juego analogías con la física cuántica. Ya sé que lo que voy a desarrollar ahora no será del agrado de los más escépticos, pero si creemos en los efectos de la intención, ésta solo se puede explicar desde razonamientos que desafían a los preceptos de la física clásica. En este sentido, para definir cómo funciona el mecanismo de la intención, me quedo con la explicación del médico argentino Mariano Giacobone. Él nos cuenta que nosotros estamos compuestos de partículas, por tanto nuestra existencia es “particular” (de partícula), colapsada en una realidad que definimos como material. Pero la mayor parte de la existencia no manifestada, es más bien como una sutil onda de probabilidades. Nos dice que Existimos como una realidad particular y al mismo tiempo como una onda de probabilidad. Pues bien para poder influir en la materia hay que servirse del aspecto ondulatorio (vibracional) del ser, que está en resonancia con las frecuencias más sutiles: que serían los pensamientos, las emociones los propósitos y las creencias. Por tanto tenemos que experimentar con intención, no basta con esperar a que suceda, tenemos que desearlo y pedirlo. Tenemos que sentir pasión por el fenómeno. Hasta que dicha intención influya sobre nuestro aparato y ayude a establecer el puente de contacto.

4:Desarrollo mediúmnico (acercamiento a técnicas clásicas)

Los espíritas que siguen las doctrinas de Allan Kardec, argumentan que tanto los fenómenos psicofónicos como las psicoimágenes, para su desarrollo siempre van a necesitar de un médium que pueda aportar lo que ellos denominan “fluidos” con lo que los espíritus pueden afectar a la materia. El premio Nobel de fisiología Charles Richet, uno de los mayores estudiosos de la metapsíquica, denominó a este fluido ectoplasma. Y es gracias a este fluido que las entidades pueden interferir con la materia y o bien generar voces directas como vimos en el caso de Leslie Flint o incidir en una radio o televisión. La facultad de crear este fluido le corresponde a los denominados médiums de efectos físicos, es decir a aquellos que producen fenómenos físicos evidentes, como levitaciones, raps, movimiento de objetos, materializaciones.

Sabemos que la mayoría de grandes trasncomunicadores poseían facultades mediúmnicas, el caso más extremo el de Marcello Bacci. Pero también poseían facultades mediúmnicas destacadas Hasn Otto König, la experimentadora americana, Sarah Estep, Bill O’Neil, o más recientemente el experimentador Marco Luzzatto, el brasileño Davilson Silva, la inglesa Annette Tollis, entre otros muchos, tienen capacidades mediúmnicas.

Hay otros transcomunicadores que prefieren no considerarse médiums debido a las connotaciones que ello conlleva, aunque desvistiendo de toda la superchería que rodea al calificativo de médium, considero que cualquiera que ejerza como canal, es un medio, un mediador que permite el contacto independientemente de sus creencias. Aunque algunos investigadores que prefieren desvincular el fenómeno de la espiritualidad, prefieren denominar al mediador, dotado psíquico, a pesar que la transcomunicación no deja de ser una evolución o forma del espiritismo clásico con las connotaciones que conlleva.

Tal y como nos explicó Bacci en las visitas que le hicimos, todos tenemos mediumnidad pero la mayoría no la hemos desarrollado. Esto no es tarea sencilla y requiere de un compromiso y una mentalidad muy abierta.

Una manera relativamente sencilla de desarrollo, es con el acercamiento a técnicas transcomunicativas clásicas, como las mesas parlantes o la ouija en grupo. Ya que al realizarlas con más personas, es más sencillo que se desarrolle un fenómeno comunicativo desde la primera sesión o en varias. Pero cuidado, este tipo de experimentaciones no están exentas de peligros sin un conocimiento exhaustivo de sus métodos y un estado emocional y psíquico lo más estable posible. Así que antes de adentrarse en este tipo de experimentaciones es adecuado su estudio. Además no sabemos a ciencia cierta con quién comunicamos, podría ser nuestro inconsciente en algunas ocasiones o una entidad autónoma. El enfoque de estas sesiones debería ir encaminado a crear un vínculo de confianza y de trabajo con supuestas entidades que nos puedan ayudar o guiar en el desarrollo del fenómeno transcomunicativo. El resto de puntos también nos va a favorecer el desarrollo de la capacidad mediúmnica necesaria para que se produzca el fenómeno.

