Published On: Jue, sep 26th, 2013

APARICIONES MARIANAS: EL GRAN ESPECTACULO SOBRENATURAL

Share This
Tags

Publicado en EOC nº 35

eoc 35“A tales revelaciones (privadas), incluso las aprobadas
por la Iglesia, no hay obligación de otorgarles un asentimiento de fe católica”
(Benedicto XIV, “De Beatificatione et Canonizatione Servorum Dei”)

El 13 de mayo de 1917 la niña Lucía dos Santos, principal vidente de Fátima, observó atónita “una señora vestida de blanco, más brillante que el Sol” suspendida sobre una encina, en el valle conocido como Cova de Iría. Fue la primera de una serie de constantes apariciones. Ante el asombro suyo –y el de sus compañeros de juego Francisco y Jacinta Martos- preguntó a la visión: “¿De dónde es usted?”…

Ha llovido bastante desde entonces y todavía seguimos con la misma pregunta. Posiblemente Lucía quedase satisfecha al oir la voz de la “señora” responder “soy del cielo”, pero somos muchos los que, tras haber estudiado profundamente estos fenómenos y sin estar influenciados por ningún tipo de prejuicios, nos cuesta aceptar que la Virgen María sea la responsable de esos bochornosos “macroespectáculos de la milagrería” que se organizan periódicamente en los cientos, tal vez miles, de enclaves aparicionistas que existen por todo el orbe cristiano y no cristiano.

OPINA LA IGLESIA

No solamente los investigadores de lo paranormal mostramos nuestras serias dudas al respecto. Muchos jerarcas de la Iglesia y teólogos se muestran igualmente cautos ante estas “revelaciones privadas”. Se apoyan en la idea de que los mensajes del Cielo concluyeron con la revelación del Apocalipsis a San Juan, en la isla de Patmos. No olvidemos por otra parte que la jerarquía eclesiástica se considera intermediaria entre Dios y el hombre y no puede disimular su malestar ante el hecho de que alguien, fuera del seno de la Iglesia, tenga la virtud de ser “escogido” por Dios o por cualquier otra potestad divina para transmitir presuntos comunicados celestiales.
De hecho, y en contra de lo que muchos opinan, no hay ni una sola aparición de la Virgen aprobada oficialmente por la Iglesia. Ni Fátima ni Lourdes. No existe ningún informe oficial elaborado por el Vaticano en el que se asegure que la Virgen se ha aparecido en tal o cual sitio. Sí hay apariciones toleradas al culto, pero ello no significa que hayan obtenido un reconocimiento oficial de tipo eclesiástico.

El Padre José María Pilón, sacerdote jesuita, en un encuentro que mantuve con él, el 28-02-94, me confirmó claramente este punto:
“La Iglesia, en documento del magisterio oficial, nunca ha dicho que la Virgen se haya aparecido (…) Otra cosa –añade- es que luego un obispo haya publicado una pastoral hablando de las apariciones o que el Papa haya ido como cristiano devoto de la Virgen a un sitio que tiene una cierta connotación mariana”.AM3

En definitiva, la Iglesia -salvo algunos de sus sectores más conservadores y tradicionales que apoyan y se sirven de determinadas apariciones- suele mostrarse prudente y recelosa ante estos casos. Es obvio pues que las apariciones de la Virgen no son un dogma de fe; el cristiano es libre de creer o no en ellas.
Cabe destacar también que para los cristianos no católicos, es decir, de confesión protestante (fundamentalistas, evangélicos, presbiterianos…), estas supuestas apariciones de la Virgen no son tales, sino todo lo contrario. Es el Maligno quien se encuentra detrás de estos portentos “sobrenaturales”. Defienden este rotundo argumento basándose en dos citas claves del Nuevo Testamento atribuidas a San Pablo: “…Pues también Satanás se disfraza de ángel de Luz” (II Cor. 11,14); “La venida del impío, en razón de la actividad de Satanás, irá acompañada de toda suerte de prodigios, de señales y de portentos engañosos” (II Tes. 2,9).

INTERMINABLES MENSAJES

Hay mucha gente que se pregunta –y no ingenuamente- por qué si la Virgen María se aparece en nuestro mundo, en vez de dar extensos, repetidos y amenazantes mensajes, no se dedica mejor a impedir las tremendas desgracias que nos rodean, como son las enfermedades, el hambre o las guerras… Eso sí sería un auténtico milagro y no la “danza del Sol”, el aroma a rosas o la estigmatización de algún vidente.

