Published On: Lun, feb 10th, 2020

CRÉDULOS Y PSEUDOESCÉPTICOS: LA CENSURA DEL MIEDO

Share This
Tags

Publicado en EOC nº 89/90

EOC 89 portadaVolvió a ocurrir, ayer mismo. En la emisión del domingo 02 de febrero de 2019, la tertulia Zona Cero de La Rosa de los Vientos contó con la presencia de Isidro Pérez, psicólogo y presidente de ls Sociedad Hipnológica Científica. Un viejo conocido de los lectores de EOC. En nuestro número 79 le entrevistamos en relación a una de sus pacientes, colaboradora y víctima de José Luis Jordán Peña en el affaire UMMO.

Durante la tertulia Miguel Pedrero presentó las últimas declaraciones del Dr. Brian Josephson, premio Nobel de física en 1973, sobre el interés científico de la investigación paranormal que comparte con muchos de sus colegas físicos. Colegas que, según Josephson, no se atreven a visibilizar dicho interés por temor a ser ridiculizados.Brian_Josephson_Full

Pedrero comentó entonces la anécdota de un profesor de física español, protagonista e interesado en lo paranormal, que le explicaba que bajo ningún concepto quería que trascendiese entre sus colegas su interés por la parapsicología, “porque en ciencia hay muchos candidatos para muy pocos recursos”, y con frecuencia la curiosidad científica por lo paranormal es utilizada como elemento de desprestigio y descrédito por el M.E.O. (Movimiento Esecéptico Organizado), hoy conocidos popularmente como ciencinazis. Termino acuñado por el periodista de El Confidencial, Esteban Hernández, poco sospechoso de hacer apología de la pseudociencia…

meo5En 2011 un grupo interdisciplinar de investigadores, físicos, químicos, médicos, matemáticos, biólogos… la inmensa mayoría profesores universitarios en activo, doctorados y doctorandos, nos reunimos en varias ocasiones en Madrid con la intención de poner en marcha un grupo de investigación científico de anomalías: Zetética.meo3

Durante esas reuniones, y en más de una ocasión, quien esto escribe tuvo la oportunidad de escuchar personalmente a varios profesores de universidad españoles, científicos de prestigio, exactamente ese mismo argumento.

-Mira, yo puedo facilitaros todo el instrumental de la universidad o del hospital para hacer investigación: scanners cerebrales, resonancias, rayos X, lo que queráis, pero como mi nombre aparezca vinculado a la parapsicología tendré que negarlo todo. A mí me cuesta mucho conseguir subvenciones para mis investigaciones, y no quiero que los de la “lista de la vergüenza” me pongan al lado de Carlos Jesús o Paco Porras, porque me hunden la carrera…

meo6Sus razonamientos –repito que han sido varios los científicos a los que he escuchado personalmente el mismo argumento- me recuerda los análisis que en su día solicitamos a unos amigos, profesores en la facultad de química de una conocida universidad andaluza, sobre las Caras de Bélmez: “Si sale que son un fraude no tenemos problema en firmar el informe, pero si sale que no lo son, no podemos firmar un papel avalando algo paranormal porque nos destrozan…”.

La “lista de la vergüenza” a la que aludía el profesor extremeño es una de las iniciativas del M.E.O., que en España está liderado por el Círculo Escéptico y la Alternativa Racional a las Pseudociencias, que fomenta la ridiculización, estigma y burla a cualquier iniciativa universitaria que muestre interés por las anomalías. Y lo han conseguido…meo8

Durante décadas hemos insistido en que el foro adecuado para investigar científicamente las anomalías es la universidad. Sin embargo docenas y docenas de académicos, profundamente interesados en los fenómenos paranormales siente pánico de los pseudoescépticos, dispuestos a despedazar, sin piedad, la carrera de cualquier científico que se atreva a afirmar públicamente que lo paranormal es interesante desde el punto de vista científico. Y por eso prefieren no hacer nada.