5:Meditación (estado alpha)

Aquí voy a hacer un inciso porque me gustaría hablarles de las Ondas Alpha. Las ondas cerebrales son los impulsos eléctricos que emite el cerebro a través de nuestras neuronas y que pueden ser medidos a través de un electroencefalograma. En varios estudios parapsicológicos se llega a la conclusión que en el estado Alpha, es decir entre 7 y 14 ciclos por segundo que es donde nuestro cerebro trabaja de manera más creativa e intuitiva, es donde algunos dotados psíquicos producen fenómenos inexplicables. Pues bien, la mayoría de transcomunicadores, no entran en estado de trance profundo para conseguir sus resultados, si bien es cierto que algunos como Hans Otto König, practican la meditación antes del contacto, otros como Marcello Bacci parece no hacerlo, pero sí qué entra en un estado Alpha ya que su manera de concentrarse reside en acariciar lentamente su antigua radio de válvulas. Cada experimentador tiene su ritual inicial. De lo que se trata es de enfocar la atención y es ahí donde posiblemente sus cerebros generen Ondas Alpha.

6:Espiritualidad

No hace falta transformarse en un espiritualista pero sí es importante acercarse a la espiritualidad para entender sus preceptos. ¿Y por qué es importante el estudio de la filosofía espírita para el desarrollo del fenómeno transcomunicativo? Pues porque el mensaje que dan las entidades está cargado de preceptos espíritas. Puede haber pequeñas diferencias de interpretación en los mensajes recibidos por diferentes operadores, pero al final, el mensaje tiene una carga filosófica parecida. Para saber más sobre el contenido de los mensajes y sus comparaciones por los conseguidos por otros experimentadores y médiums os recomiendo el libro de la investigadora Anabela Cardoso titulado “Electronic contact with the dead”. Dicho acercamiento al mundo espiritual nos puede favorecer a estructurar una creencia que favorezca el contacto.

Es bien sabido que por norma general la mayoría de operadores en TCI, tarde o temprano abrazan conceptos espíritas. Una buena manera de empezar a comprender la filosofía espírita es leyéndose, por ejemplo, el libro “¿Qué es el espiritismo?” De Allan Kardek, o un libro más moderno del psicólogo y comunicador Jon Aizpúrua titulado “tratado de Espiritismo”.

7:Desincronización temporal.

Este concepto lo hemos visto antes cuando hemos hablado del Ingeniero Carlo M. Trajna. Parece ser que cuando la sensación de nuestro tiempo interior es diferente a la del tiempo real que marca un reloj, se crea un estado que favorece que se produzcan fenómenos paranormales. Dicha desincronización puede establecerse de manera natural e inconsciente por algunos experimentadores, pero sino podemos conseguir dicho estado de desfase temporal con la técnica del péndulo con luz o la del metrónomo antes explicada.

8:SimpatÍa con otros transcomunicadores

Por simpatía nos referimos a acercamiento y afinidad con otros transcomunicadores o médiums. El establecer relación con otros dotados favorece el desencadenamiento de las facultades parapsicológicas para desarrollar el fenómeno. Esto puede ser debido, o bien, porque al ver los resultados de otros in situ, se eleva el nivel de confianza y creencia despojándonos de la parte más racional y por tanto permitiendo abrazar el fenómeno con mayor soltura, o bien, desde un punto de vista menos académico, porque al estar cerca de ellos nos transfieren algún tipo de “energía”. Es como si estuviesen manchados de pintura y al tocarlos te manchases tú también. Por ejemplo, Bacci reconoce que después de la visita que le realizó Friedrich Jürgenson, el fenómeno se disparó. También nos dice que en el desarrollo de su mediumnidad ayudó mucho experimentar con un abogado con capacidades mediúmnicas llamado Vittorio Berti.

9:Estado emocional

“El mundo de las emociones, es el puente que une el mundo material con el espiritual.Un pensamiento es simplemente una fórmula química determinada acompañada de un impulso eléctrico”.

Sabemos que los pensamientos son generadores de emociones. Cuando ellos mandan un mensaje es nuestro hipocampo, quien se encarga de traducirlos descargando una serie de neuropéptidos que se liberan en la sangre desencadenando una serie de reacciones. A nivel parapsicológico se ha observado una gran producción de fenómenos paranormales en torno a personas con desequilibrios emocionales bien producidos por un trauma como el fallecimiento de un ser querido o por trastornos como la epilepsia o neurosis entre otros. También se encuentran personas que han desarrollado estas facultades después de haber vivido experiencias con alta carga vivencial y emocional como las experiencias cercanas a la muerte o encuentros con seres mitológicos, o alienígenas.