Y quien opina así lleva razón. Son miles las apariciones que han ocurrido a lo largo de estos dos últimos milenios habiéndose recogido de las mismas un sinnúmero de textos revelados. Si los analizamos profundamente no es dificil encontrar errores teológicos, contradicciones con los Evangelios, claras connotaciones políticas y absurdas infantilidades que, lamentablemente, pueden resultar profundas revelaciones místicas para pobres infelices que, de buena fe, siguen estas manifestaciones. La gran mayoría de los creyentes en las apariciones no se molestan en reflexionar sobre tales mensajes sino que aceptan fanáticamente -admitámoslo- lo que la “Virgen” transmite. Y para ser obedecida ¿qué mejor que amenazar con discursos apocalípticos y catastrofistas?…

Y con la Biblia ¿qué hacemos?, se preguntan algunos creyentes… Y es que -según podemos entrever en los mensajes aparicionistas- la Virgen toma el relevo de su Hijo, adquiriendo en estos enclaves más protagonismo que Aquél y jugando el papel de co-redentora (?); repite lo que ya está escrito en las Sagradas Escrituras, o añade elementos confusos a las mismas, y además propaga la idolatría: “Quiero que me hagáis una capilla aquí, que ya lo dije (…) Quiero que me pongáis, hijos míos, una imagen bendecida” (Gibraleón, 29-10-91); “Yo soy la que he escogido este lugar; este lugar me gusta, y vosotros sois los que tendréis que luchar por él” (El Escorial, 4-12-93); “Levantad vuestros objetos… estos objetos los bendigo con una bendición muy especial…” (Aranguren, 20-4-91). Por si no es suficiente, la “aparición” se sirve, reiteradamente, de fenómenos extraordinarios pese a que la fe auténtica no necesita de milagros.moise palmar

En esos mensajes se suele hacer proselitismo de un catolicismo tradicional e integrista (El Palmar de Troya, Alcira, Talavera…); se ataca indiscriminadamente el Concilio Vaticano II, la Misa moderna -“Novus Ordo Misae”- y la comunión de pie; en cambio, se proclama la Misa clásica de rito tridentino -propuesta por Pío V en el Concilio de Trento- y aquellos regímenes políticos ultraconservadores en los que la Iglesia, como institución, adquiere un destacado poder social. Algunos ejemplos ilustrarán mejor estas afirmaciones:

“Ahí le tenéis sentado en la Silla de Pedro, ahí le tenéis, un comunista acérrimo que no tiene fe (…) ¡Masón, más que masón, requetemasón! A la Jerarquía podrás convencerla, la podrás engañar, hasta a aquellos que hoy siguen la tradición les podrás engañar, pero a Dios… ¡NO!” (Mensaje recibido por el vidente Angel Muñoz, en Alcira, 30-5-91).
“Porque ciertamente el Caudillo del Tajo de España está actuando desde hace tiempo, ya está hablando, ya está dirigiendo; sólo le falta ser descubierto públicamente y restablecer la tradición” (Clemente Domínguez, El Palmar de troya, 27-5-77).

“En vuestros seminarios hay muchos profesores que son verdaderos agentes diabólicos (…) ¡Vuelvan de nuevo a las tradiciones! Muchos de sus profesores se dicen hijos elegidos de Mi Hijo, pero en verdad no son sino hijos de Satanás…” (Verónica Leuken, Bayside, N.Y., diciembre de 1978).
“La pobre España que palmo a palmo ha sido conquistada por la cruz se ha convertido en un pueblo de esclavos, que corre al precipicio y lucha por romper sus tradiciones, su historia y su propia manera de ser” (Ezquioga –Navarra-, agosto de 1933).

“¡España despierta!… Aún estás dormida… Te entrego este gran guerrero para que te libere. El gran guerrero con Santiago Apóstol te librará de las garras de Satán… Pronto España será una tierra pura, sin pecado” (José Luis Manzano, Talavera de la Reina, 3-5-87).
“Rezad por España, porque está en un gran peligro. El comunismo está metido en la Iglesia” (Amparo Cuevas, El Escorial, 1-1-82).

Resulta sospechoso que tales dictados broten de los labios de la Madre de Jesús, ¿No?