Solo tipos como Josephson, con un premio Nobel en su curriculum, puede permitirse el lujo de pasarse por el forro la censura del miedo del MEO. Pero no todos los científicos tienen el blindaje antibalas de un Nobel en su curríiulum.

meo4Hoy todos somos conscientes del daño que hacen a la credibilidad de la investigación seria y rigurosa de las anomalías, charlatanes sin vergüenza tan famosos y mediáticos como el Maestro Joao, Sandro Rey, Paco Porras, Aramis Fuster o la bruja Lola. Eso ya nadie lo duda.

También sabemos el perjuicio que supone para la credibilidad de estos temas la pléyade de youtubers, influencers y divulgadores de chichinabo que copan los medios. Pero todavía no somos conscientes del enorme perjuicio que suponen sus alteregos: los pseudoescépticos.

Unos y otros: crédulos y pseudoescépticos, charlatanes todos demuestran hoy, como nunca antes, que los extremos se tocan, hasta el punto de fusionarse.

Ni unos ni otros han investigado nunca nada. Porque unos parten del supuesto de que todo es auténtico y los otros de que todo es falso.meo1

No han explicado ni un solo caso. No han aportando ni una sola teoría o hipótesis. No han contribuido en nada a nuestro conocimiento científico sobre las anomalías y, sin embargo, paradógicamente, son los que más se lucran con el misterio.

Los unos copan los médios de masas, que generan pingües beneficios. Los otros intentan monopolizar las subvenciones universitarias para sus lucrativos eventos, edición de libros, conferencias remuneradas, etc., sin dar un palo al agua. Y esa, y no otra, es la razón de sus esfuerzos por eliminar competencia.

Por eso es tan importante no perder la perspectiva. En EOC nº 69 (http://elojocriticozine.blogspot.com/2015/06/el-ojo-critico-n-69-especial-pseudo.html) publicamos un extenso dossier sobre el movimiento pseudoescéptico y sus principales integrantes. Los juicios que perdieron. Las estafas que cometieron. La mediocridad de su trayectoria profesional que han sabido amortizar como auto nombrados heraldos y valedores del “pensamiento crítico” y el “escepticismo”. Pero no os dejéis engañar más.

meo2 Porque un youtuber conspiranóico se autodenomine “investigador” no significa que lo sea. Porque un “vidente” friki se autodenomine psíquico o médium no significa que lo sea. Y porque un advenedizo mediocre que jamás ha hecho una publicación científica se autodenomine “escéptico” no significa que lo sea. Simplemnte son la cara y la cruz de una misma moneda… falsa.

Ambos tipos de charlatanes están dispuestos a mentir, manipular, tergiversar, con tal de mantener su nicho de rentabilidad. Ahí están las sentencias judiciales contra famosos videntes y pseudoescépticos para demostrarlo. Pero en el caso de los pseudoescépticos el daño irreparable es peor.meo7

 Que los interesados en las anomalías hayan terminado por satanizar la ciencia o el escepticismo, a causa de los ciencinazis, es solo otro de sus triunfos sobre el sentido común, el pensamiento crítico y el verdadero escepticismo (que duda, no niega). Y la censura del miedo, que atemoriza a quienes realmente podrían aportarnos conocimiento científico sobre los fenómenos anómalos, el mayor de todos sus éxitos.

manifestacion antiEOC

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. Jero dice:

    Excelente revista, mi reconocimiento a todo el equipo de el ojo crítico.
    Quisiera saber su opinión sobre el señor Vicente-Juan Ballester Olmos. Su trabajo de recopilar fotos ovnis de todos los países me parece encomiable, pero este señor me parece que quiere estar en misa y repicando. Algunos de sus escritos parecen sacados de Luis Alonso Gamez y otras veces parece un ufologo serio. La verdad es que este señor me tiene un poco confundido. Un cordial saludo

Dejar un comentario

XHTML: Tu puedes usar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>