 Nuestro sistema emocional cambia los impulsos eléctricos de nuestro cerebro y también de nuestro corazón. Los prestigiosos científicos Glen Rein y Rolling McCraty del Institut of HeartMath, han demostrado que el campo electromagnético del corazón es infinitamente más potente que el del cerebro y se expande de 1,5 hasta 2,4 metros del cuerpo humano. Pues bien, es posible que nuestras emociones descolocadas emitan frecuencias diferentes que interfieran con un campo informacional de una realidad diferente. Tal y como comenté cuando hablaba de Ervin Lazslo, el estado emocional alterado nos permitiría resonar en una frecuencia compatible tal que estableciera el puente de conexión con otras realidades. Tal sería el caso de las transcomunicadora, Mara Pallini cuando falleció su hija, El matrimionio Dray también con el fallecimiento de su hija, etc. Con ello no significa que para establecer contacto tengamos que tener un desequilibrio emocional, es más, no es ni recomendable porque no siempre el acceso es a otras realidades reconfortantes. Además, los casos positivos son escasísimos y las secuelas psicológicas de la experimentación en ese estado, no siempre son positivas. Sabemos que el trauma emocional puede un catalizador del fenómeno, pero no es el único factor a considerar. De la misma manera que hay trascomunicadores que experimentaron a raíz de una situación traumática, consiguiendo resultados positivos, tenemos otros que también los consiguieron siendo su equilibrio emocional muy estable. Es más la manera de evitar riesgos innecesarios, es abrazar el fenómeno cuando nuestro estado emocional esté estable.

10:Creencia en el fenómeno (fe)

¿Ver para creer o creer para ver? El divulgador Juan Martin Menéndez nos dice que la expresión creer para ver es una afirmación absolutamente real porque la creencia va a dar forma a nuestra percepción y a crear nuestra realidad subjetiva. En la interpretación de todo lo que te sucede, ya sea en el exterior o en tu interior, influyen las creencias que se encuentran arraigadas en tu subconsciente. Por eso se dice que los niños son más propensos a experiencias paranormales al no tener prejuicios ni creencias limitadoras. Algunos investigadores afirman que ser escéptico te libra de los fenómenos paranormales, ya que creer en su existencia aumenta el riesgo de poder verlos. Para facilitar la Transcomunicación debemos creer en ella, tener fe. El teólogo francés Felicite de Lamennais decía que la fe comienza donde termina el orgullo. Para un escéptico dicha fe puede adquirirse paulatinamente con el estudio y conocimiento de estos fenómenos y acercándose a las personas honestas adecuadas. Pero sobretodo se obtiene con la buena disposición a la experimentación. Alguien dijo que la fe implica algo de entrega, tener certeza en lo que se espera y convicción en lo que nuestros ojos no ven pero de lo que nuestro corazón está seguro.

11: Reafirmación (entrenamiento auditivo)

Muchas veces los experimentadores y estudiosos en Transcomunicación, hemos escuchado eso de “para oír e interpreta las psicofonías tenemos que entrenar el oído”. A mí siempre me ha chirriado ese tema. Porque para mí, o la parafonía se escucha y se interpreta claramente, o me sugiere indicios suficientes para dudar.

Lo de entrenar el oído se dice porque las psicofonías son difíciles de decodificar. Sería como cuando nuestro hijo está empezando a hablar, al principio solo lo entenderían los padres que están acostumbrados a la forma incorrecta de hablar de su hijo, pero para un tercero sería difícil decodificar el mensaje emitido por ese niño, a no ser que estando tiempo con él comprendiera los patrones, la organización y pronunciación de las palabras. Como nos dice el experimentador en TCI Fran Recio un sonido reconocible por el cerebro consta de una mezcla de amplitud y frecuencia. En numerosas ocasiones notamos alteraciones de estos componentes en la psicofonía, que a pesar de ser reconocida como una frase o palabra, no sigue los parámetros clásicos de las palabras, de ahí su dificultad para el reconocimiento.

Varios investigadores con carrera científicas como Daniele Gullà, Paolo Presi, Ernst Senkowski, etc., han analizado multitud de psicofonías y una de las características principales que las diferencian de las voces humanas es que las psicofónicas carecen del golpe de glotis en su alocución, ya que para que dicho golpe sea efectivo debe existir una laringe. Además las supuestas entidades necesitan energía para producir el fenómeno, y dicha energía es muy limitada, es por ello que las voces suelen ser veloces, impulsivas, como si la manifestación resultara en paquetes de energía.Ahora bien, por qué es importante el entrenamiento auditivo. Pues no tanto para decodificar un mensaje de difícil interpretación que podría también confundirse con una pareidolia auditiva, como por el hecho que acostumbrar al oído a determinados sonidos aunque estos sean pareidólicos, ayudan a las supuestas entidades a ir afinando la claridad del mensaje. La mera creencia de que estamos aprendiendo a decodificar el mensaje aunque algunos no sean de naturaleza psicofónica, crea como un vínculo de comprensión que se retroalimenta.

Yo me esfuerzo por decodificar y comprender y los comunicantes por clarificar el mensaje. Al principio el mensaje solo es interpretable por el operador, pero con el tiempo, al volverse más claro, podrá ser interpretado por cualquier oyente. Eso sí, este no es el único factor que influye en la calidad de los mensajes, pero sí, al igual que el resto de puntos tiene su importancia.

12: Desarrollo de la propia técnica.