TRASFONDO LUCRATIVOAM4

Un panfleto repartido por los miembros de la Fundación Benéfica Virgen de los Dolores –coordinadores de las apariciones de El Escorial- rezaba lo siguiente:

“El próximo primer sábado (3 de Noviembre de 1990) ya podremos retirar de la fundación la Lotería Nacional de Navidad y los calendarios para el año 1991. Esperamos que éstos puedan ser bendecidos por la Stma. Virgen como en años anteriores…”

Raro es que nos topemos con alguna aparición mariana que no tenga detrás algún móvil de tipo económico: recaudación de donativos, cuentas corrientes, venta de parafernalia religiosa, fundaciones benéficas, excursiones organizadas, editoriales, etc.

Las videntes Mari Loli y Mari Cruz llegaron a negar sus experiencias visionarias en Garabandal (Santander) que dieron comienzo el 18 de junio de 1961; se ha acusado incluso a Conchita González, principal vidente, de robar hostias consagradas del Sagrario de la Parroquia para ensayar la comunión mística. No obstante, Conchita, desde su actual residencia en Nueva York, dirige una empresa en la que se vende todo lo relacionado con dichas apariciones (libros, vídeos, cassettes, diapositivas…)

En Medjugorje (ex-Yugoslavia), el poder comunista no se opuso al desarrollo de las apariciones de la Virgen protagonizadas por seis jóvenes videntes desde junio del 81. El gobierno descubrió que tales apariciones eran un buen negocio. Hubo una considerable entrada de divisas en un pais con una elevada deuda exterior. Se construyeron desde hoteles hasta carreteras. Sólo en 1988, según el sacerdote jesuita José Luis de Urrutia, Medjugorje fue visitada por dos millones de peregrinos…

Otro caso donde se ha visto con claridad la cara lucrativa de estas historias ha sido el de Antonia Alvárez, la vidente de Denia (Alicante). Llegó a recaudar una inmensa fortuna de los donativos conseguidos para erigir una capilla en honor a la Virgen. Pero es posible que cambiara de idea ya que se construyó un enorme chalé y a su hijo le montó un magnífico gimnasio. Se rumoréo además la existencia de una cuenta corriente con más de 200 millones de pesetas. Fue denunciada en el Juzgado de Instrucción nº 2 de Denia por todos los que, de alguna manera, se sintieron estafados por ella.

¿NEGOCIOS EN PRADO NUEVO?Moisés Garrido en El Escorial

“Tienen un montaje muy bien preparado y hay gente muy poderosa y peligrosa detrás…” señalaron en un programa televisivo los padres de una joven que ha ingresado como “seglar reparadora” en la Fundación Benéfica Virgen de los Dolores, creada en 1989 en torno a las apariciones de Prado Nuevo. Muchísimas personas han denunciado públicamente dicha fundación, calificándola de secta con fines lucrativos. Según estos testimonios, la organización se apropia de los bienes, patrimonio y pensiones de los ancianos que recogen. Por otra parte, han abierto residencias de ancianos en Peñaranda de Duero (Burgos) y Torralba del Moral (Soria). En total han invertido unos 600 millones… Pronto inaugurarán nuevas sucursales en otras provincias españolas.

El alcalde de El Escorial, Mariano Rodríguez, se opone radicalmente a la expansión de estas apariciones, de las que según el Arzobispado de Madrid, “no consta el carácter sobrenatural”. Recientemente ha surgido la polémica y los enfrentamientos entre los fieles de Prado Nuevo y la Alcaldía, sobre todo desde agosto del pasado año cuando el agua de la fuente apareció contaminada. La Fundación Virgen de los Dolores responsabiliza al Ayuntamiento de este suceso.

Hace pocos años, el 27-2-94 visité nuevamente Prado Nuevo y tuve la oportunidad de charlar al respecto con Julián Argüelles, miembro activo de la citada institución: “El tema tiene un trasfondo político… -me señaló convencido-. El Alcalde de El Escorial, socialista, todos mis respetos para los socialistas, ve que si este hecho religioso se sigue desarrollando, y que como consecuencia de este hecho religioso muchas personas nos hemos venido a vivir aquí, él sabe que por supuesto no vamos a votarle, entonces él utiliza todos los medios para echarnos de aquí…”

Nunca podremos despejar la duda sobre la realidad o no de los fenómenos que ocurren en las supuestas apariciones de la Virgen. Pero de lo que no hay la menor sospecha es que mueven muchísimos millones. Como diría Thomas Carlyle, “el único lazo que une a unos hombres con otros es el dinero”… Es posible que ésta sea una de las razones de por qué se acerca tanta gente a los enclaves aparicionistas. Unos van al encuentro del milagro, pero otros -y más en estos tiempos que corren- buscan un negocio rentable y no es dificil conseguirlo si para ello se juega, incluso, con los sentimientos ajenos. Precisamente eso es lo que hacen muchos grupos sectarios, ¿no es cierto?…