Ya lo hemos comentado. No importa tanto la técnica a utilizar, como desarrollar la nuestra propia que se adapte a la estructura psíquica del experimentador. ¿Y cómo se consigue? Es un acto intuitivo. En algunos casos el experimentador ha empezado emulando la técnica de otro y a base de pequeños ajustes por prueba y error, intuiciones, sueños o mensajes recibidos por otros medios transcomunicativos han configurado su propio método. No existen ni radios mejores, ni micrófonos mejores, ni frecuencias mejores. De ahí el ejemplo más significativo de como Bacci con una simple radio de válvulas consigue voces que hablan durante minutos y excepcionalmente claras, o König que consigue lo mismo pero con un dispositivo electrónico creado específicamente según sus investigaciones y la ayuda de las voces.

Es cierto que tenemos algunos indicios, aunque no siempre se cumplen. Por ejemplo que no se consiguen conversaciones de larga duración usando el método clásico de una grabadora y un micrófono. También que usando un soporte como ruido blanco entre emisoras en onda corta, se han conseguido mejores resultados. Se trata de vibrar, resonar en la misma frecuencia que dichas realidades paralelas y eso depende fundamentalmente de la estructura psíquica del operador que haría de antena, del dispositivo al cual dotamos de un psiquismo y que haría de emisora y de la voluntad de las voces.

13: Voluntad de los comunicantes.

Todo lo anterior no funciona, si los supuestos comunicantes no tienen la voluntad de comunicarse con nosotros. Qué sucede, que aun teniendo la voluntad, si no nos consideran lo suficientemente preparados o no cumplimos con los requisitos que ellos requieren, no se producirá el contacto. Un fenómeno curioso que se da una vez conseguimos el contacto es que dichas “entidades” suelen asignarte a un técnico o guía principal. König tenía “asignado” algunos interlocutores más asiduos, entre ellos Sanaedes que decía provenir de la estrella Sirius. Y también conectaba asiduamente con entidades espirituales a los que denominaba La Zentrale (La Central) ya que dichas entidades tenían una función central en el Mundo de los Espíritus y en ese nivel, dichos espíritus no tenían nombre. Anabela Cardoso conectaba con una entidad llamada Carlos de Almeida. Marcello Bacci con la entidad Allan Cordula o con “El Sabio”. Styhe era la entidad principal de Sarah Estep. ABX Juno el de Peter Hárting. O el Dr. Muller el de George Meek. Algunos transcomunicadores consiguieron ayuda de los comunicantes por medio de la ouija, escritura automática, mesa parlante o con ayuda del algún médium. Estos sistemas son más subjetivos, pero resultan más sencillo para establecer un contacto, sobretodo la Ouija y la Mesa Parlante.

Una vez tenemos asignados a las entidades de confianza, podemos sugerirles que nos ayuden al contacto vía dispositivo técnico como la radio. Por ejemplo, la transcomunicadora italiana Mara Pallini, utilizó primero la técnica de la mesa parlante, consiguió comunicar con varios guías que le ayudaron a establecer el puente de contacto a través de la radio. También sucedió con los operadores de la Spiricom que recibieron las indicaciones del contacto por medio de médiums.

TCI EN LA ACTUALIDAD

En esta última parte de este extenso artículo me gustaría mencionar los trabajos de los transcomunicadores actuales, poco conocidos por el público en general y que me parecen honestos en sus experimentaciones, por la impresión que me he llevado al conocerlos en mayor o menor medida e intercambiar impresiones, aunque siempre puedo estar equivocado.

Mara Pallini.Con Mara Pallini y Paolo Presi

La italiana Mara Pallini ha sido colaboradora y amiga íntima de Marcello Bacci, de hecho “heredó” la famosa radio de Bacci, Nordmende Fidelio, que ahora reposa en su casa en Grosseto. Mara conoció a Marcello a raíz de la muerte de su hija en un accidente de tráfico a finales de los 90. Realizó experiencias con Bacci con la intención de contactar con su hija. Pudo escuchar su voz en varias ocasiones salir mágicamente del altavoz de la radio de Bacci. Tuve la oportunidad de escuchar algunos registros y se te pone la piel de gallina. Mara empezó a asistir a sesiones de mesa parlante con Bacci y posteriormente empezó a realizarlas con su marido, obteniendo cientos de comunicaciones que guarda en dosieres en su casa. A raíz de la muerte de su marido empezó a experimentar por la radio.

En los últimos dos años hemos tenido la posibilidad de compartir tiempo con ella en Grossetto e incluso experimentar con la mesa parlante en dos ocasiones (una experiencia desconcertante que daría para otro artículo). Mara obtiene transcomunicaciones utilizando una radio de válvulas sintonizada en la onda corta en una región o bien de música o lengua diferente al italiano. Graba directamente por el micrófono del ordenador y es al repasar la grabación, cuando sus guías le dejan mensajes espirituales. He podido escucha varias de sus grabaciones y están a la altura de la calidad sonora de Bacci. Ella dice que uno de sus comunicantes es el médium fallecido Gustavo Rol. Yo mismo comparé las voces en vida de  Gustavo Rol con alguna de las grabaciones de Mara y son la misma voz.