En las apariciones de la Virgen encontramos un sinfín de contradicciones y elementos que no encajan en absoluto: ya hemos dicho que es muy sospechoso que la Virgen descienda un sinfín de veces a la Tierra para decir siempre lo mismo y no hacer nada; que elija fecha concreta para aparecerse y a un determinado “elegido”; que sea narcisista; tampoco podemos entender que pida tanta oración y sacrificio, y que diga “secretos” que no pueden ser revelados. No concibo que durante horas y horas el gentío ore de forma “robotizada” (tiempo que sería más provechoso dedicar a tantos necesitados). Asimismo me resulta demencial que la Virgen deje su impronta en un plato de porcelana (Pedrera), organice excursiones a otros lugares marianos (Gibraleón), o que su Hijo Jesucristo imprima su rostro en un jamón (caso ocurrido en un bar valenciano). Y mucho menos acepto que nos alarme con amenazas de castigos que hemos de padecer toda la Humanidad… Por eso niego rotundamente que la Virgen u otras huestes celestiales tengan algo que ver con toda esta “tramoya” pseudoreligiosa que está multiplicándose como una contagiosa plaga.

LA VIRGEN SE CONTRADICEimg990

El 21-7-82, la Virgen transmitió el siguiente mensaje en Medjugorje (localidad situada en la región de Bosnia-Herzegovina, en la antigua Yugoslavia): “El ayuno y la oración pueden impedir incluso la guerra”. Justo una año después rogó: “Ayunad dos veces a la semana”… Pues bien, los videntes han obedecido al pie de la letra y han estado, en repetidas veces, varios días sin comer y tres horas diarias orando, incluso tardes y noches enteras. Sacerdotes y fieles les han imitado. Crean cenáculos y grupos de oración. ¿Por qué entonces la Virgen no ha impedido la cruenta guerra civil que está teniendo lugar en el marco de las apariciones? ¿Por qué, irónicamente, el 6-8-81 se identificó como la “Reina de la Paz”?… La Virgen ha agradecido los sacrificios ofrecidos por sus fieles seguidores, pero todo queda en palabras: “Os agradezco todas vuestras oraciones. Agradezco especialmente a los jóvenes los sacrificios que me han ofrecido” (5-9-85).

¿Para qué dio entonces aquel falso mensaje en julio de 1982? Desde que comenzaron los enfrentamientos armados en Yugoslavia, la Virgen tan sólo en una ocasión ha hablado de la guerra. No ha prometido ningún milagro. Sólo nos ha recordado lo siguiente en el mensaje del 25-10-93: “…Yo os amo y deseo protegeros de todo mal, ¡pero vosotros no lo deseáis! (?) Queridos hijos, no puedo ayudaros si no vivís los Mandamientos de Dios…” Juzguen y extraigan sus propias conclusiones.

PSICOLOGIA Y VISIONARIOSAM1

Adentrémonos ahora en otro terreno esencial. ¿Qué tienen que decirnos la psicología y la psiquiatría sobre estos hechos?… No podemos afrontar con objetividad las supuestas apariciones de la Virgen sin tener en cuenta, previamente, posibles factores psicógenos y patológicos desencadenantes de toda esa representación histriónica que suponen las experiencias visionarias de los “iluminados”.

Bien es verdad que las ilusiones emocionales o catatímicas hacen de las suyas en los enclaves aparicionistas. Una fuerte emotividad en el ambiente es la causa de que miles de personas hipersugestionadas deformen lo que perciben. He sido testigo de ello en mis habituales visitas a dichos lugares. En las extintas apariciones de Gibraleón (Huelva), la gente ha creido haber visualizado una “danza solar” cuando realmente era una ilusión óptica originada por la impresión de la luz en las retinas más el efecto causado por el desplazamiento de las nubes delante del Sol. En el pueblo sevillano de Pedrera, la Virgen es observada por todo el mundo; claro que, como he podido comprobar en esas multitudinarias concentraciones nocturnas, las siluetas de personas alumbradas por las luces de las linternas son confundidas con casi todas las potestades divinas. Y muchos regresan a casa felizmente convencidos de haber sido agraciados por el Cielo con tan sublimes visiones…