Marco Luzzatto;

Marco Luzzatto Nace en Milán en 1976. Desde que era pequeño convivió con los fenómenos paranormales que se producían en su casa. Eran una familia de sensitivos, así que apuntaló sus creencias, sin perder cierto escepticismo que le sirvió para llevar a cabo sus investigaciones y experimentaciones con rigor. Desde 1995 ha estado involucrado en el estudio de las psicoimágenes y en el desarrollo de un dispositivo tecnológico que permitiera una mejora en la recepción de las mismas. Marco tienes cualidades mediúmnicas, cualidad que considera imprescindible para que el fenómeno se produzca.hdr

Aprendió los fundamentos sobre las estructuras energéticas universales que lo llevaron a diseñar la “Técnica de rayos catódicos – TRC”, que más tarde se convirtió en el sistema BlendAr. Marco nos dice que las dimensiones superiores envían imágenes modificando los campos electromagnéticos en el entorno, siendo de vital importancia nuestro campo energético.Argumenta que en las fases de contacto, el campo electromagnético del hombre (también conocido como Aura) se amplifica al penetrar en todas las estructuras atómicas materiales y etéreas, permitiendo el acceso a ‘otras’ inteligencias. El experimentador y el eventual presente público catalizan el fenómeno. Y considera que el hombre es una ser multidimensional con varios cuerpos, el más denso es el físico, los otros vibran a frecuencias más altas y están vinculados a diferentes realidades dimensionales.

Durante el contacto debemos extender nuestro campo electromagnético. Nos dice que la intención es fundamental. Durante las sesiones de contacto, la actividad cerebral del experimentador cambia, es alterada por procesos físicos internos y externos. Estos procesos conducen a la expansión de su campo electromagnético donde la percepción temporal queda completamente alterada. (¿Recuerdan cuando hemos hablado de la teoría psicotemporal de Carlo M. Trajna?).

 En el año 2015 Marco desarrolla su sistema de transcomunicación que denomina BlendAr con el que consigue definir las caras que aparecen en el monitor. Junto a mi pareja, mi padre, el investigador José Garrido y su pareja, tuvimos la ocasión, no solo de experimentar con Marco, sino de charlar largo y tendido con él el 7-04-2018.

Aunque la construcción de su dispositivo no está disponible, en parte porque Marco considera que podrían haber desalmados aprovechados que comercializaran con ello o con alguna imitación, podemos decir que el sistema de Marco está encerrado en una caja de herramientas de tamaño medio. Dentro tiene un monitor desmontado, una serie de circuitos y una cámara digital con zoom apuntando al monitor. En la pantalla del monitor aparece la típica nieve de las televisiones desintonizadas, solo que es una matriz virtual, es decir una simulación caótica del ruido blanco. Esto lo diseñó así para que los escépticos no argumentaran que al utilizar la señal de antena, podría ser posible capturar emisoras de televisión. El sistema está conectado a su ordenador portátil de manera que puede ver lo que está registrando la cámara de vídeo. A su vez utiliza una cámara de fotos dslr con grabación de vídeo que registra lo que aparece en el monitor del portátil.

Junto a Marco Luzzatto

Marco empieza la grabación y se concentra buscando estados meditativos y de máxima intencionalidad. Mueve sus manos como intentando “magnetizar” el conjunto y utiliza alguna herramienta como una especie de tubo metálico de 30 o 40cm que mueve como la barita de un compositor con el objetivo de canalizar energías. Suele estar acompañado de algún otro médium y necesita de la “energía” de los asistentes para que el fenómeno se desarrolle con mayor claridad.

A los 10 minutos más o menos para la grabación y reproduce el contenido a cámara lenta, buscando caras entre la neblina. Marco suele ser muy exigente y descarta cualquier indicio de pareidolia. La impresión que obtuvimos de la experiencia es que Marco es realmente un experimentador tenaz con buenos conocimientos técnicos, amante de la astronomía y la física, exigente en sus resultados y en ningún momento detectamos que aquello pudiera ser un fraude.

IFRES

El Instituto Francés de Investigación y Experimentación Espiritual es una asociación sin fines de lucro creada en 1996 por un pequeño grupo de personas comandados por Laurie Dutoit y Joël Ury el cual tiene dotes mediúmnicos. Su objetivo es la captación holográfica de entidades situadas en otros planos de existencia. Utilizan tecnología punta para el desarrollo de sus dispositivos holográficos y dicen recibir asesoramiento técnico de las “entidades” a través de la escritura automática. Utilizan la estrioscopia (posibilidad de observar perturbaciones invisibles en el aire). La estriostopioa permite por ejemplo observar las típicas turbulencias que se producen en el aire de los radiadores. Construyeron una celda insonorizada en la que se crea una neblina iluminada con láser creando formas aleatorias luminosas.

La estrioscopia como hemos dicho permite visualizar las perturbaciones del aire que puede causar un objeto (en su caso la neblina). Es decir, el dispositivo les permite registrar las perturbaciones invisibles del aire donde consideran que los espíritus pueden afectar a la densidad del aire. Delante de este dispositivo se instalan tres sistemas de vídeo-grabación. Un láser, separado en dos rayos, ilumina esta niebla. Los rayos son difractados por dos lentes divergentes de 6mm. Estos rayos láser forman una interferencia capturada por las cámaras, creando también una reacción atómica con las partículas de agua de la neblina (del orden de un micrón). Un altavoz que transmite bajas frecuencias (desde 25htz) actúan sobre la niebla, afectando directamente a las partículas de agua y al aire, permitiendo que los “espíritus” “vean” la niebla agitada por las frecuencias y “modelen” una cara otras figuras.

TCI SEATLE

El grupo de Seatle está comandado por la investigadora Simone Santos, en Seattle, EE. UU. Desde el 2011 se dedica a la investigación y experimentación en TCI. Su trabajo es muy serio y riguroso. No aceptan donaciones, no piden dinero y no comercializan ni monetarizan ninguno de sus contenidos multimedia. En algunos casos la calidad de sus psicoimágenes son tan elevadas que han podido identificar a la persona que aparecía en la pantalla del televisor. Desde mi punto de vista sus resultados en el campo de las psicoimágenes es incuestionable, no tanto en el registros de voces paranormales.

Para sus registros videográficos utilizan varias variantes de la técnica Schreiber. Actualmente, Simone, explica en su web que está probando una técnica que ha denominado Cross-Feedback o Cross-VLF y que es un método intuido por lo que le explican sus dos comunicantes del otro lado; los espíritus de Roberto Gomes y Ana Luiza que curiosamente dicen “transmitir” de la Estación Rio del Tiempo, el mismo lugar de donde provenía el principal comunicante de Anabela Cardoso, Carlos de Almeida. El Grupo utiliza dos televisores alternando entre LED + LED y LED + Tv de tubo. También usa tres cámaras de video, una para hacer la retroalimentación otra segunda cámara para registrar dicha retroalimentación y una tercera cámara infrarroja o de visión nocturna que apunta al segundo televisor. Agregan dos lámparas UV-A (luz negra) e infrarrojas en la parte frontal de la pantalla del televisor, creando un campo ionizante que, parece ser que favorecen la formación de imágenes

Davilson Silva

Davilson es brasileño, casado con una española, así que habla castellano bastante bien y puedo mantener con él conversaciones más o menos fluidas. Fue periodista, ilustrador, redactor y escritor. Fue publicista, actor, cineasta, guionista y dibujante. Estaríamos ante un médium clásico de efectos físicos. Quizá uno de los más sorprendentes médiums en activo que hay en el mundo.

Abarca desde la psicometría, clarividencia, premonición, intuición. Pinturas en trance de artistas famosos como Monet, pintura espiritual, formación de ectoplasma, materializaciones, trance, transfiguraciones, TCI… También ha practicado durante años la cirugía psíquica y tiene experiencia como contactado (alienígenas). Desde los años 90 hasta el 2010. Realizó varias materializaciones de espíritus incorpóreos algunos de ellos fotografiados. Actualmente consigue psicoimágenes y psicofonías de una calidad asombrosa con varios métodos en sí muy simples pero muy efectivos.

Suele grabar con el móvil la neblina de un televisor desintonizado. Otra de las técnicas que utiliza es grabar con el móvil cartulinas de diferentes colores. Luego reproduce el archivo de vídeo en el ordenador y vuelve a grabar con el móvil la reproducción del ordenador. Las caras suelen presentarse en algún fotograma de dicha segunda grabación. Tengo que reconocer que mi incredulidad hacia Davilson, en un primer momento fue máxima. Luego, fui conociendo al personaje y empecé a considerar la posibilidad que efectivamente Davilson es especial. Además tiene registros tanto sonoros como fotográficos de sus proezas mediúmnicas desde los años 90. Fotografías difíciles de considerarlas fraudulentas, aunque ya sabemos que todo es posible.