Ciertos trastornos de la personalidad, como la psicosis esquizofrénica (de tipo paranoide), contienen cuadros alucinatorios e ideas delirantes que explicarían -en principio- casi toda la fenomenología místico-aparicionista. La dramatización vivenciada por el vidente mariano presenta una sintomatología que no resulta desconocida para un profesional de la patología mental: fotopsias, alucinaciones visuales, auditivas y olfativas, delirios, estados catatónicos, trastornos de la identificación del Yo, etc. No creo que sea casual la analogía entre el trance o éxtasis y los estados histérico, sonambúlico e hipnótico.El Negocio de la Fe

En Neuropsicología se estudia también la etiología de los trastornos sensoperceptivos. Seguramente muchos de estos casos pueden deberse a lesiones en el lóbulo temporal del cerebro. El Dr. Michael Persinger ha estimulado esta región cortical en pacientes epilépticos provocando delirios alucinatorios. Al respecto, el Dr. Carlos Ballús señala: “La irritación del lóbulo temporal puede causar la compleja epilepsia temporal de tipo psicomotor, con pseudoausencias, estado crepuscular semiinconsciente y automatismos primitivos…”

Tampoco falta en la personalidad del vidente su afán de notoriedad. Presenta un marcado exhibicionismo propio del histérico. “La personalidad histérica -como sugiere el psiquiatra Alonso Fernández- trata de situarse siempre en el primer plano social, movida por una dosis incontrolable de necesidad de estimación”. Este argumento puede servir para explicar la hipótesis del “psicodrama”. Dicha teoría, según el conocido investigador Hilary Evans, “propone que el subconsciente exterioriza la situación interna del individuo en un drama fantástico del cual es el protagonista, e incorpora los elementos adecuados que le permitirá resolver su conflicto. El consciente continúa actuando como si la dramatización que se lleva a cabo sobre el escenario fuera real, y acepta al pie de la letra la existencia de la Virgen María o de los extraterrestres”.

Resumiendo, el sujeto “crea” inconscientemente una entidad imaginaria de la que extrae consuelo o beneficio para así poder eliminar una situación conflictiva interna. El consciente no considera como propia esa visión y le atribuye un origen exógeno (un espíritu, una divinidad, un extraterrestre…) Apoya esta idea el hecho de que las apariciones de la Virgen sean visiones estereotipadas, con rasgos y características que se han ido repitiendo a lo largo de la Historia, en diferentes mitos y leyendas, aunque las mismas han sido adornadas e interpretadas de diferente forma por los condicionamientos sociales, culturales y/o religiosos.

Para Carl Gustav Jung, padre de la teoría del Inconsciente Colectivo, “el contenido esencial de todas las mitologías y de todas las religiones es de naturaleza arquetípica”. Las apariciones marianas no quedan excluidas de esta acertada opinión. Además, ocurren en momentos de crisis sociales, precisamente cuando el inconsciente colectivo necesita con más urgencia proyectarse al exterior. “La aparición -asegura el desaparecido Scott Rogo- no es entonces sino el eco o el resultado de las preocupaciones de la gente que la proyecta”.

PSI: ¿ULTIMO VEREDICTO?AM5

A la vista de lo que llevamos expuesto no podemos obviar un detalle fundamental: los considerados “portentos milagrosos” que, parece ser, se manifiestan esporádicamente en las apariciones marianas ocurren de igual forma fuera del contexto sobrenatural. En las sesiones espiritistas o mediúmnicas, en los contactos cercanos con OVNIs y sus tripulantes, en ambientes ocultistas o esotéricos, y en investigaciones parapsicológicas con sensitivos, se habla repetidas veces de “fenómenos anómalos” idénticos a los referidos por videntes y testigos marianos. Por lo tanto, no son fenómenos exclusivos de las apariciones marianas. Quien cree lo contrario demuestra su enorme ignorancia sobre el potencial de la mente humana en circunstancias especiales y desconoce absolutamente todo el fascinante campo de estudio que nos brinda la moderna Parapsicología.
Reflexionemos un poco. ¿Es razonable que la Virgen se presente para realizar “milagros” que ya de por sí existen fuera de un contexto religioso? Si ciertamente, como ya hemos apuntado, esos fenómenos pueden ser producidos por sujetos con facultades psíquicas desarrolladas, ¿porqué la Virgen “plagia” estas habilidades de la mente humana? ¿Carece quizás de imaginación o de poder para hacer un milagro irreproducible e irrepetible?…