Francisco López Hernández                      

Francisco, es mi padre. Alentado por mis experimentaciones, Francisco decidió investigar el mundo de las psicoimágenes. Nacido en el año 1949, fue empresario. Hombre culto a pesar de no haber pisado una escuela, se formó como delineante y técnico reparador de radio y televisión. De pensamiento escéptico, es un investigador tenaz y metódico que dedica muchas horas diarias a la experimentación. No creo que haya nadie que haya grabado y revisado más fotogramas que él. Sus artículos han sido publicados en blogs tan serios e importantes como “Realidad Trascendental” de Juankar Moreno y su trabajo ha sido citado en el libro “El Secreto de la Mente” del Dr. José Héctor Contreras. Evidentemente no puedo dudar de la honestidad de mi padre, por eso es un privilegio mencionarlo, porque no puedo estar más seguro de nadie más. Si bien ha diseñado varios dispositivos para sus experimentos, el que mejores resultados le ha dado ha sido la grabación por el método clásico de Schreiber aunque con algunas variantes. Ya que ha utilizado iluminaciones de diferentes intensidades, sistemas de vaporización entre la cámara y el televisor, diversos experimentos con láseres, etc. Francisco, no se considera médium aunque tiene una intuición muy desarrollada, pero sí que está convencido que el estado mental del experimentador es uno de los componentes principales para el éxito del registro paranormal.

Sala de Estudio Francisco L+¦pez

Otros experimentadores actuales

Son muy interesantes también los resultados de la médium inglesa Annette Tollis que ha sido fotógrafa espiritual durante 10 años y durante los últimos 3 años ha estado recibiendo fotos de rostros reflejados en sus gafas fotografiándose la cara con un móvil.

Destacable también la médium belga Chantal Knapen que desde niña tenía contactos espirituales. El resurgir de su mediumnidad fue a partir de la muerte de su madre en el 2014. Chantal (Taly para los amigos) consigue desde entonces transomunicaciones muy claras con el método de la radio desintonizada en onda corta. También consigue piscoimágenes fotografiando el humo, o un recipiente metálico lleno de agua o con la técnica Schreiber .

El investigador francés de 50 años Jean-Marc Bernad al que tuve la oportunidad de conocer en casa de Hans Otto König. Con más de 10 años de experiencia en el campo de las psicoimágenes, se especializó en el método del cuenco de agua. Utiliza recipientes de textura metálica reflectante que llena de agua y graba su contenido en vídeo mientras remueve dicha agua. Las formaciones se presentan en alguno de los fotogramas. De Jean Marc puedo decir que es una persona íntegra, honesta y convencida de lo que hace. El método que utiliza no es de mi agrado por la cantidad de pareidolias que se producen, pero es cierto que Jean Marc ha conseguido imágenes de personas fallecidas que han sido identificadas por familiares. Considera que su mediumnidad se ha ido desarrollando conforme ha ido experimentando.

El experimentador alemano-portugués Marco Custodio al que he mencionado en este artículo también utiliza el método del recipiente de agua y la grabación de humo, consiguiendo resultados en algunos casos tan excepcionales que han permitido identificar a la entidad presentada.

La nutricionista e investigadora brasileña Suely Pinheiro que lleva cerca de 20 años estudiando la TCI a partir de la muerte de su hijo de dos años. Ha conseguido psicoimágenes destacables, algunas de ellas publicadas Cuadernos de TCI de Anabela Cardoso. Considero a Suely, una incansable investigadora honesta.

A13_DA_10-05-2015_1200X-626x800El mejicano Miguel Aceves lleva 10 años y medio practicando la transcomunicación instrumental. Comenzó a experimentar por curiosidad y por la necesidad de someter a prueba el fenómeno, obedeciendo a una legítima postura escéptica. Miguel opina que desde que una persona invierte voluntad, interés, pasión y tiempo en la experimentación, automáticamente desarrolla mediumnidad, ya que se transforma precisamente en una herramienta para la comunicación, es decir un medium o medio, un elemento indispensable entre el emisor y el receptor más allá de los sistemas físicos o dispositivos. Miguel es muy exigente con sus experimentos, tanto que puede haber registrada un rostro paranormal muy claro y él seguir considerándolo una pareidolia.

La brasileña Diucléia Tartaia, policía retirada, lleva muchos años dedicados al mundo de lo insólito y en los últimos cinco años centrada en el estudio y experimentación de la TCI. Como experimentadora ha probado varios métodos de transcomunicación. Los mejores resultados, en el campo de las parafonías, los ha obtenido con uno de los sistemas que utiliza Sonia Rinaldi, utilizar fragmentos de voz humana, en idioma extranjero, troceados con un software informático (EvpMaker), de manera que el discurso sea totalmente aleatorio e incomprensible, donde las voces paranormales aparecen modulando dicha amalgama de sonidos. En el campo de las psicoimágenes, Diucléia está obteniendo cada vez mejores resultados. Ella se considera médium y tiene dichas habilidades desde que era pequeña aunque su desarrollo, acompañado de horas de estudio, vino alrededor de los 25 años.