Trance, clarividencia, hiperestesia, dermografía, xenoglosia, bilocación, osmogénesis, apariciones, premoniciones, paraterapia, fotogénesis… Fenómenos perfectamente conocidos en el ámbito de lo paranormal. Facultades innatas en el ser humano y que se potencian bajo un “estado alterado de conciencia” (EAC). La mente del vidente penetra en un estado diferente de conciencia en el instante del trance. El inconsciente se manifiesta, y a su vez surgen fenómenos parapsicológicos.img991

Sin embargo, fenómenos tan espectaculares como la estigmatización pueden tener una posible explicación científica. La moderna psicodermatología (rama de la dermatología que analiza la influencia o transferencia de factores psicológicos en la piel) sustituye el término de “estigma” por el de “psicosomatosis cutánea”. El ya aludido Dr. Alonso Fernández, catedrático emérito de Psiquiatría por la Universidad Complutense de Madrid, apunta que “una emoción religiosa de identificación o de participación es el factor psíquico responsable de los estigmas hoy calificados como psicosomatosis cutánea o dermatosis psicosomática”. Observamos de esta forma cómo un fenómeno que desde el siglo XIII ha sido considerado como “signum Dei” no es más que un trastorno psicosomático; eso sí, extraordinario por su significado simbólico y expresivo, pero para nada sobrenatural.

El factor PSI no es activado sólo por el vidente durante su trance, pese a ser el principal “motor” o “catalizador” de toda la actividad paranormal que rodea una aparición mariana. Los cientos de acólitos que le acompañan -que comparten una motivación común- también potencian de forma inconsciente el surgimiento y expansión de ciertas energías mentales. Si, por ejemplo, cuatro o cinco personas concentradas alrededor de un tablero “oui-ja” pueden protagonizar algún que otro episodio paranormal, ¿qué no será capaz de lograr un considerable número de gente sensibilizada a nivel emocional?… “Un conjunto de gente que cree en la Virgen María podría materializar sus apariciones”, sostiene el investigador Michael Grosso. Es importante que tengamos muy en cuenta el modelo del “polipsiquismo” -como reconocía el prestigioso parapsicólogo Hans Bender- si queremos llegar a comprender la naturaleza de esos supuestos “milagros” que componen la pieza más valiosa del gran puzzle aparicionista.AM3

Probablemente, en esos niveles transpersonales de conciencia que alcanza el “instrumento humano” al recibir el éxtasis, exista algún tipo de conexión con otras realidades parafísicas. ¿Significa por tanto que el EAC es una de las múltiples puertas de entrada a otros “universos multidimensionales” de los que tanto especula la moderna física teórica?… Como hipótesis de trabajo es válida, aunque -por el momento- no verificable.

EPILOGO

Sé que mis duros planteamientos han podido herir la sensibilidad o, peor aún, la fe de muchos creyentes aparicionistas que hayan tenido la oportunidad de leer hasta estas últimas líneas. No era mi intención, esa es la verdad. Sólo he pretendido ser consecuente con mis propias ideas y exponer las conclusiones de mis investigaciones en torno a este complejo fenómeno. Los resultados podrían haber sido otros e igualmente hubieran sido publicados. Ni yo mismo, cuando comencé hace bastante tiempo a examinar “in situ” las apariciones de la Virgen, podía intuir que terminaría con esta actual actitud tan crítica y escéptica, negando una posible intervención sobrenatural en todas estas historias. De cualquier modo, es bien seguro que muchos otros lectores abrirán los ojos y meditarán al respecto, o al menos tomarán una postura más racional la próxima vez que pisen algún santuario mariano.

Finalizo no sin antes advertir que las deducciones aquí vertidas son personales, fruto de mis propias pesquisas y comprobaciones. Usted, querido lector, investigue por sí mismo y saque sus conclusiones. No importa si al final coinciden o no con las de otros estudiosos. Al menos es preferible, antes que poseer opiniones subjetivas y posturas apriorísticas que tanto abundan, por desgracia, en este mundillo irracional del folklore milagrero…

MOISES GARRIDO VAZQUEZ

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. Javier dice:

    No soy creyente, soy psicólogo y después de observar múltiples apariciones, sostengo que el paradigma actual no explica estos acontecimientos. Las frases como psicosomatosis cutánea y derivadas son cuentos chinos. El hecho es que la ciencia actual no encuentra donde introducir estos fenómenos. Los adolescentes que la experimentan a veces pueden fingir, pero en general no mienten. Es una nueva frontera para la ciencia y está a la espera del descubrimientoo de nuevos continentes. Saludos.

Dejar un comentario

XHTML: Tu puedes usar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>