CONCLUSIÓN

Como escéptico que he sido durante muchos años, me ha costado mucho tiempo y estudio, entender y aceptar no solo la realidad de la Transcomunicación sino que además la Transcomunicación es un factor mediúmnico que se puede desarrollar o bien ante una carga emocional muy fuerte como puede ser el fallecimiento de un ser querido o bien en base a los principios antes expuestos. Considero que gran parte de los estudiosos actuales en TCI están equivocados en el enfoque. El aparato en sí no es importante, al igual que la técnica utilizada. Como hemos explicado hay registros de voces directas como las del médium Leslie Flint, que no utilizaba una radio ni una grabadora, sino una especie de “garganta” ectoplasmática por lo que las voces se escuchaban en directo. También grabaciones del investigador W. J. Crawford a la Médium conocida como señora Z. donde las voces se escuchaban en directo salir de unas trompetas huecas de metal. O el caso estudiado por Raymond Bayless donde un fotógrafo llamado Attila Von Szalay conseguía que las voces aparecieran sin mediación técnica.

Marcello utilizaba una radio de válvulas desintonizada en Onda Corta, Anabela Cardoso varias radios digitales conectadas a la vez, Hans Otto König generadores de infrarrojos, ultrasonidos y aparatos diversos de su creación, Frank Sumption un escaneador de frecuencias, Sonia Rinaldi utiliza troceados aleatorio de palabras en idioma extranjero, etc.

Sistemas múltiples de comunicación paranormal, en el que podríamos incluir el trance mediúmnico, la escritura automática, la mesa parlante y la ouija. Por tanto, el fenómeno no es técnico, sino psíquico. Nosotros nos adaptamos a un método y a su vez el método se adapta a nosotros. Por eso no sorprende el experimento que se le hizo a Marcello Bacci en en 2004, donde antes de finalizar la sesión, el técnico de radio Mario Festa quitó las válvulas de la radio y las voces continuaron del mismo modo que cuando Bacci desconecto de la red eléctrica la radio y éstas siguieron comunicándose por unos minutos. ¿Por qué? Por que el fenómeno no está en la radio. El fenómeno es Bacci, König, Cardoso, Rinaldi…

Recuerdo que Bacci nos explicó que en su casa, sin necesidad de usar la radio, en ocasiones las voces se escuchaban en la estancia, en directo y hasta su mujer Marina las escuchaba. ¿Entonces, por qué usaba la radio?. Pues porque cuando empezó a experimentar adaptó su estructura mental al aparato. Pensaba que era así como se conseguían mejores resultados y todo su empeño lo puso en ello. Dio vida a la radio, la “impregnó” de parte de él. Pero el desarrollo fue tan fuerte que incluso conseguía provocar el fenómeno sin presencia de la misma, eso sí de una manera más azarosa.

Así que en TCI el razonamiento técnico no tiene sentido porque es mediúmnico de ahí la dificultad para establecer unas bases de estudio científico con los preceptos de la ciencia. No estamos ante un fenómeno científico, sino ante un fenómeno experiencial de carga mediúmnica.

Responder a la pregunta ¿Con quién comunicamos? Es mucho más compleja. La mayoría de experimentadores exitosos, pasan por varias etapas desde la negación a la aceptación. Conformen los resultados van siendo más claros, se cuestionan la teoría psíquica y acaban abrazando la espiritual. Si bien es cierto que hay experiencias de registros psicofónicos de personas vivas como los obtenido por Sonia Rinaldi, tampoco invalida la teoría espiritual del fenómeno, ya que los espíritas argumentan que todos tenemos espíritu y por tanto es factible poder transcomunicar con el espíritu de un ser vivo. La línea que separa lo que es espíritu de lo que es consciencia o campos de información es sumamente fina y es posible que estemos hablando de lo mismo pero en diferente idioma.

En estos años de investigación y experimentación, solo tengo una cosa clara, el fenómeno transcomunicativo existe. Pero también tengo claro que el fenómeno es muy inusual. El 99% de los registros transcomunicativos no lo son. El error de apreciación, la pareidolia, se da en la inmensa mayoría de grabaciones.

Yo no tengo la verdad, pero voy en busca de ella. Lo aquí expuesto, puede que no sirva para nada, puede que esté totalmente equivocado y puede que le haya hecho perder el tiempo, pero lo que sí le digo es que nunca perderé la honestidad en mi trabajo de búsqueda. Podré equivocarme, pero no mentir. Gracias por haberme leído.

       Raúl López Ramírez


[1] Ver “¿Esta Dios en el cerebro”. Artículo del Dr. Francisco J. Rubia, en EOC nº 73. Entrevista al Dr. Rubia en EOC nº 80/81.  Y conferencia del Dr. Rubia en el I Congreso Benéfico de EOC: http://elojocritico.info/i-congreso-solidario-eoc-otro-misterio-es-posible-congreso-completo-en-video-y-audio/

Dejar un comentario

XHTML: Tu puedes usar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>